En 2016 igualó al catolicismo con el terrorismo y calumnió al Papa Francisco

El abortista Ehrlich, que equiparó a los hijos con basura, invitado a hablar en el Vaticano

Hace ya tiempo que leo noticias alarmantes procedentes de Roma, pero esta noticia del portal provida LifeSiteNews -publicada el pasado jueves- ya me deja entre perplejo y enojado.

Escribe al Vaticano para pedirle que retire esa invitación
Reducir paro y proteger el medio ambiente como excusas para matar a seres humanos

La web de la Pontificia Academia de las Ciencias confirma la invitación

La noticia es de tal gravedad que, a pesar de ser una fuente sumamente fiable, he tenido que leer bien la fuente oficial para confirmar que no se trataba de un error. Y no lo es. Del 27 de febrero al 1 de marzo, la Pontificia Academia de las Ciencias tiene previsto celebrar un congreso sobre «Extinción biológica» (ver presentación aquí). El propio planteamiento de la conferencia abunda en las tesis neomalthusianas:

«Nuestra civilización y nuestros números crecieron en un período relativamente estable de clima después de la última expansión de las capas de hielo continentales hace unos 26.500 años, y ahora estamos dañando profundamente las condiciones bajo las que nuestro número ha aumentado de 1 millón a 7,3 mil millones de personas, con una red de 250.000 personas adicionales cada día (www.prb.org).»

La fuente de esa información, citada al final del párrafo, es la Population Reference Bureau, una agenda estadounidense que promueve abiertamente el aborto.

¿Un abortista hablando sobre biodiversidad y población en el Vaticano?

En el folleto del ciclo de conferencias (ver PDF), que se puede descargar en un enlace a la derecha de la citada presentación, el biólogo Paul Ehrlich (de la Universidad) figura en la página 7 en una mesa redonda titulada «Causas y caminos de las pérdidas de la biodiversidad: preferencias de consumo, números de población, tecnología, productividad de los ecosistemas».

El biólogo apoyó la política de abortos forzados de la China comunista

Sobre los planteamientos de este personaje, en 1968 publicó un libro titulado «The Population Bomb» (La bomba demográfica) que se convirtió en la biblia de los neomaltusianos. La obra sostenía la idea de que sobra población en el planeta, y afirmaba que cientos de millones de personas -de ellas, 65 millones en EEUU- morirían de hambre en la década de 1970, y que «Inglaterra no existirá en el año 2000». Las absurdas profecías de Ehrlich nunca se cumplieron, pero su visión apocalíptica se contagió a buena parte de la intelectualidad y de la política de su país, que asumió la idea de que había que controlar la población mundial mediante el aborto -también el forzado- e incluso la esterilización. En noviembre de 2009 en una entrevista publicada en El País -uno de los medios que siguen comprando las patrañas de Ehrlich cada cierto tiempo, a pesar de que los hechos las desmienten, el biólogo estadounidense apoyó la «planificación familiar» de la China comunista, que se basa en abortos forzados, unos abortos que «la derecha exagera», según dijo Ehrlich. En esa misma entrevista, preguntado sobre si uno puede tener cuatro o cinco hijos, Ehrlich los equiparó con la basura: «¿Qué diría si su vecino dijera: ‘No me gusta la basura en mi jardín. Prefiero tirarla al tuyo’?. Este es un asunto social. Te afecta a ti cuántos hijos tiene tu vecino.» «Tener más de dos es egoísta e irresponsable», añadió el biólogo abortista, y a continuación dejó claro su apoyo a las políticas para prohibir a las mujeres tener los hijos que quieran, como en China, afirmando que «éticamente estamos obligados a actuar sobre la natalidad para que no nazca tanta gente»

Ehrlich sobre Benedicto XVI: «la gente no escucha lo que dice el viejo»

Además, en aquella entrevista Ehrlich menospreció sin rodeos al Papa Benedicto XVI: «El Papa pide a la gente que tenga más hijos pero la gente no escucha lo que dice el viejo. Me da un poco de pena el Papa. Su posición política es difícil.» Sin embargo, lo que parece difícil a estas alturas es seguir viviendo del increíble cuento de unas profecías catastrofistas que nunca se cumplen. En junio de 2015 un medio progresista como The New York Times se burlaba de las tesis apocalípticas de Ehrlich. Un antiguo partidario del biólogo, el editor Stewart Brand, se preguntaba desde las páginas de ese diario: «¿Cuántos años han de no tener el fin del mundo para llegue a la conclusión de que «tal vez no terminó porque la razón era incorrecta»?»

