El gobierno le exige ceñirse a la ley sobre las asociaciones de consumidores

Tras pedirlo para las cofradías, Facua considera ‘censura’ que la sancionen por hacer política

La asociación de consumidores Facua, que se autodefine «progresista», denuncia «amenazas» y un intento de «censura» tras recibir una carta del Ministerio de Sanidad y Consumo en la que le reprocha la presencia en su web de campañas políticas, y le insta a «abstenerse en el futuro de realizar cualquier otra actuación que no se corresponda con los fines que le son propios a las asociaciones de consumidores y usuarios». Facua tacha esto de «un chantaje sin precedentes en la historia de la democracia». ¿Sin precedentes? Pues va a ser que no.

En 2009 Facua de Castilla y León pidió antidisturbios contra las cofradías

Y es que hay que recordar que en abril de 2009, cuando algunas cofradías de Semana Santa anunciaron su intención de lucir lazos blancos a favor del derecho a la vida de los no nacidos y el gobierno socialista les exigió no hacerlo -en una de tantas demostraciones del desprecio del PSOE por los derechos de aquellos que no compartimos sus tesis ideológicas-, en vez de salir en defensa de la libertad de expresión Facua de Castilla y León instó al ejecutivo a enviar antidisturbios contra esas cofradías. Dicha asociación criticó que se pretendiese convertir las procesiones religiosas en «actos reivindicativos por el derecho a la vida» que «servirán como medida de protesta contra la reforma de la Ley del aborto». Fue muy curioso ver a una asociación que se dice de consumidores actuando como un organismo de censura de un gobierno del PSOE, desde luego. El caso es que esa campaña de presiones para que las cofradías no ejerciesen sus derechos dio su fruto, y muchas cofradías que tenían esa intención finalmente no lucieron los lazos blancos por miedo a posibles represalias.

Según Facua había que comunicar a la autoridad si uno se ponía un lazo

El escándalo que se montó por aquella petición antidemocrática de Facua de Castilla y León fue tal que desde la dirección nacional de Facua se desmarcaron del anuncio de su delegación castellanoleonesa. Eso sí: en la misma nota Facua consideró el mero hecho de llevar un lazo blanco como una manifestación «de carácter político» que debe estar «supeditada a la previa comunicación a la autoridad competente». Llama la atención, desde luego, que una asociación de consumidores pretenda que en una procesión tengas que comunicar al gobierno si vas a llevar o no un lazo blanco. Pero no conformes con este disparate, de no hacerse lo que reclamaba, Facua animaba al gobierno de Zapatero a «la aplicación de las sanciones establecidas por la legislación ante la falta de respeto a las reglas de juego democrático». Es curioso ver a estos personajes hablando de democracia mientras animan a un gobierno a reprimir a la gente por lucir lazos blancos en defensa del derecho a la vida. Menudos «demócratas».

El caso es que las tornas han cambiado. Ahora está en el poder un partido cuya actuación política no es tan del agrado para Facua como lo era la del PSOE, y en consecuencia, ahora es Facua la que se pone a hacer lo que les criticaba a las cofradías: adoptar una postura política que choca con las medidas tomadas por un gobierno. Los que en su momento pidieron al ejecutivo de Zapatero que sancionase a quienes se limitaban a portar un lazo blanco a favor de la vida, ahora dicen en Twitter: «El Gobierno dice q tenemos prohibido hablar de sanidad y educación pública, basándose en una ley… q no existe en democracia». ¿Seguro?

