Nos quiere colar el Derecho penal de autor propio del nazismo y del comunismo

La ‘normalidad democrática’ de Podemos: dar impunidad a un delincuente por ser comunista

Uno de los principios básicos de toda democracia es la igualdad ante la ley. En una democracia nadie puede ser privilegiado por su ideología.

Un Gobierno al servicio de matones: del caso Hasel al silencio ante los ataques contra Vox
Doce motivos por los que España no tiene una democracia normal, entre ellos los de la foto

Por supuesto, ese principio no existe en los estados totalitarios. En ellos uno es más o menos culpable en función de su grado de afinidad al poder, e incluso compartir la ideología o militar en el partido único te puede otorgar impunidad total. El problema de meter a comunistas en un gobierno democrático es que aspiran a moldear nuestras leyes para que el país se parezca cada vez menos a una democracia y cada vez más a lo que ellos quieren: una dictadura.

Pablo Hasel: un delincuente reincidente y que no muestra arrepentimiento

Ayer fue detenido el delincuente Pablo Hasel para su inmediato ingreso en prisión, tras ser condenado por dos delitos de apología del terrorismo, uno de injurias, un delito de atentado contra la autoridad, un delito de allanamiento y dos delitos de agresiones, una de ellas a un periodista y otra al testigo de un juicio. Así pues, no estamos hablando de un mero delincuente ocasional: se trata de un delincuente reincidente y que además no muestra ni el más mínimo signo de arrepentimiento, convencido como está de que su ideología fanática comunista le da derecho a ensalzar a bandas criminales y a animarles a volver a atentar, a injuriar, a asaltar locales ajenos y a agredir a otras personas.

¿Si Pablo Hasel fuese neonazi veríamos a tantos pidiendo impunidad para él?

Una vez más nos encontramos con la patente de corso de la izquierda. No habría ningún debate político y mediático sobre el encarcelamiento de Pablo Hasel si fuese un fascista o un neonazi, si sus canciones hubiesen animado a asesinar a demócratas, negros, judíos u homosexuales, y si hubiese amenazado de muerte y agredido a personas de izquierdas. Si Hasel fuese un neonazi, ninguna persona en su sano juicio habría afirmado que a alguien así le detienen por “rapear”, como hacen algunos políticos, medios y organizaciones -por ejemplo, los impresentables de Amnistía Internacional-, y tampoco veríamos a medios ni a políticos diciendo que su apología del terrorismo es “libertad de expresión” o pidiendo cambiar las leyes para ampararla.

¿Si eres comunista estás por encima de las leyes?

Pero en este caso el delincuente habitual, el matón que cree que su ideología le da derecho a pasarse las leyes por el forro, es comunista. Y entonces la cosa cambia. Los que nunca defenderían a un fascista que hubiese cometido esos delitos, sí lo hacen ahora porque el delincuente es comunista. Los mismos que pedirían toda la dureza de la ley contra Pablo Hasel si hubiese hecho apología de cualquier criminal fascista o neonazi, salen a defender a un energúmeno que ha declarado abiertamente su simpatía por los terroristas de ETA y de los GRAPO. Poco importan los asesinatos que hayan cometido, incluso de niños: son bandas criminales, sí, pero de ultraizquierda, y eso cambia la cosa para muchos.

Podemos considera anormal que una democracia encarcele a un delincuente

Nadie con dos dedos de frente habría afirmado que España es un país menos democrático por enviar a prisión a un delincuente reincidente con delitos como los señalados si fuese un neonazi, pero como el delincuente es un comunista, entonces vemos a otros comunistas poner en tela de juicio nuestra democracia por aplicarle la ley. Aquí un ejemplo:

Por si no bastase con salir a defender a un delincuente, Podemos ya anunció ayer que ha registrado una petición de indulto a Hasel, un tipo que -repito- no ha mostrado ni el más mínimo arrepentimiento por ninguno de los delitos que ha cometido:

Pablo Iglesias pide prisión para un hombre por menos delitos que Hasel

No está de más recordar que hace dos meses Pablo Iglesias pidió prisión para un hombre que se manifiesta ante su casa, por menos delitos y de menor gravedad que aquellos por los que fue condenado Hasel. Seguro que ya habéis adivinado la clave de la diferencia de trato en uno y otro caso: el hombre al que Iglesias quiere encarcelar no es comunista, y eso lo cambia todo a los ojos de Podemos. No es comunista, luego se le aplica la ley. Si lo fuese, otro gallo cantaría.