Ehrlich dijo que Francisco está «trabajando para asesinar a la gente»

Indiferente a las críticas que le llegan desde la propia izquierda por sus fracasados pronósticos, el biólogo no ha limitado sus desprecios a Benedicto XVI. En septiembre de 2015 Ehrlich acusaba al Papa Francisco de «un disparate sin sentido» por abordar la cuestión del cambio climático sin asumir las tesis alarmistas y abortistas del biólogo. Sin embargo, el mayor ataque lo lanzó el biólogo en una entrevista publicada en una web anticatólica británica en enero de 2016. En ella, Ehrlich equiparó los planteamientos provida de la Iglesia Católica con un «acto terrorista», y añadió: «Están trabajando para asesinar a la gente», La cascada de calumnias no se detenía ahí. Manifestando un clarísimo odio por quienes ahora le invitan a pontificar sus tesis abortistas en el propio Vaticano, Ehrlich añadía: «El Papa y muchos de los obispos son una de las fuerzas verdaderamente malvadas y regresivas del planeta, en mi opinión, interesados principalmente en mantener su poder.» Según ese defensor de los abortos forzados, «lo más antiético que está pasando ahora con uno de los monoteísmos, el catolicismo, es la oposición al uso de la anticoncepción. La fuente principal de eso es el Vaticano y sus obispos.» Que el Vaticano conteste los insultos, calumnias y ataques de este energúmeno con una invitación a que de una conferencia en la Santa Sede, para que también pueda sentar cátedra y hacer propaganda allí del aborto y el control poblacional, eso sí que es un disparate sin sentido.

Indignación entre grupos católicos, provida y profamilia

Importantes organizaciones católicas, provida y profamilia han mostrado su sorpresa e indignación ante la invitación de la Pontificia Academia de las Ciencias a un abortista y anticatólico como Ehrlich:

  • «Es escandaloso», denuncia Maria Madise, de Voice of the Family, y advierte que dicha Academia «están dando un mensaje inconfundible de simpatía por la agenda ambiental radical, a pesar de que va de la mano del aborto, el control de la natalidad y de una total falta de compasión por los verdaderos pobres en el mundo de hoy, los niños no nacidos».
  • Reggie Littlejohn, fundadora de Women’s Rights Without Frontiers, una organización que lucha contra el aborto selectivo y forzado en Asia, dijo estar «perpleja» por la elección de los oradores del Vaticano: «Estoy perpleja de que el Vaticano invite a hablar alguien cuyas teorías han sido desacreditadas y cuyas terribles predicciones han fracasado por completo, que dice que no se debe permitir que las mujeres tengan tantos hijos como quieran y que equipara a los bebés con la basura«. Y añadió: «Ehrlich es anti-mujer, anti-niño, y en última instancia, anti-humanidad. Es su tipo de pensamiento el que dio lugar a la brutal política de hijo único de China.»
  • Stefano Gennarini, director del Centro de Estudios Jurídicos del Centre for Family and Human Rights (C-Fam), dijo estar «sorprendido» al enterarse de la invitación a Ehrlich para hablar en el Vaticano. «También es responsable del aborto selectivo de género como una herramienta de control de la población, así como de programas de aborto forzado y esterilización en todo el mundo.«, advirtió. Gennarini invitó a la Santa Sede a «considerar la confusión que puede crear tanto en los creyentes como en los no creyentes al ofrecer una plataforma para oradores que minan la extraordinaria oposición de la Iglesia al control de la población».
  • Steven Mosher, presidente del Population Research Institute -una prestigiosa organización provida que se ha opuesto firmemente a los mitos de la superpoblación-, también criticó la invitación al biólogo abortista: «Las opiniones de Ehrlich sobre las tasas de extinción biológica son tan exageradas como sus fallidas predicciones de una explosión de población humana. Por qué el Vaticano debería dar una plataforma a este profeta secular de la condenación está más allá de mí», y añadió: «¿Qué será lo próximo? ¿Invitar a Raúl Castro a hablar sobre derechos humanos?«

Desde LifeSiteNews han lanzado una recogida de firmas dirigida al Vaticano para pedir que detenga la participación de Ehrlich en ese ciclo de conferencias. Os animo a firmar la petición pulsando este botón:

Firma la petición

(Foto: Gold Lab Foundation)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luisa Carrasco

    Desde luego, resulta sorprendente.

