Sobre una entrevista a Sánchez Dragó

Esta tarde he encontrado una entrevista a este estrafalario escritor en la web de la Unión Democrática Estudiantil. Me he quedado perplejo cuando he leído que don Fernando, entre otras cosas, proclama que “el cristianismo como religión ha terminado”. Mi perplejidad no responde a la afirmación en sí: es la enésima vez que leo esto en boca de alguien que muy posiblemente no sobrevivirá al Cristianismo. Ni siquiera me deja perplejo que don Fernando diga, en su blog, que “el judeocristianismo, y su secuela islámica, es la mayor catástrofe de la humanidad”. He leído y oído cosas más tremendas y ofensivas que ésta, supongo que mi capacidad de asombro ya quedó colmada hace tiempo. Lo que me pasma es que Sánchez Dragó diga esto mientras declara, también en su blog: “yo soy pagano”. Los abusos, crímenes y genocidios cometidos por el paganismo en sus diversas formas, desde la Antigüedad hasta la misma época de los nazis, no deben suponer una catástrofe para el peculiar criterio de don Fernando, claro.

Con todo, el de los cristianos no es el único sentimiento que se muestra incapaz de respetar el señor Sánchez Dragó. Así, declara: “me parece de un enorme infantilismo identificarse con una bandera, con un equipo de fútbol o, en definitiva, con la colectividad”. No veo qué infantilismo hay en sentirse identificado con la sociedad en la que uno vive, por ejemplo, o con tu familia (también es una colectividad), incluso con un equipo deportivo. Más infantil me parece cierto engreimiento intelectual que consiste en despreciar sin más todo aquello que no se comparte o que no se entiende: “no entiendo que uno sea de un equipo de fútbol ¡No lo puedo entender!”, asegura don Fernando, sin ir mas lejos. Es muy triste que alguien que presume de un bagaje cultural tan amplio demuestre tener unas miras humanas, intelectuales y culturales tan estrechas y, dicho sea de paso, tan infantiles.

Suma y sigue. Don Fernando afirma en la entrevista: “Mi España es la España del liberalismo, de las Cortes de Cádiz, de Cervantes, la España de las libertades… de esa España sí soy.” Leo en su blog, sin embargo, que declara lo siguiente: “yo soy un apátrida” (¿en qué quedamos?), y lo dice en un artículo dedicado a una conferencia suya a instancias de un partido político que tiene de liberal y de apátrida lo que yo tengo de marciano. Afirma, además, que José Antonio Primo de Rivera era “un hombre de izquierdas” (sic) y que la izquierda “es sólo una criatura igualitarista criada en el seno de la hidra del cristianismo”. Menuda fijación le ha entrado a este señor con el Cristianismo, caray.

Termino con una última ‘perla’. En la citada entrevista, Sánchez Dragó declara que “yo he estado dentro de la izquierda y la conozco muy bien”. Es bien sabido que don Fernando militó en el Partido Comunista de España durante el franquismo, lo cual le llevó a prisión igual que a otros opositores a la dictadura. Lo que ya no entiendo es lo que don Fernando dice un poco más abajo: “yo en realidad nunca fui de izquierdas”. Claro: de izquierdas era José Antonio, don Fernando dixit. A ver si algún día me explica alguien a qué viene la fascinación que sienten determinados sectores por este tipo…

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. eos

    Tu frase ” cierto engreimiento intelectual que consiste en despreciar sin más todo aquello que no se comparte o que no se entiende” lo describe perfectamente, pero no solo a él que le va que ni pintado sino a un montón de pseudointelectuales que salen por la tele intentando dar lecciones a los demás

  2. A mí me parece más bien como aquello de la Zorra y las uvas…¿No será que él no tiene quién le quiera y por éso aborrece cualquier grupo que se forma en torno a una querencia común? (Fútbol, País, Religión…)

  3. Olimpia

    Aviso de que no he leído el comentario entero, porque me ha estomagado. Conozco a este pseudoescritor y semiintelectual desde hace tiempo. Sus únicos créditos son su divinidad y la propaganda que le hacen los progres. Su escritura: una birria.

    Por ahora me vale. Voy a seguir leyendo a ver si no vomito.

