«Quieren convertir en delincuentes a quienes rezan pacíficamente en la calle»

El excelente discurso de la diputada de Vox María Ruiz contra la Ley Mordaza del PSOE

Ayer el Congreso de los Diputados votó la toma en consideración de la nueva Ley Mordaza que prepara el PSOE para encarcelar a los provida.

La Ley Mordaza del PSOE contra los provida: una burrada totalitaria con una ‘puerta trasera’
El PSOE quiere saltarse la Constitución para limitar la libertad de expresión de los provida

El curioso ‘liberalismo’ de Ciudadanos: apoya la Ley Mordaza del PSOE

En la votación de esa propuesta totalitaria, con la que la izquierda amenaza derechos fundamentales como las libertades de expresión y de manifestación, la libertad ideológica y la igualdad ante la ley, los diputados de Ciudadanos votaron a favor junto al PSOE, la extrema izquierda y los proetarras. Sí, es el mismo partido, Cs, que se dice “liberal” pero que apoya que la mera discrepancia de las tesis abortistas de la izquierda sea tipificada como un delito de “coacción” si se expresa ante un abortorio. Una vez más, Cs deja claro que lo suyo no es liberalismo: es un socialismo que engaña cada vez a menos gente.

El valiente discurso de la diputada de Vox María Ruiz contra esa Ley Mordaza

En la oposición a esa pretensión totalitaria, el PP, Vox, UPN y Foro Asturias votaron en contra. De las intervenciones de estos grupos políticos merece destacarse una en concreto por su claridad. La diputada de Vox María Ruiz hizo un excelente discurso en el que espetó a la izquierda la razón esa esa Ley Mordaza: “No soportan escuchar la verdad”. Ruiz denunció que los grupos que apoyan esa iniciativa “quieren penalizar a quienes digan la verdad”, que “quieren convertir en delincuentes a quienes rezan pacíficamente en la calle, convencidos de que su oración puede salvar vidas” y “a quienes lo único que pretenden es lograr que una mujer sepa que tiene la opción de elegir otra cosa”.

La representante de Vox denunció que con esta iniciativa “están vulnerando derechos fundamentales de los ciudadanos”, y acusó al PSOE de ponerse a los pies de la patronal del aborto y de sus falsas acusaciones: “asumen ustedes como ciertas las acusaciones de la patronal del negocio abortista sin una sola denuncia que haya prosperado”. Podéis escuchar su interveción completa aquí:

Siempre digo que la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural es la razón más importante para votar a Vox, porque con ella se protege el más básico de los derechos humanos, que es el derecho a la vida. Por ello, agradezco de corazón a Vox esa valentía y esa claridad en la defensa de la cultura de la vida. Como votante de Vox me siento orgulloso de haber apoyado con mi voto que se escuchen en el Congreso discursos tan cargados de sensatez, de racionalidad y -sobre todo- de verdades como el que pronunció ayer María Ruiz.

El riesgo de ser tolerantes con los totalitarios

Termino con una reflexión: desde la aprobación de la Constitución en 1978 hasta la legalización del aborto en 2010 -recordemos que en 1985 se despenalizó en ciertos supuestos, pero seguía siendo un delito-, ni una sola persona fue detenida en España por defender el asesinato de niños por nacer, que es de lo que hablamos al debatir sobre el aborto provocado. Se trata de un crimen abominable y cobarde, pero la apología de ese delito salía gratis.

Ahora, la misma izquierda que defendía impunemente esa salvajada pretende, además, encarcelar a quienes defendemos la vida. Vengo advirtiendo desde hace años que violar el derecho a la vida pone en riesgo los demás derechos humanos: si la vida carece de protección, todos los derechos subordinados a su existencia quedan automáticamente amenazados. Creo que esto debería servirnos de escarmiento a los demócratas: no podemos seguir siendo unos cándidos ante quienes amenazan los derechos humanos. Si es intolerable la apología del racismo o de la esclavitud, aún lo es más la apología del asesinato, sobre todo cuando se dirige contra los más inocentes e indefensos. Que esos apologistas del asesinato prenatal nos amenacen ahora con la cárcel es la prueba más clara del gran error que cometimos al ser tolerantes con ellos.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jandro

    Sublimes trece minutos de verdad incómoda.

    Da en el centro de la diana con esta frase:

    “Quieren convertir en delincuentes a quienes el único daño que pueden hacer con su trabajo a las puertas de estas clínicas es hacer sentir mal al que en el fondo cree que está obrando mal y ningún daño al que está convencido de que lo que hace es lo correcto”.

