En marzo llamó 'derecho a la protesta' a una agresión a patadas y puñetazos

‘Madrid no será nunca más ciudad del odio’, dice tras apoyar la violencia de ultraizquierda

El entrecomillado lo ha dicho hoy Pablo Iglesias en su Twitter para referirse a una manifestación de ultraderecha que recorrió Madrid la semana pasada. ¿Pero aún se atreve a hablar de odio?

A Pablo Iglesias le “emociona” ver a encapuchados pateando a un policía
Según Pablo Iglesias las patadas y los puñetazos son ‘derecho a la protesta’

Confesó que le emocionaba ver cómo unos ultras pateaban a un policía

Pablo Iglesias, que hoy hace esa declaración, hace sólo 4 años elogiaba a unos encapuchados de ultraizquierda que pateaban a un policía:

El vídeo se publicó el 28 de septiembre de 2012, tras una manifestación violenta de ultraizquierda que se saldó con 35 detenidos y 64 heridos, 27 de ellos policías.

Apoyó la violencia de ultraizquierda en Barcelona

No es la única vez que el líder de Podemos ha aplaudido o justificado la violencia política cuando la ejercen sus afines: hace ahora dos años justificó los disturbios provocados por ultraizquierdistas en Barcelona, unos energúmenos que sembraron el caos en la ciudad condal dejando imágenes como éstas:

Elogió la guillotina calificándola como ‘madre de la democracia’

En 2013 Pablo Iglesias se lanzó a ensalzar la guillotina calificándola como “la madre de la democracia”, a pesar de haber sido el método usado para asesinar a más de 41.000 personas durante el Terror Jacobino, un régimen totalitario nacido de la Revolución Francesa y que sembró el país vecino de cadáveres por motivos políticos y de odio a la religión.

Apoyando a violentos y a un terrorista etarra

En junio de 2015 Pablo Iglesias se lanzó a defender a “Alfon”, joven encarcelado por acudir a una huelga general con explosivos, y que tenía ya un largo historial delictivo con delitos como robo, agresión sexual, amenazas, lesiones y tráfico de drogas. Un día antes, y en una muestra de su talante, Pablo Iglesias había equiparado al terrorista Otegi con un periodista de derechas que, además, es víctima del terrorismo, Federico Jiménez Losantos.

En febrero de 2016 Podemos defendió la excarcelación del etarra Otegi, presentándole como un preso político, a pesar de haber sido encarcelado por un delito de pertenencia a banda terrorista, una banda -ETA- que ha asesinado a más de 800 españoles, niños incluidos.

Hace ahora dos meses, Pablo Iglesias calificó de “derecho a la protesta” la agresión a patadas y puñetazos del concejal podemita Andrés Bódalo contra un edil del PSOE.

¿Y este mismo tipo aún se atreve a hablarnos de odio? Precisamente Pablo Iglesias y los suyos son la más clara demostración de que el odio es el motor ideológico de la extrema izquierda, igual que lo es del fascismo y el nazismo. Si algo tienen en común todos esos totalitarios es que son capaces de justificar cualquier manifestación de violencia y de olvidar o disculpar cualquier crimen con tal de que se hayan cometido contra aquellos que, en su opinión, sobramos en la sociedad.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. francisco barxa iglesias

    Sobre el Odio de Pablo Iglesias no hace falta escribir nada. Con mirarle a la cara es suficiente. No he conseguido ver ninguna foto suya en la que aparezca como un ser humano normal. Siempre tiene que salir con su rostro crispado por el odio, la envidia, el remordimiento interno de ser un demonio impotente, incapaz de hacer realidad los maquiavélicos planes de su mente retorcida. Y sus puños, siempre alzados como para aplastártelos en la cara por un delito que lleva clavado en sus entrañas: su odio a todo lo que vaya en contra de su palabra y pensar.
    Es un pobre subnormal que ha hecho, hace y seguirá haciendo mucho daño si la suerte no nos libra de tal pesadilla lo antes posible… Así sea, Amén.

  2. Luis Carlos

    Como ya he dicho varias veces, no pueden hablar de defender la libertad y la democracia si han olvidado el respeto a la dignidad humana. Si los que nos atrevemos a llevarles la contraria ya dejamos de ser personas, entonces su libertad es imponer su voluntad, sin poder cuestionar su “autoridad”.

  3. Sharovarov

    Es que el odio nunca lo genera la izquierda. Esto es más o menos lo mismo, supongo, que aquello que dijo -¿Llamazares fue tal vez?- no sé qué político sobre que nadie de izquierdas podía ser un delincuente.

  4. Elentir. El problema es que tarde o temprano ocurrirá lo inevitable. Un atentado contra un político. Ya se, durante la malvada época de ETA se mató a muchos involucrados en política. Pero vivimos otros tiempos y creo que sabes a lo que me refiero. Es la historia de los conflictos.

  5. Ojalá no sea así, James, pero a la vista de que a Podemos le parece normal que alguien dé puñetazos y patadas a sus rivales políticos, y que incluso se codean con terroristas como Otegi, me temo lo peor. El mensaje que está enviando a los más jóvenes es que la violencia no está mal si es de ultraizquierda. Muy peligroso.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.