La mayoría de los ministros usa mascarillas del CSIC equivalentes a las FFP2

El Gobierno de Sánchez utiliza mascarillas EPI mientras recomienda al público las higiénicas

Uno de los grandes problemas que está teniendo el Gobierno de España para hacer frente a esta crisis sanitaria es su falta de credibilidad.

Mascarillas: lo que decía Sanidad dos meses y 27.000 muertos antes de hacerlas obligatorias
Pedro Sánchez engañó a los españoles: no había ningún «comité de expertos»

El Ministerio de Consumo recomienda mascarillas higiénicas para las «personas sanas»

Cuando un gobernante miente repetidas veces, como hizo este Gobierno apelando a un comité de expertos que luego dijo que no existía, lo que está provocando es que la gente no confíe en sus mensajes. Y eso en la situación actual es muy peligroso, pero al gabinete de Sánchez parece darle igual, como hemos visto nuevamente hoy. Esta mañana el Ministerio de Consumo ha publicado el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter:

En ese mensaje se indica lo siguiente para las personas sanas: “Preferentemente usarán mascarillas higiénicas”. Las mascarillas quirúrgicas se indican como preferentes para las personas enfermas. Y finalmente, para las mascarillas EPI, entre las que se incluyen las FFP2, se indica esto: “Quienes cuiden o estén en contacto con personas sintomáticas o positivos por COVID-19 usarán con preferencia mascarillas EPI”. Este mensaje llega en un momento en el que existe un gran debate sobre las mascarillas, después de que Alemania, Austria y Francia hayan establecido como obligatorias ciertas mascarillas (entre ellas las FFP2) en determinados sitios.

El Miniserio de Sanidad señaló que las FFP2 protegen de los aerosoles

Además, ayer desde la OMS se reconoció por fin la importancia de los aerosoles en la transmisión de la enfermedad. Muchos científicos venían reclamando desde hace meses a la OMS que alertase sobre esas pequeñas partículas que exhalamos al respirar o hablar. El 18 de noviembre de 2020 el Ministerio de Sanidad publicó un documento técnico (ver PDF) que afirmaba: “Las mascarillas autofiltrantes (FFP2, FFP3 en Europa; aproximadamente equivalentes a N95, N99 en EEUU, respectivamente) están diseñadas para proteger a la persona que la lleva de la inhalación de aerosoles presentes en el ambiente, independientemente de su naturaleza y su tamaño.”

Ese documento de Sanidad cita dos estudios sobre la eficacia de las mascarillas frente a los aerosoles. En uno de ellos se da “una reducción mayor asociada al uso de FFP2 (N95) comparada con mascarilla quirúrgica o higiénica”. En el segundo estudio citado por el Ministerio se obtuvo, según éste, la siguiente conclusión: “La reducción de la transmisión con una distancia interpersonal de 50 cm no alcanzó el 100% con ningún tipo de mascarilla y oscilaría entre el 70% con el uso de mascarilla higiénica, 80% con quirúrgica y 90-95% con la FPP2 incluso con especificaciones de mejor ajuste”.

El CSIC lanzó una mascarilla EPI de nanofibra equivalente a la FFP2

Precisamente, en noviembre el CSIC lanzó una mascarilla EPI de nanofibra equivalente a la FFP2 pero más ligera. Esta mascarilla EPI la vende Proveil.

Sánchez y otros miembros del Gobierno están usando esas mascarillas del CSIC

El 19 de enero, El Independiente señalaba que estas mascarillas son las que usan la familia real y varios miembros del Gobierno, entre ellos Pedro Sánchez, Carmen Calvo, la ministra de Sanidad Carolina Darias y el ministro de Ciencia Pedro Duque. Llevan el Escudo de España y son un encargo hecho a Bionicia, que es la que fabrica las mascarillas de Proveil. Las fotos que veis en esta entrada fueron publicadas anteayer por La Moncloa, y en ellas se ve a Sánchez y a los demás miembros del Gobierno, con la excepción de Pablo Iglesias, llevando esas mascarillas EPI del CSIC. En una de las fotos también se ve a los diputados del PSOE Rafael Simancas y Adriana Lastra con el mismo tipo de mascarilla.

El propio ministro de Consumo ha sido fotografiado con esa mascarilla del CSIC

Es más: el responsable del Ministerio de Consumo que publicó hoy esa recomendación sobre mascarillas higiénicas para las personas sanas, el comunista Alberto Garzón, también aparece con la mascarilla EPI del CSIC en esta foto publicada anteayer por Abc:

Lo que el documento enlazado por Consumo dice sobre las mascarillas EPI

En el documento enlazado hoy por el Ministerio de Consumo (ver PDF), que está alojado en la web de La Moncloa, se indica lo siguiente sobre las mascarillas EPI: “Si no eres profesional, no estás en contacto con el virus o no tienes actividades de riesgo relacionadas con el COVID-19, no necesitas este tipo de mascarillas para protegerte de contagio, a no ser por indicación médica”.