    Un poco más tarde, si consigo reponerme, les contaré lo que opino sobre la ignorancia osada de este divino.

  4. Olimpia

    Voy a seguir:
    ¿Os habéis fijado en que lleva el mismo peinado que zETApé?

    A mí me gusta la pinta que tiene en la pose del sofá con el libro al lado. Se ve que está haciendo abdominales. Esto de leer tantos libros al día hace que la grasa se acumule. Una vez leí en una entrevista que le hicieron que leía tropecientos libros en los aeropuertos, (se entendía que cuando iba a tomar un vuelo; no es que fuera allí a leer, como quien va a una biblioteca).
    Yo creo que a este se le ha secado el “cerebro”, como a Don Quijote, pero el pobre carece de imaginación como para destacar por algo.

  5. Pues ahí discrepo, Olimpia. Lo curioso es que Sánchez Dragó tiene más eco en los sectores de derechas e incluso en la extrema derecha, por eso mi comentario al final de la entrada. Hoy por hoy los progres no le tragan demasiado. De hecho, ahora está en Telemadrid, si no me equivoco. Antes estaba en TVE, pero le debieron lagar cuando llegó ZP a La Moncloa.

    Por cierto, que estando yo en Madrid pude ver un programa suyo en el que estaba un dirigente de la FAES de invitado, junto a otros conocidos y no tan conocidos personajes de la derecha. Precisamente el programa iba sobre la derecha en la actualidad, y me quedé bastante pasmado al ver las opiniones de Sánchez Dragó.

    P.D.: por cierto, creo que yo también tengo el mismo peinado que ZP… y millones de españoles que solemos llevar el pelo corto. 😉

  6. Olimpia

    No, te equivocas, Elentir. Tú tienes el mismo peinado que Sánchez Dragó. zETApé se puso ese peinado por parecer más intelectual, gracias al consejo de Elena Benarroch, la ecologista amiga de los animales.

    Respecto a la tendencia política de Sánchez Dragó, ¿adivinas en qué editorial publica?

    PREMIO: En Alfaguara, del grupo PRISA.

    Sánchez Dragó vira a babor. Los guiños al PP son música celestial para demostrar su progresía y para tener un programa en la tele de Aznar, titulado Negro sobre Blanco.

  7. Olimpia

    Por cierto, Elentir, cámbiate de peinado. 😀 😀 😀 😀 😀 😀

  8. Vaya, me dejas asín 😯 con lo Alfaguara. En fin, Polanco es un empresario, y la pela es la pela, claro.

    Desde luego, como el PP tome a este tío como referente ideológico, irán de cabeza.

    P.D.: que se cambien de peinado ZP y Otegi, que son unos copiones. :mrgreen:

  9. Olimpia

    Disculpad, amigo Elentir y demás lectores del blog, he confundido a Sánchez Dragó con otro divino, con Pérez Reverte, que lleva el mismo peinado. Es Pérez Reverte el que publica en Alfaguara.
    Quita el comentario anterior, si consideras pertinente, Elentir.

    Quizás tengas razón en cuanto a la ideología de S. Dragó, aunque yo creo que defiende la progresía.

  10. Aaaaah… ya me extrañaba a mí que a Sánchez Dragó le publicase algo PRISA. 😉

    Eso sí, si te sirve de consuelo, no llevo el mismo peinado que Pérez Reverte. No me gusta raparme tanto. 8)

  11. Olimpia

    Sigue siendo sospechoso. Estoy leyéndole en El Mundo y tiene una seria relación con Lara y Planeta.
    http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2001/09/185/

    Por cierto, aquí también sigue obsesionado con el cristianismo. No entiendo por qué se obsesiona con aquello en lo que no cree.

  12. Olimpia

    No me cuadra Dragó, lo reconozco.

  13. Hace unos años viajó a la India y volvió tonto. Desde entonces no deja de escribir disparates. Es una pena, porque antes me caía bien, pero se ha vuelto más pesado que una vaca en brazos.

  14. Conclusión: la culpa la tiene el pelo: como Sansón y eso le ha vuelto tonto.

  15. Eduardo

    Lo que pasa es que no entendeis nada y sois todos una pandilla de ignorantes de mente cerrada, “parcialoide” y de la más horrorosa “izquierdona”.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.