El Derecho penal de autor propio del nazismo y del comunismo

Al final, lo que Podemos está planteando en la práctica es la aplicación del Derecho penal de autor, una aberrante visión jurídica que aplicaron el Tercer Reich y la dictadura soviética, según la cual uno no es culpable por sus actos, sino por su condición. Para los nazis un judío era culpable hubiese hecho o no algo malo. Para los comunistas soviéticos, un burgués era culpable fuesen cuales fuesen sus actos. Podemos pretende que en un país democrático la ideología de un acusado importe más que sus actos, convirtiéndose en un elemento exculpatorio cuando se trata de una ideología de izquierdas.

Con ello, Podemos deja claro que su idea de “normalidad democrática” está más cerca del nazismo o del comunismo que de una democracia liberal. Eso por si a alguien le quedaba alguna duda, después de que ese partido venga jaleando el matonismo de extrema izquierda en España desde hace años. Que haya gentuza así en un gobierno democrático es tan escandaloso como lo sería que hubiese ministros neonazis. España es el único país de Occidente con ministros comunistas, y ya estamos viendo las consecuencias. La verdadera anormalidad democrática es que Podemos esté en el Gobierno, y los culpables de ello son Pedro Sánchez y el PSOE, que son quienes les dieron acceso al ejecutivo: una decisión con la que nos han convertido en una vergüenza para el mundo libre.

Foto: Efe/Rafa Alcaide. Pablo Iglesias en un mitin de Podemos en Dos Hermanas (Sevilla) el 20 de marzo de 2015.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alejandro

    Gracias . En este artículo desmontas totalmente a este partido comunista totalitario y amigo de las dictaduras.
    Ayer, vi en YouTube, un vídeo que demuestra la forma de pensar de Hasel y Valtonyc, expresado por ellos mismos. Cualquiera que vea dicha entrevista, realizada a los dos, comprenderá quiénes son estos delincuentes.
    Y a todo ello, los profesionales del destrozo callejero, vuelven al ataque.
    Me pregunto, ¿por qué las FFyCC de seguridad del estado, ya no emplean gases lacrimógenos para disolver a estos violentos?
    ¿O armas de paintball, con letalidad muy reducida, pero que marcan a los violentos, para posteriormente detenerlos?

  2. In aqua veritas

    …Lo que no les impide rasgarse las vestiduras porque un grupo de militares jubilados, en un chat privado -delatado por un traidor-, hacen una broma tonta sobre los millones de personas que debieran ser fusiladas.

    Claro que los viejillos no dijeron aquello rapeando. Va a ser por eso…

  3. Sharovarov

    ¿Y qué decir de todas las mi_rd_s del “mundo de la cultura” que le han apoyado?

  4. Drociano

    Nada extraño por parte de Podemos. Es la razón por la que PI dice que nuestra democracia tiene muchos fallos y está muy deteriorada. Cierto,es, en buena medida, lo que él ha aportado a una endeble democracia sanchista (que no PSOE). A esta democracia le falta castigar a todo el que no es acérrimo comunista y total impunidad para todo comunista auténtico, esa sería la verdadera y real democracia para PI. “Igualdad” ante todo.

  5. Luna

    Aquí quieren que se repita el episodio de Don Quijote y los presos galeotes. Recordemos: Se encuentra el caballero con una ristra de reos encadenados y pregunta a uno de ellos que por qué lo llevan así. El preso responde que “por cantar en el ansia.” Esto indigna al Quijote y arremete contra los guardas para liberarle. Pero no es sólo por cantar, eso es lo que ha sido capaz de comprender. “Cantar en el ansia” quería decir en la germanía de la época confesar culpas en un interrogatorio.

    Aquí estamos en las mismas: No le llevan preso por cantar sino por insultar y amenazar, por incumplir leyes que prohíben alentar al terrorismo o alabar atentados y agresiones. Como roto para un descosido, sacan la noticia del homenaje a los combatientes de la División Azul, en el aniversario de una batalla. Y allí no hay libertad de expresión para que un discurso se reproduzca íntegro, sólo hay las que se tomen los periodistas para sacarlo de contexto y convertirlo en antisemita. Y no digo que ser antisemita fuera peor que filoterrorista, pero sí que las dos cosas pueden estar al mismo nivel.

    Pero bueno, dejando de lado si lo que pueda decir ese mentecapto de Hassel es lo que siente verdaderamente o lo que conviene al Gobierno en este momento (una vez más, qué coincidencia) no puedo pasar por alto que en España se está dando una coacción tras otra a Su Majestad el Rey, y este es un delito mucho más grave que comete el propio Gobierno y nadie está teniendo en cuenta. Que no pase por alto.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.