    Desconozco la finalidad o, mejor dicho, las motivaciones de los organizadores de dicho Congreso, pero quiero pensar que, entre los ponentes, también habrá otros que sostengan tesis totalmente opuestas a ésas y, tal vez, lo que pretendan sea que ese «tipo» se «empape” de ellas, porque lo que sí ha quedado muy claro enestos casi cuatro años de pontificado del Papa Francisco (y en los anteriores) es la postura provida del Santo Padre. Así que, por muchas críticas que le lluevan ahora a raíz de estos hechos, no llevarán razón quienes pretendan atribuirle a S.S. nuevas corrientes pro abortistas en el Vaticano (todo lo más que podrán pedirle es que preste más atención a sus colaboradores -que no es poco- porque, realmente, da la impresión de que algunos se están saliendo del tiesto).

    Ojalá sea el intento de «curar a los enfermos» y no el de enfermar a los sanos lo que esté detrás de todo esto, pero ya sabemos que hay quien no quiere ver a un médico por muy enfermo que esté, así que ya veremos cómo acaba todo esto y, entonces, tendremos más elementos de juicio para valorar lo que está ocurriendo.

  2. Lo de invitar al Vaticano a un abortista radical que el año pasado calumnió al Papa de forma tan grave es algo que no tiene ninguna explicación, a menos que en esa Pontificia Academia se hayan vuelto idiotas o pretendan dar un altavoz gratis a los enemigos de la Iglesia.

  3. Luisa Carrasco

    La única explicación que se me ocurre, aparte de la que he dado como posible antes, es que haya «organizadores de eventos» muy ineptos o con muy mala fe.

  4. Anonimo

    Paul Ehrlich piensa que la humanidad es una peste y que debería desaparecer, lo malo es que no es congruente consigo mismo y no comienza por suicidarse el mismo.

  5. Cipriano

    Uno pudiera pensar que el Vaticano hace éstas cosas pensando en que habrá un ambiente religioso y provida que «sacudirá» al invitado y que podría servirle para ¿convertirse? Total no siempre ha hablado en escenarios como éste

    Pero es que el Vaticano no tiene porque crear más agitación dentro de la Iglesia de la que ha estado creando (el asunto de Amoris latetia, la celebración de los 500 años del luteranismo) Un mínimo de prudencia así lo exige. Además, considerando la doctrina católica provida y que el mismo cambio climático se ha cuestionado (su cientificidad) desde dentro de la Iglesia (por ejemplo, por el padre Manuel Carreira, S.J, astrofísico y filosofo y teólogo) no es necesario y más bien inconveniente ésta invitación. Escoger la opción doctrinal propia y no alborotar un avispero, es lo más sencillo. Hasta Ockam lo recomendaría.

  6. El caso de Ehrlich es como el de todos los fanáticos de las ideas de la superpoblación. Siempre piensan que los que sobran en este mundo son los demás, y no ellos.

  7. Carlos

    ¿Perplejo y enojado,Elentir…?

    Cuando el Vaticano invita a proabortistas a difundir sus criminales ideas desde sus medios.

    Cuando el Papa defiende el Islam como una religión de paz y amor.

    Cuando dice que lo que más se parece al Cristianismo es el Comunismo.

    Cuando manifiesta imprudentemente que él «no es de derechas»…

    En fin, creo que te quedas corto.

  8. pacococo

    Desgraciadamente es ya una costumbre que en el Vaticano ocurran cosas extrañas, de modo que no me sorprende que hayan invitado a ese buen hombre. Supongo que después de todas estas pruebas, la Iglesia saldrá limpia y reforzada, pero estos, aunque trabajen en el Vaticano y se crean la mano de Dios, están creando un caos tan enorme que puede llevar a muchos o a pocos al infierno y con uno que vaya, ya es demasiado. Esto es pura soberbia o se trata de infiltrados con la misión de destruir desde dentro la Iglesia.

    Esto de la superpoblación es la cantinela de siempre. Sobran todos, excepto ellos, porque ninguno da ejemplo y se suicida. Sobre todo sobran los pobres y aśi se acaba con la pobreza.

    Pero todo, como es natural, es falso. La actual población del mundo cabe en Texas con una densidad similar a la de Holanda y en Holanda se produce alimento para el país sin problema. De modo que el mundo puede sustentar a más del triple de la población actual, sin contar con los adelantos que se produzcan mientras tanto.

    Desde Malthus se nos viene diciendo que hay superpoblación y desde entonces se triplicado y más y seguimos comiendo los descendientes de los que comían e incluso hoy comen muchos descendientes de los que no comían. Pero…

  9. Cipriano

    Dos acotaciones sobre mi comentario anterior: lease por favor el primer párrafo en forma de ironía. Y respecto al segundo, el énfasis debía haber sido sobre la sobrepoblación; aunque alguna relación encuentran los neo-maltusianistas entre ésta y los cambios climáticos que «atentan» contra la vida en el planeta.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.