"La gente tiene derecho a temerle al Islam. Esto no es una fobia", dice Rachid

El demoledor testimonio de un exmusulmán al que quieren callar acusándole de ‘islamofobia’

Se llama Rachid, fue musulmán y hoy es cristiano. Tiene un canal de Youtube con más de 39.000 seguidores, en el que habla sobre Cristianismo, Islam y terrorismo en árabe y en inglés.

Un diario de ultraizquierda alega ‘odio racial’ para censurar críticas a islamistas en Twitter
Un musulmán reformista: “la islamofobia se usa para detener a los críticos contra la islamización”

El 22 de diciembre de 2015 este exmusulmán nacido en Marruecos publicó un interesantísimo vídeo en inglés titulado “Islamophobia VS. Freedomophobia” (Islamofobia vs Libertofobia), en el que cuenta su experiencia tras su conversión al cristianismo y su huída de Marruecos a causa de ello. Me enteré de la existencia de este vídeo anoche por un tuiteo de Santi Abascal. Por su interés he decidido publicar aquí la versión subtitulada en español que publicó hace un mes el canal de Youtube de Libertoso:

Como sé que el blog lo leen también personas que pueden tener alguna dificultad visual, y posiblemente prefieran disponer de este testimonio en formato texto, me he tomado la molestia de transcribir las palabras de Rachid:

“Mi nombre es Rachid. Soy un exmusulmán. Abandoné mi país porque no tenía permitido abandonar el Islam ni criticarlo. Me matarían si hoy vuelvo a cualquier país musulmán. Y ahora, cuando vine a Occidente, los musulmanes intentan callarme usando otra herramienta: “islamofobia”.

¿Y qué es la islamofobia? Nunca había escuchado ese término cuando estaba en Marruecos. Allí sólo decían que el apóstata debe ser asesinado. Pero en Occidente, si criticas el Islam te acusan de islamofobia. El Islam nos silencia en Oriente, amenazando a algunos de nosotros, arrestando a algunos, persiguiendo a otros y matando a los apóstatas. Pero en Occidente, el Islam intenta silenciarnos usando este término raro: “islamofobia”.

Sé que miles fueron perseguidos por culpa del Islam, y miles fueron asesinados por culpa del terrorismo islámico. Por el otro lado, déjenme preguntarles a aquellos que usan este término: ¿cuántas personas fueron asesinadas por culpa de la islamofobia?

¿Quieres hablar sobre islamofobia? Entonces quiero que encuentres un nombre para describir esto, por favor. Cuando dejé el Islam y me convertí al Cristianismo, fui rechazado por mi propia familia musulmana porque el Islam les pide que lo hagan. Fui perseguido por mi propio país, porque es un país islámico y el Rey es el príncipe de los creyentes. Cuando me reunía -en secreto- con cristianos que se habían convertido, como yo, no teníamos permitido tener Biblias en árabe. No teníamos permitido reunirnos ni rendir culto. Aquellos que se querían casar tenían solo una opción: hacerlo como un casamiento islámico. No teníamos permitido ponerles nombres cristianos a nuestros hijos. Sólo se permitían nombres árabes musulmanes. Nuestros niños fueron forzados a estudiar Islam en la escuela y a memorizar versos del Corán.

Nos juntábamos en casas con las puertas y las ventanas cerradas y hablábamos sigilosamente para que nadie nos escuchase. Fingíamos que solo estábamos visitando a unos amigos para poder reunirnos. Éramos forzados a ayunar durante el Ramadán. Y si comíamos a la vista de alguien, nos metían presos por hasta seis meses. Éramos forzados a escuchar críticas sobre nuestra fe y quedarnos en silencio, porque si contestábamos, nos hubiesen arrestado y sentenciado por -al menos- dos años por sacudir la fe de un musulmán.

Esto no pasaba en Arabia Saudí o Irán. Esto era en Marruecos, uno de los países “más moderados” en el mundo musulmán. Y no fui solo yo el que sufrió. Otros, ateos, lo han sufrido hasta ahora. Los cristianos están sufriendo. Los bahaís están sufriendo. Cualquiera que critique al Islam está sufriendo. ¿Cómo llamas a eso? Por favor, ponle un nombre. ¿”Libertofobia”?