La ley vigente restringe los fines de las asociaciones de consumidores

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, cuyo texto refundido fue aprobado durante el mandato de Zapatero -sí, de ese mismo gobierno al que Facua animaba a sancionar a los cofrades-, dice en su Art. 27, relativo a lo que no podrán hacer las asociaciones de consumidores: «Dedicarse a actividades distintas de la defensa de los intereses de los consumidores o usuarios, salvo lo previsto en el artículo 23.1, párrafo segundo.« El Art.23.1 al que se refiere este texto señala entre los fines de dichas asociaciones «la defensa de los derechos e intereses legítimos de los consumidores, incluyendo su información, formación y educación, bien sea con carácter general, bien en relación con bienes o servicios determinados». Además, el Art.25 de la citada ley señala uno de los privilegios que se otorga a esas asociaciones a cambio de renunciar a dedicarse a otros fines que no sean los señalados:

«Se prohíbe utilizar los términos consumidor o usuario, la denominación de asociación de consumidores y usuarios o cualquier otra expresión similar que induzca a error o confusión sobre su naturaleza o su legitimidad para la defensa de los derechos e intereses de los consumidores y usuarios, a aquellas organizaciones que no reúnan los requisitos exigidos en esta norma o en la normativa autonómica que les resulte de aplicación.»

Y el Art.26 advierte:

«Las asociaciones de consumidores y usuarios que incurran en alguna de las prohibiciones previstas por la legislación que les resulte de aplicación perderán, en todo caso y por un período no inferior a los cinco años siguientes desde que dejaron de concurrir tales circunstancias, su condición de asociación de consumidores y usuarios

La ley que el gobierno usa contra Facua fue reclamada por ésta al PSOE

Como señala la propia web de Facua, esa ley fue reclamada al gobierno de Zapatero por dicha asociación. La propia Facua ha echado mano de esa ley para interponer denuncias contra numerosas empresas, como puede comprobarse con una simple búsqueda en Google. Es más: los puntos señalados, aunque con una numeración distinta, ya estaban presentes en la anterior ley de 1984. Así pues, es de suponer que Facua conocía bien la ley antes de recibir esa carta del Ministerio de Sanidad y Consumo adviertiendo su incumplimiento por parte de dicha asociación.

El riesgo de intercambiar con el Estado derechos a cambio de privilegios

Ciertamente, no tiene mucho sentido apoyar una ley que limita los derechos fundamentales de ciertas asociaciones a cambio de concederles ciertos privilegios legales, y luego lamentarse si uno se la salta y pierde esos privilegios, a menos que alguien esperase -en el momento de aprobarse esa ley- que el gobierno del PSOE la hiciese cumplir con el sectarismo que caracteriza a ese partido, otorgando un trato de favor a las asociaciones ideológicamente afines. Es el riesgo que tiene ceder derechos fundamentales ante el Estado a cambio de privilegios: que eso se puede acabar volviendo contra uno.

La libertad de expresión y la doble vara de medir de Facua

Desde luego, y por poner sólo un ejemplo, no parece que artículos panfletarios como éste a favor de las tesis abortistas en la web de Facua -podría publicarse en la web del PSOE sin tocar ni una coma- encajen en el perfil que la ley establece para las asociaciones de consumidores, a menos que Facua entienda que insultar a los que defendemos la vida es una forma de defender y educar a los consumidores, claro… Pero tengan encaje legal o no, lo que resulta chocante es que Facua hable ahora de censura tras haber pedido sanciones contra quienes se limitaban a portar lazos blancos en defensa del primero de los derechos humanos. Una vez más, parece que lo progre es confundir la democracia con una ley del embudo que limita el disfrute de los derechos fundamentales a la gente de izquierdas pero que a los demás nos trata como a ciudadanos de segunda, no permitiéndonos hacer con libertad ni siquiera algo tan inocuo como ponernos un lazo.

Entradas relacionadas:

Censura roja para el lazo blanco
Piden antidisturbios contra los lazos blancos
Facua: los actores pueden, los cofrades no

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Además de la campaña de demagogia de Facua, hay dos notas que me interesaría destacar:
    – Casi nunca oigo hablar de Facua, pero sí mucho de OCU, ¿por qué será?
    – Debo de ser el único en España que no recibe subvenciones; Facua se queja de que le cortarán el grifo de dinero «público».

  2. Por cierto, ¿saldrá Facua en defensa de los consumidores, frente a la nueva noticia de asalto planeado a un Mercadona?
    http://www.libertaddigital.com/sociedad/2012-08-07/sanchez-gordillo-roba-en-un-supermercado-para-llevar-comida-al-pueblo-1276465644/

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.