Así pues, ¿nos pueden explicar Alberto Garzón y otros miembros del Gobierno por qué utilizan mascarillas EPI mientras recomiendan al público las higiénicas? ¿Acaso son profesionales sanitarios que están en contacto con el virus o desarrollan alguna actividad de riesgo? ¿Las llevan por indicación médica? Los gobernantes deben predicar con el ejemplo, y lo que no es de recibo es que a la población se le recomiende un tipo de mascarillas y el Gobierno use otro tipo que protege mejor y que recomienda para profesionales. ¿Acaso se creen que su salud importa más que la nuestra?

¿Quién paga las mascarillas EPI que usa el Gobierno?

Por lo demás, me quedo con la pregunta que Juan Luis Steegmann, médico y diputado de Vox, le hizo hace unos días a la ministra de Sanidad a propósito de estas mascarillas del CSIC que usa el Gobierno: ¿quién las paga?

Este martes, Steegmann comentó: “Esta mascarilla que llevo yo, la he pagado yo. La ministra llevaba la misma marca y modelo. Le pregunté si la había comprado ella, o los contribuyentes a los que el Gobierno se las niega. No me contestó. Se lo preguntaré todas las veces que nos encontremos”.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    Dicen que en Bielorrusia el presidente no toma los protocolos de epidemia, porque es una farsa, o una exageración.

    Según algunas acusaciones “conspiranóicas” el Covid19 no ha sido aislado ni secuenciado, lo que tenemos es la gripe de todos los años combinado con algún otro factor, como una alergia oculta a las radiaciones de las antenas 5G. Quizás ya se haya conseguido la inmunidad colectiva, o lo suficiente para poner fin el confinamiento, pero este se mantiene intencionadamente precísamente para provocar el hundimiento económico, para que luego otros puedan comprar a precio de saldo.

    También se habla de que las “vacunas” no son tales, en el sentido clásico de patógenos desactivados para que el cuerpo desarrolle inmunidad, sino otra cosa, y no es eficaz ni segura, y ya se han dado bastantes casos de efectos adversos e incluso de muertes. Se habla de asilos de ancianos que no tuvieron demasiados problemas en las primeras oleadas, pero tras las primeras vacunas ya llegaron las complicaciones.

    Algunos afirman que las multas por no llevar mascarilla no son válidas, porque no son rango de ley, y el estado de excepción no puede mantenerse permanentemente, ni renovarse más de una vez. En el resto de Europa ya hay protestas contra los confinamientos.

    También resulta muy sospechoso que tras la victoria de Joe Biden (el mayor pucherazo de la Historia según algunos) ya se habla de que ciertos tratamientos médicos sí son aceptables, o que ya no es tan grave como antes, como si lo peor ya hubiera pasado.

    Bill Gates es acusado, según algunos, de usar las vacunas, falsas vacunas, como parte de un macabro plan para reducir la población mundial, especialmente los ancianos pensionistas que ya no son productivos.

    Y según la convección de Numemberg los tratamientos médicos forzados están prohibidos. Si tratan de vacunarte contra tu voluntad, hay que exigir que alguien por escrito se haga responsable en caso de posibles efectos adversos.

  2. Alejandro

    Perplejo, desconocía esta noticia.
    Este gobierno totalitario y tirano, con el dinero de nuestros impuestos se protegen egoistamente. A los ciudadanos normales, que se “jodan”. Nosotros a pagar el IVA al 21% por una ffp2.
    Ahora entiendo perfectamente por qué en EEUU, no renunciarán nunca a su derecho constitucional de tener y llevar armas. Es la única defensa que tiene un ciudadano para defenderse de un gobierno tirano.
    Sic semper tyrannis!

  3. wladimir

    Es cierto….

    asi como pasa en Galicia cuando el gobierno local pide sacrificios al pueblo…y ellos no predican con el ejemplo…

    aca con el gobierno central pasa lo mismo…Los gobernantes deben predicar con el ejemplo….

    es verdad y lo que no es de recibo es que a la población se le recomiende un tipo de mascarillas y….

    resulta que el Gobierno se siente privilegiado y use otro tipo que protege mejor y que recomienda para profesionales…pues claro ellos se sienten y ven como profesionales de la politica y creen que deben protegerse tambien…

    ¿Acaso se creen que su salud importa más que la nuestra?…por supuesto…la salud de su Sanchidad,los marqueses de Galapagar y el resto de estas impresentables exelencias …sienten que su salud y la de su noble gentuza es mucho mas importante y sagrada…. que la de los demas mortales y corrientes ciudadanos de a pie que pagan sus impuestos y sobreviven el dia a dia…

    porque ellos son politicos profesionales que representan al pueblo y por eso ellos valen mucho mas…

  4. Luis Carlos

    He intentado investigar, y en algunos casos de emergencia inmediata si son aceptables los tratamientos médicos forzados. Sin embargo hay que matizar, las actuales vacunas contra el Covid a efectos legales son tratamientos legales, hasta que alguien esté dispuesto a hacerse responsable y rendir cuentas ante los tribunales de justicia si estas no son seguras, y los experimentos humanos forzosos son considerados como un crimen contra la humanidad. Si un tratamiento médico es arriesgado, e incluso aún más que la propia enfermedad, entonces podemos estar ante un caso de negligencia médica, y ante tendrá que dar explicaciones ante los jueces.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.