El Islam teme a la libertad. La libertad jamás mató a nadie. La gente tiene derecho a temerle al Islam. Esto no es una fobia. Esto es un miedo razonable, porque nosotros vemos los frutos del Islam. Lo vemos en países musulmanes, lo vemos en el ISIS. Los vemos también en noticias sobre terrorismo en todas partes. En Boko Haram. En Al Shabaab en Somalia. En Arabia Saudí. En las decapitaciones, las crucifixiones, las amputaciones de manos y las lapidaciones. Es un miedo real. Por lo tanto, nosotros vamos a criticar el Islam, y los musulmanes van a tener que vivir con eso.

Es Islam no es una raza. Yo puedo criticarlo sin tener miedo de ser acusado de racista. El Islam es un conjunto de doctrinas. Yo tengo el derecho de criticarlo como cualquier otra doctrina. Es un conjunto de ideas. La gente puede denunciarlas, criticarlas y hasta odiarlas sin ser hostigada o acusada de odio. ¿Es discurso de odio si yo odiara una ideología? El Islam es una ideología. El Islam se da a sí mismo el derecho de criticar a otras religiones, especialmente al Cristianismo y al Judaísmo. Debería también aceptar críticas de las otras religiones. Los musulmanes, por ejemplo, acusan a los cristianos de cambia su Biblia y les llaman politeístas porque rinde culto a Jesús. Así que también deberían aceptar las críticas hacia su religión. La libertad corre hacia ambos lados. No es buena solo cuando te sirve a ti.

Los musulmanes son personas. El Islam es una ideología. Criticar y odiar el Islam no significa odiar a los musulmanes. Mis padres son musulmanes. Muchos de mis familiares son musulmanes. Yo los amo y los respeto. Pero aún así critico el Islam sin confundir una cosa con la otra. Deberíamos diferencia entre ellos. Los miembros de mi familia no deberían estar forzados a ser musulmanes. Lo mismo para cualquier musulmán. Lo pueden denunciar. No es su raza o su ADN. Es su elección. Si hay una fobia, existe en los países musulmanes, que le tienen miedo a la libertad. Miedo a un puñado de cristianos reuniéndose en una casa para rezar. Miedo a gente comiendo públicamente en Ramadán. Miedo a una mujer descubriendo su cabello. Aquellos que nos siguen sermoneando sobre la islamofobia deberían sermonear a Arabia Saudí, que le teme a una mujer que conduce su coche, y le teme a un bloguero que escribía sobre la libertad.

El terrorismo cometido por aquellos yihadistas musulmanes está obviamente conectado al Islam. No deberíamos tener miedo de decirlo. Nadie debería tener miedo de criticar al Islam en voz alta. No deberíamos dejar que nadie nos silencie o intimide usando etiquetas como islamofobia, o cualquier otra etiqueta. Defiende tu libertad y tus derechos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.700

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. asertus

    El Islam es lo que en los 80 nos decían que eran todas las sectas destructivas, valores antioccidentales retrógrados, aislamiento social del disidente, amenazas de muerte al desobediente, autoinmolación de los más fanáticos, actuación como gueto.

    Me pregunto porqué otras sectas de este tipo fueron prohibidas y no lo es el Islam. Wilders lo explica bien.

    Por otra parte, quién lo explicó muy bien en su día también, es el hoy Islamófilo Clintonlibertario de Juan Pina,

    http://www.juanpina.com/ideas/derechos-y-libertades/sectas-destructivas-la-destruccion-del-individuo

    Lo que le falta añadir es que el Islam cumple todo lo que él describe que es una secta destructiva.

  2. Juana de Arco

    Esto no es nada, no dice muchas cosas que cuenta un exmusulman convertido al cristianismo, hijo de un noble de Irak, al que su padre queria matar, y sus tios llegaron a dispararle.
    Cuenta demas lo que todo el mundo oculta sobre Mahoma.
    Es muy duro, pero la INFORMACIÓN que da, debe bivulgarse

    El libro se titula “El precio a pagar” su autor es Joseph Fadelle, nombre que adquirió tras su conversión al cristianismo. Es de Ediciones Rialp

    Si la gente leyese más, estaria mejor informada sobre el Islam y su libro el Corán

  3. Yishaq

    Lo politicamente correcto es igual a la escena de indepence day,en la muchisima gente con campartas de bienvenidos a los extraterrestres y luego los matan con un rayo…ojo con la ingenieria social que estan creando pateticos monstruos PC…adios a esa gente que plantaba cara y decia las cosas claras sin importarles lo mas minimo,ahora hay que ir con la cabeza gacha con un bozal para medir lo que decimos.

