Sábado 30 de septiembre: concentraciones en toda España contra el golpe separatista

Sep 30 12:00

Ante el golpe separatista en Cataluña y “en defensa de los catalanes, y del resto de españoles que ven amenazada su nación, sus derechos y su propia convivencia”, la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES) ha convocado concentraciones ante todos los ayuntamientos de España. Tendrán lugar el sábado 30 de septiembre a las 12 del mediodía ante los ayuntamientos de todas las poblaciones de España.

Es la hora de que se escuche a la España silenciosa. La España que soporta, con su trabajo y esfuerzo, los desmanes, corrupciones y torpezas de la política, La que tantas veces es ignorada desde las administraciones porque no es amiga de tumultos ni de alborotos., señala la Fundación DENAES. Esta organización pide que “se aparque cualquier símbolo de partido, bajo el único símbolo que nos une a todos, que no es ni de izquierdas ni de derechas, el de la patria común e indivisible: La bandera de España. La misma con la que salimos a celebrar un triunfo deportivo, sea cual sea. La misma que cubre los féretros de nuestros soldados cuando mueren tras ser enviados a escenarios de riesgo. La misma que tantos hemos jurado defender”.

Contando Estrelas se adhiere a esta convocatoria. Desde aquí animo a todos los lectores de este blog a movilizarse ese día en defensa de España y para hacer frente al golpe sepatatista. No podemos quedarnos callados ante este grave ataque contra nuestra Nación y contra la convivencia entre españoles.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.100

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luisa Carrasco

    Tal vez sea lo tarde que es, pero, sinceramente, a mí este tema me tiene cansada, y no creo que vaya a acudir el próximo día 30 al ayuntamiento (aunque puede que cambie de opinión de aquí a ese día), pero sí pienso avisar a mis conocidos porque creo que esto no es cuestión sólo de unos cuantos que se creen especiales, sino de todos los españoles.

    Eso de creer que cada uno puede decidir sobre todo lo que le dé la gana es una solemne tontería, y ya está bien de que, para colmo, unos se crean con más «derecho a decidir» sobre el futuro de una parte de España que otros (pues, aunque algunos no lo crean, todos ellos son igual de españoles que el resto de los que tenemos nacionalidad española).

  2. Luisa Carrasco

    A ver, poder se puede decidir (creo que me he expresado mal), pero muchas decisiones están fuera de la legalidad (y la mayoría de ésas tienen penas de multa o de cárcel).

  3. Los españoles tenemos que dejar de pensar que lo que pasa en España no va con nosotros. Cataluña está como está no sólo por culpa de nuestros políticos, sino también por la desidia de millones de españoles, que han dado la espalda a los catalanes no nacionalistas durante años, a menudo acordándose de ellos sólo para reprocharles que no se movilizasen, mientras en el resto de España nadie salía a la calle para pedir apoyo a esos no nacionalistas y respeto por la ley.

    Ya va siendo hora de cambiar de mentalidad: lo que ocurre en Cataluña nos afecta a todos los españoles. Los catalanes son nuestros compatriotas. Entre ellos hay muchos que se sienten españoles y que sienten que han sido abandonados. Esto no puede seguir así. Hay que movilizarse, y no sólo en Cataluña. Y si no nos damos cuenta de ello, entonces no nos extrañemos luego de que los separatistas pretendan que los asuntos de Cataluña son cosa exclusiva de ellos y de nadie más, porque al final con nuestra desidia les estaremos dando la razón.

  4. Luisa Carrasco

    Ya, sé que tienes razón, pero ya te digo que estoy cansada. No me refiero sólo a cansancio físico (aunque supongo que ahora influye en mi ánimo y por eso digo que es posible que cambie de opinión). Me refiero a estar cansada de pedir apoyo para causas importantes y que apenas cuatro gastos respondan. Cansada de la gente que pasa de largo ante situaciones en las que está en juego la vida de inocentes. Cansada de tender la mano y de que me pongan la zancadilla…

    Supongo que necesito dormir unas cuantas horas, en cuanto acabe con lo que me queda por hacer, y mañana será otro día…

    ¡Buenas noches!

  5. María delMar

    El silencio de las zapatillas es más peligroso que el ruido de las botas. Texto de Martin NIEMÖLLER (1892-1984).
     
    Un hombre cuya familia formaba parte de la aristocracia alemana, antes de la segunda guerra mundial, poseía varias grandes fábricas y propiedades Cuando se le preguntaba cuántos alemanes eran verdaderamente nazis, daba una respuesta que puede servirnos de guía sobre nuestra actitud respecto del fanatismo.
     
    Pocas personas son verdaderos nazis, decía, pero son numerosas las que se felicitan del retorno del orgullo alemán, y aún más numerosas las que están demasiado ocupadas para prestar atención.
    Yo era uno de los que pensaban simplemente que los nazis eran una banda de locos.
    Así la mayoría de limitó a mirar y dejar hacer. De pronto, antes de reparar en ello, eran nuestros amos, habíamos perdido toda la libertad de maniobra y el fin del mundo había llegado. Mi familia perdió todo, yo acabé en un campo de concentración y los aliados destruyeron mis fábricas.
     