    ¡Bravo por María Ruiz!

  2. Sharovarov

    ¡Y dale con decir que el aborto no es progresista!
    Señora de Vox, el aborto SÍ es PROGRESISTA; es PROGRESISTA porque lo defienden los partidos PROGRESISTAS. ¿Ve qué lógico es?

  3. James G. Skinnner

    Nosotros perdimos a un posible tercer hijo por un aborto natural de mi mujer. Tardos meses y meses en recuperar su saludad mental. Entro en depresión. Este último tema no se discute en ningún lado.

  4. wladimir

    no es de extrañar…

    es interesante ver como la izquierda y sus secuaces progres les gusta pedir tolerancia y comprension…pero resulta que ellos son absolutamente intolerantes ante quienes no compartan con sus ideales…

    Buen discurso de la diputada de VOX…alguien tenia que encarar a estos sujetos que tanto defienden la cultura de muerte y rechazan la defensa de la vida….

  5. Luis J.

    Cuando la estrategia contra VOX es harto evidente y existe acuerdo, o como dicen los cursis, consenso, entre partidos y medios para llevarla a cabo, esto es, la pretensión de domesticarles y hacerles parte de ellos mismos, descubierto que enfrentarles no les supone rédito, digo que cuando la estrategia es cristalina, da gusto oir voces disidentes como la de María Ruiz que no se pliegan ante el rodillo progre tan consensuado y tan bonito, tan tolerante y tan democrático, pleno de valores y principios de igualdad y de género para todos, todas y todes. Se me pone la piel de gallina de la emoción cuando veo lo bien que se llevan entre todos los del consenso, me entran ganas de llorar…

  6. Sharovarov

    No sé, me imagino que no habrá gustado mucho mi comentario anterior, pero es que eso que he comentado de la señora de Vox me recuerda a la “derechita” cobarde y acomplejada, algo que afortunadamente no es Vox. Al menos de momento, y ojalá que no lo llegue a ser nunca: para eso, por supuesto, ya tenemos al PP.

    Una cosa es el progresismo, otra el progreso y otra el bien. El aborto:
    – Es progresista, sin duda.
    – Para mucha gente también es progreso (Para mí por supuesto que no)
    – Nunca, nunca podrá ser el bien

  7. Sharovarov, por mi parte suscribo tu comentario. Ese detalle es lo único que no me ha gustado del discurso de María. No entiendo esa insistencia de cierta derecha por abundar en la idea de que “progresista” es sinónimo de bueno, cuando generalmente es al contrario. Deberíamos empezar a cambiar el chip.

  8. Sharovarov

    La diputada de Vox debería leer una entrada que se titulaba “El aborto es progresista; pero no es progreso”, o algo muy parecido.

  9. Jandro

    Con las palabras llegamos a otro debate sin salida, en lo que lo que importa es entenderse. Progresar es algo bueno, y al que es partidario de progresar se le llamaría progresista; el fascismo es algo malo, y a quien se enfrenta al mal del fascismo se le denominaría antifascista.

    Que otros se hayan apropiado de esas palabras como salvoconducto para hacer lo que quieran, a menudo atrocidades, no es culpa de Vox.

    Cuando María Ruiz dice que el aborto no es progresista, está diciendo dos cosas: que el aborto no nos lleva al progreso, sino todo lo contrario, y que los autodenominados progresistas están pervirtiendo esa palabra.

    A mí me parece muy claro.

  10. Luis J.

    Opino como Jandro. Según el drae progresista es alguien de ideas y actitudes avanzadas, y avanzar según ese mismo diccionario es progresar o mejorar en la acción, condición o estado. Es decir, progresista es aquel que busca mejorar. Ahora bien, las connotaciones que el término progresista tiene aquí (en otros lugares no lo sé) hacen del término un concepto confuso y ambiguo, y es complicado usarlo. Se trata evidentemente de un secuestro del lenguaje por parte de los progres (este término es más claro), y debemos decidir nosotros si alimentar ese secuestro dejando para el término progresista exclusivamente su sentido peyorativo actual obviando cualquier sentido positivo o bien entablamos la batalla para la recuperación del verdadero significado de las palabras. Sea como fuere, puede que la diputada de VOX debiera haber hecho uso del término progreso en lugar del de progresista, en aras de una mayor claridad en su mensaje, que al menos yo, también lo he entendido como Jandro. ¿Cómo lo ven?

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.