  4. Conozco el testimonio de Joseph Fadelle que citas, Juana, porque habló en el primer Congreso #WeAreN en Madrid y yo estuve allí. La situación en Irak es aún peor que en Marruecos.

  5. Luis Orlando

    Hace algún tiempo vi una entrevista que le hicieron a Santiago Carrillo en la que afirmaba que el Islam era una esperanza para los proletarios. Lo recuerdo porque me llamó mucho la atención que un comunista dijera eso. Me gustaría volver a localizar esa entrevista pero aún no lo he conseguido. Supongo que el atractivo del Islam para la izquierda se basa en que, una vez demostrado el rotundo fracaso comunista, el Islam es la
    última esperanza de imponer un régimen totalitario. Si alguien sabe de esa entrevista agradecería la información.

  6. pacococo

    Cuando he leído el comentario de asertus he recordado que ahora no se habla de sectas. Supongo que las seguirá habiendo, aunque en caida libre, leí que la cienciología había cerrado o algo así.

    El atractivo que tenía el Islam para el bueno de Carrillo es que es un sistema mucho más totalitario que el comunismo y eso, cuando estás en la nomenklatura, gusta mucho.

    El problema es que nos quieren imponer el Islam, por ese motivo del totalitarismo y la gente no tiene mucho conocimiento sobre eso, tampoco hace mucha falta, la gente suele saber las cosas antes que se las digan, pero es bueno saber con quién nos gastamos los cuartos.

  7. Diego Gonzalez

    Carrillo, cuando vivía del sudor de la frente de los rumanos, se dedicaba a conseguirles pasaportes españoles a los miembros de Hamas y Hezbollá; él amor entre la extrema izquierda y el Islam viene de muy atrás, y procede de que son casi lo mismo. ¿Qué diferencia cualitativa hay entre hacer la Yihad y hacer la revolución?. Ambas son la imposición por la fuerza de un modo de pensamiento único; lo malo de occidente es que la escuela pública está copada de abducidos (u hombres nuevos, llámese como sé quiera), y eso está haciendo muchísimo daño a las jóvenes generaciones en primera instancia, y a toda la sociedad en última dado el peso de aquellas; 40 años después, hasta el PP parece de izquierdas.

  8. Sharovarov

    Diego González, no es que lo parezca; es que lo es.

  9. AABBCC

    El concepto “libertad” debe ser anterior y más extenso que el de “religión”. La libertad nos permite -en países democráticos de hecho, (no de nombre)- elegir si nos sometemos o no nos sometemos a usos, costumbres o religiones.
    La libertad tiene el límite en las leyes civiles. Las leyes religiosas no pueden ser constrictivas de la libertad, porque las creencias son libres. Y jamás deben contradecir o entrar en conflicto con las leyes civiles o penales.
    Y por ello la obligación a pensar de un modo, o la obligación a creer en algo atenta contra la libertad.
    Una persona inmersa en ciertos grupos no puede discrepar. El precio es altísimo por el desgaste social y la marginación. Pero en libertad puede adscribirse a otros grupos.
    Lamentablemente en los países de libertad constreñida y pensamiento único, ejemplo los islámicos, este uso de la libertad cuesta la vida.
    De acuerdo con el artículo; lamentable situación que debe evitarse, y que debe limitarse en su expansión.

  10. Juana de Arco

    Mira AABBCC
    - La libertad NOS LA DA DIOS

    - La libertad NO tiene “limites en las leyes civiles” porque son leyes hechas por hombres, hechas a su antojo, si esas leyes son injustas y atentan contra la vida, promueven violación de menores como LGTB, y contra los Derechos Humanos, NO DEBEN OBEDECERSE NUNCA, por tanto esas “leyes civiles” no pueden limitarnos NUNCA en esos casos y otros relacionados, NOSOTROS TENEMOS QUE LIMITARLAS y no al revés.

    - La Relgión católica NO impone como pensar, o en qué creer.

    - La LIBERTAD com mayúsculas que Dios nos ha dado, ES ABSOLUTA, nos da libertad para amarle u ofenderle

    - En cuanto al Islam y su ideologia disfrazada de religión, demuestra que no es verdadera religión, y al igual que todas las ideologias radicales marxistas/leninistas y ahora la LGTB, te agreden e incluso pasan a peores si no opinas igual

    - Mas ejemplos de “pensamiento único” son: Korea del Norte, Venezuela, Cuba, y paises donde dominan islamistas, comunistas y socialistas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]