La indignante actitud del periodismo español hacia el totalitarismo comunista

¿Preguntarían a una nazi por su bolso y sus zapatos antes que por su infame ideología?

Hay cosas del periodismo español que cuesta mucho comprender, empezando por su facilidad para blanquear a ciertos totalitarios de ultraizquierda.

Los más de 100 millones de muertos que causó el comunismo, divididos por países
Las dictaduras comunistas establecidas en el mundo desde 1917 hasta el presente

Dos movimientos totalitarios inseparables de los crímenes que cometieron

Como es público y notorio, el nazismo y el comunismo son dos movimientos totalitarios que perpetraron los peores genocidios del siglo XX. Sus víctimas se cuentan por millones. Y si algo tienen en común ambos movimientos totalitarios es que no muestran el más mínimo arrepentimiento al respecto. Ningún nazi y ningún comunista han condenado nunca los genocidios cometidos por sus respectivas dictaduras. Antes bien, todo son evasivas, negacionismo e incluso justificaciones, mientras continúan como si nada con sus campañas de odio y de señalamiento contra los colectivos masacrados. Son dos ideologías perversas e inseparables de los crímenes perpetrados por sus dictaduras.

La condena europea de los crímenes del nazismo y del comunismo

El 19 de septiembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una condena de los crímenes del nazismo y del comunismo, en una resolución que recuerda que los regímenes nazi y comunista cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones y fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad. Además, la resolución pedía a todos los países miembro de la UE “una evaluación clara y basada en principios de los crímenes y los actos de agresión perpetrados por los regímenes comunistas totalitarios y el régimen nazi”.

La comunista Yolanda Díaz votó en contra de esa condena

El 25 de marzo de 2021, el Congreso de los Diputados votó una iniciativa del PP para suscribir esa resolución europea. Toda la izquierda en bloque votó en contra de esa condena de los crímenes del nazismo y del comunismo, unos crímenes que -repito- incluían delitos de genocidio. Aquí se puede ver lo que votó cada diputado. Entre los que votaron en contra estaba la comunista Yolanda Díaz Pérez, diputada de Unidas Podemos, militante del Partido Comunista de España (PCE) y actualmente vicepresidenta del gobierno.

Sus zapatos y su bolso tenían prioridad sobre su infame ideología

Ayer el diario El Mundo publicó una entrevista con Yolanda Díaz. Como si fuese un asunto menor y sin tanta importancia, en el larguísimo texto sólo le sacaron el tema del comunismo hacia el final y tras preguntarle por su pasión por sus zapatos -“tengo muchísimos”, presumió ella- y si tiene un bolso Louis Vuitton como el de Carmen Calvo. Es decir, que un puñetero bolso y una colección de zapatos tenían prioridad sobre el tema de la militancia de Díaz en un movimiento totalitario que ha sembrado el mundo de dictaduras y de cadáveres.

Presume de defensora de los derechos humanos tras ensalzar a Fidel Castro

Cuando por fin le preguntaron qué significa para ella ser comunista, Yolanda Díaz contestó que “hay una idea que me han enseñado en casa y que comparto a día de hoy, que es el respeto absoluto a los Derechos Humanos y a la igualdad”. Hay que tener jeta para decir esto, cinco años después de publicar este elogioso mensaje hacia un dictador criminal como Fidel Castro:

Las entrevistadoras se dejaron colar la mentira de Díaz y cambiaron de tema

El caso es que una de las entrevistadoras le preguntó: “¿cómo se conjuga el respeto a los Derechos Humanos teniendo en cuenta que hasta el Parlamento Europeo aprobó una resolución condenando los crímenes cometidos por el comunismo, al que equipara con el nazismo?” Y Díaz contestó: “Pero es que yo no soy estalinista. Creo además que el Partido Comunista de España (PCE) se ha alejado de muchas cosas. ¿Ese prólogo fue una heterodoxia? Seguramente. Pero insisto en que, como demócrata, no hay nada mejor que los Derechos Humanos y la igualdad“.

No le preguntaron nada más sobre el tema. Nadie le planteó con qué cara puede presumir de ser demócrata y defensora de los derechos humanos tras ensalzar a un dictador y negarse a condenar los crímenes del nazismo y del comunismo. Las entrevistadoras, simplemente, cambiaron de tema. Después de preguntarle por cosas tan importantes como bolsos y zapatos, ¿qué necesidad había de molestar a la vicepresidenta con cosillas sin importancia como su negativa a condenar crímenes de genocidio? Y esto, amigos míos, es el periodismo español (y algo parecido ocurre en otros países). Por eso el comunismo tiene tan buena prensa a pesar de sus muchísimos crímenes: bolsos y zapatos tienen prioridad a la hora de entrevistar a una ministra comunista.

¿Habrían mostrado esa misma actitud si la entrevistada fuese una nazi?

La pregunta que se me ocurre es la que pongo en el título de esta entrada: ¿preguntarían a una nazi por su bolso y sus zapatos antes que por su odiosa ideología? ¿Se tragarían sin más que una nazi presumiese de demócrata y de defensora de los derechos humanos, y cambiarían de tema? Que nadie me venga con la monserga de que nazismo y comunismo no son equiparables, porque ambos invadieron conjuntamente Polonia, y ambos cometieron delitos de genocidio contra los polacos y contra otros pueblos. Es lógico que el Parlamento Europeo condenase los crímenes de ambos totalitarismos en la misma resolución, porque ambos se merecen la rotunda repulsa de todos los demócratas por sus millones de crímenes. Basta ya de blanquear a totalitarios, tanto a los que llevan una esvástica como a los que llevan una hoz y un martillo.

Foto principal: Europa Press.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. CanCerbero

    A un nazi ni se molestarían en preguntarle la ideología porque sería crujido por la sociedad antes de que pueda hacer algo el periodista.
    Uno se imagina que pasan estas cosas porque la historia la escriben los vencedores. Los Aliados se alegraron de vencer a Hitler, pero luego no dirigieron su mirada a sus amigos sovieticos y le dieron tiempo para que estos se blanquearan y se presenten como heroes. Y ahora pasa lo que pasa, que los fans de los tiranos rojos vienen dandonos lecciones de moralidad.

  2. wladimir

    esto

    es desconcertante…”Díaz contestó,…Pero es que yo no soy estalinista”…me gustaria saber si a Stalin o a Hitler si eran totalitarios…ellos,naturalmente diran que no.. que son democraticos y aman la libertad…

    la Historia (la verdadera HISTORIA) es escrita por los vencedores..pero ahora los vencidos la estan rehaciendo a su gusto..algo asi como menciona García de Cortázar: “La izquierda está empeñada en reescribir el pasado y manipular el presente”

    ahora los cachorros y descendientes social-progres y neo-fachas presentan una “narrativa” heroica y romantica e idealizada de sus heroes…y lo peor es que mucha juventud y gente ignorante y desconocedora de la historia les esta creyendo…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.