     
    La Rusia comunista estaba compuesta sencillamente de rusos que querían simplemente vivir en paz, pese a que los comunistas rusos hayan sido los responsables del asesinato de alrededor de veinte millones de personas. A la mayoría pacífica no le concernía.
     
     
    La inmensa población china era, también, pacífica, pero los comunistas chinos llegaron a matar la cifra escalofriante de setenta millones de personas.
     
     
    El japonés medio, antes de la segunda guerra mundial, no era un belicista sádico. El Japón, sin embargo, sembró su ruta a través del sudeste asiático, de asesinatos y carnicerías en una orgía de muerte incluyendo la exterminación sistemática de doce millones de civiles chinos, muertos, la mayoría, a golpes de espada, de pala o de bayoneta.
     
     
    ¿Y quién puede olvidar Ruanda, que se convirtió en una carnicería? ¿No hubiéramos podido afirmar que la mayoría de los ruandeses estaba a favor de la Paz y el Amor?
     
     
    Las lecciones de la Historia son, con frecuencia, increíblemente sencillas y brutales. Sin embargo, pese a todas nuestras facultades de raciocinio, pasamos con frecuencia junto a cosas de los más elementales y mínimamente complicadas: los musulmanes pacíficos se han convertido en inconsecuentes debido a su silencio.
     
     
    Hoy, expertos y cabezas bien pensantes, no dejan de repetir que el Islam es la religión de la paz y que la inmensa mayoría de musulmanes no desea sino vivir en paz. Incluso si esta afirmación gratuita fuera cierta, está absolutamente infundada. No es más que una falacia desprovista de todo sentido, destinada a tranquilizarnos y, de algún modo, a atenuar el espectro del fanatismo que invade el Mundo en nombre del Islam.
    El hecho es que los fanáticos gobiernan actualmente el Islam. Son los fanáticos quienes desfilan. Son los fanáticos quienes financian cada uno de los cincuenta conflictos armados por el mundo. Son los fanáticos quienes asesinan sistemáticamente a cristianos y grupos tribales en África y meten poco a poco mano en el continente entero, a través de una ola de islamismo.
     
     
    Son los fanáticos quienes ponen bombas, decapitan, masacran o cometen crímenes en nombre del honor. Son los fanáticos quienes toman el control de las mezquitas, una tras otra. Son los fanáticos quienes predican con celo la lapidación y el ahorcamiento de víctimas de violación y de homosexuales. La realidad, brutal y cuantificable, es que la mayoría pacífica, la mayoría silenciosa es ajena y esconde la cabeza.
     
     
    Los musulmanes pacíficos se volverán enemigos nuestros si no reaccionan, porque, como mi amigo alemán, se despertarán un día para comprobar que son la proa de los fanáticos y que el fin de su mundo habrá comenzado.
    Alemanes, japoneses, chinos, rusos, ruandeses, serbios, albaneses, afganos, iraquíes, palestinos, nigerianos, argelinos, (y coreanos del norte no nos olvidemos de ellos), todos partidarios de la Paz, y muchos otros pueblos han muerto porque la mayoría pacífica no ha reaccionado antes de que fuera demasiado tarde.
     
     
    En cuanto a nosotros, que contemplamos todo ésto, debemos prestar atención al único grupo verdaderamente importante que amenaza nuestro modo de vida: los fanáticos.
     
     
    Y también, a riesgo de chocar con los que no creen que el asunto sea tan serio pasarán por encima de esta meditación sin querer complicarse la vida contribuyendo sin darse cuenta a que con la pasividad se propicie la expansión del problema.
     
     
    Debemos meditar, reflexionar y compartir nuestra meditación. Cuando vinieron por los comunistas, no protesté porque yo no soy comunista. Cuando vinieron por los judíos, no protesté porque yo no soy judío. Cuando vinieron por los sindicalistas, no protesté porque no soy sindicalista. Cuando vinieron por los católicos, no protesté porque yo no soy católico. Y cuando han venido por mí, no queda nadie para protestar.
     
     
    Texto de Martin NIEMÖLLER (1892-1984), pastor protestante detenido en 1937 y enviado al campo de concentración de Sachsenhausen. Fue transferido en 1941 al campo de concentración de Dachau. Liberado en 1945 tras la caída del régimen nazi.
     
     
    No podemos dejar de pensar en la siguiente frase de uno de nuestros más clarividentes congéneres, él también alemán de origen:
     
     
    El mundo es peligroso para vivir, pero no tanto a causa de los que practican el mal, sino a causa de los que miran y dejan hacer.
     

  6. La historia de la humanidad esta lleno de masas de corderos silenciosos.

  7. ¡PAREMOS YA A LOS INDEPENDENTISTAS!

    ¡BUENA IDEA!

  8. Luna

    Si es hora de algo, viene a ser de que comprendáis qué es en realidad lo que llaman “el problema catalán”. Y os lo va a contar un catalán de pura cepa porque lo conoce y ha sufrido en sus carnes desde hace años.

    “El problema catalán” consiste en que un mafioso que se llama Jordi Pujol montó un entramado financiero con el que articuló uno de los mayores latrocinios de la historia. (Creo que sólo es comparable a la “desamortización” de Mendizábal y Madoz, destinando unas cantidades increíbles a una propaganda destinada a hacer creer al resto de españoles que en Cataluña existía un problema, ya sea histórico, de convivencia o de la índole que queráis. Supo levantar esta fachada y coaccionar al gobierno hasta puntos inimaginables, mientras se llenaba los bolsillos y cerraba con billetes o cheques las bocas que pudieran hablar.

    Mientras, los catalanes íbamos sufriendo abuso tras abuso, sin ver que el gobierno hiciera nada y en la actitud que a vosotros os pesa en este momento: No hacer nada por nuestra parte, esperar y esperar, pensar que votando a otros partidos en las autonómicas se iba a arreglar la cosa. Creer que nuestra papeleta sería redentora y que no hay otras que concurren en las urnas.

    Cuando ya se había conseguido una obediencia casi absoluta por parte de las Cortes Españolas, se dio la vuelta a la tortilla y otros partidos se apoderaron de la obra pujolista, siguiendo con la misma música y distinta letra, abanderaron esta sedición. Los pocos -poquísimos- separatistas que vinieran siéndolo desde los años ochenta se sienten traicionados y verdaderamente lo están. Los más, los que se apuntaron al carro de hace tres años para acá, se encuentran con el hundimiento provocado por esta convocatoria de referéndum que no pueden apoyar, ya que viene emparejada con una “ley de desconexión” que resulta de todo punto inviable, que expulsa de entrada a todo aquél que no sea republicano y termina de un plumazo con el “Nou Estatut”, base de gran parte de la propaganda que consiguió esta agitación.

    No quedan ya ni los soñadores, únicamente aquéllos que toman el independentismo como coartada y no temen que por estas acciones se pierdan para siempre las oportunidades de un “país libre”. Esos son los que asedian a la Guardia Civil o engañan a los niños para que se manifiesten.

    Sabedlo ya: El triste “problema catalán” es una desagradable resaca. Lo otro es un Nerón acompañado de una pandilla de chiflados a los que se encarcela y se acaba con el asunto.

  9. Paul

    El próximo día 30 salgamos todos los españoles a la calle a decir alto y claro que no queremos ese referéndum ilegal y que Cataluña de España. Es la mejor manera de pararlo.

  10. María Martínez

    A mi, me regalaron un abanico que he lucido por parte de Europa y España, excepto en Cataluña y en Euskadi. Se preguntarán: ¿ Porqué ? Les cuento ” el delito ” : Lleva pintado un toro y de fondo los colores rojo y amarillo. Me dicen: ” Aquí mejor que no lo uses ” o ” Sra. su abanico me molesta “, y llevar en la mano un determinado periódico y que pasen personas y te digan…..p…..español.
    Si hasta en esos simples actos se corta mi libertad ¿ Qué ocurre con todo lo de más ?
    Yo iré a la manifestación: Por mi libertad y la de todos los españoles.

  11. Vicente

    Como dijo Wiston Churchill:
    Para que el mal triunfe, lo único que tienen que hacer las personas buenas es nada.

  12. Pedro

    Esta convocatoria del sábado no ha salido en los medios de comunicación, sólo en las redes, hay que intentar que hablen de ella los periódiocos, la radio y la televisión. La inmensa mayoría todavía no sabe nada. Así no seremos ni la mitad de los que serían. De todos modos, no hemos hecho más que empezar. Los separatistas y la extrema izquierda están todo el día en la callle. Tenemos que acostumbrarnos a salir de casa. ¡Viva España unida!

  13. Luna

    Creo que no importa. Al ver pasar a la gente por la calle con las banderas, irán preguntando y se apuntarán. Confío plenamente en que no habrá propaganda de nadie y que eso de que “es Vox” que dicen los del PP ni se va a ver.

    Otra cosa que tenemos que demostrar es que por encima de todo, no estamos con Vox o con el PP, sino con España. Hay una manera de ser español, aunque luego haya otras de pertenecer al partido político que sea.

  14. Fernando

    Es muy preocupante que estas manifestaciones ó concentraciones a favor de la unidad de nuestra Patria no se produzcan de manera espontáneas y tenga que ser por convocatorias de asociaciones con muy buenas intenciones y dignas de aplauso. A pesar de todo yo asistiré con mi Bandera de España confiando que el pueblo llano no separatista se de cuenta de una vez del grave peligro y las tremendas consecuencias para todos que supone la fractura de España en pedazos.

  15. Ezita

    Yo lo tengo muy claro. Mi bandera de España y a las doce estaré en la Plaza del Ayuntamiento de Alcalá de Henares. Tranquila y pacíficamente….

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]