El audaz militar español es considerado un héroe en los Estados Unidos

Pensacola (EEUU) inaugura un monumento a Bernardo de Gálvez entre banderas españolas

La ciudad estadounidense de Pensacola, en Florida, inauguró este martes un monumento a un famoso militar español: el capitán general Bernardo de Gálvez, natural de Macharaviaya (Málaga).

Fuerte Mosé: negros de Estados Unidos recuerdan con orgullo su pasado español
Puerto Rico revive su heroico pasado español con el Aspa de Borgoña e izando la rojigualda

Un monumento hecho por cuestación popular

Según adelantó el mes pasado el Pensacola News Journal, el monumento ecuestre, hecho de bronce, está situado en el cruce de las calles Palafox (una de las principales avenidas de la ciudad) con Wright, entre una iglesia episcopaliana y una metodista, por cierto. El monumento costó 400.000 dólares, que fueron recaudados por la Pensacola Heritage Foundation mediante una cuestación popular iniciada en 2016. La estatua en sí tiene una altura de 3 metros, y está situada sobre un pedestal que estará recubierto de piedra caliza española y decorado con el escudo de armas de Gálvez en bronca, de forma que el monumento mide en total casi 6 metros de alto. La estatua es obra de Robert Rasmussen, capitán retirado de la Marina estadounidense, y de Katherine R. Vincze, y ha sido situada frente al Fort George, una de las posiciones británicas tomadas por Gálvez.


Éste es el aspecto final que tendrá el monumento a Gálvez en Pensacola una vez terminado (Foto: GalvezMonument.com)

La Batalla de Pensacola: «El que tenga honor y valor que me siga»

La figura de Gálvez es recordada en Pensacola cada año con un día, el 8 de mayo, que allí conocen como «Galvez day». La razón de este homenaje se remonta a los años de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, en la que España se declaró neutral inicialmente, aunque en la práctica ayudó a los rebeldes desde el comienzo, declarando finalmente la Guerra a Inglaterra en 1779. En el marco de esta guerra, el entonces general Gálvez zarpó de La Habana el 28 de febrero de 1781 al frente de una flota formada por 21 buques españoles, con una fuerza embarcada de más de 7.000 hombres. Gálvez desembarcando en la Isla de Santa Rosa, que cierra la bahía de Pensacola, el 9 de marzo. El día 18, Gálvez se dispuso a encabezar la incursión de la flota española en la bahía a bordo de su bergantín Gálveztown.


El excelente cuadro «Por España y por el Rey, Gálvez en América» sobre la Batalla de Pensacola. Es obra del pintor catalán Augusto Ferrer-Dalmau. Fue presentado en noviembre de 2015. Bernardo de Gálvez aparece en el centro del cuadro con uniforme azul.

Ante la negativa del capitán Calvo de Irazábal a seguir en tan audaz maniobra con sus buques, por temor a ser barrido por la artillería inglesa, Gálvez le hizo llegar una carta acompañada de una bala de cañón, con el siguiente texto: «Una bala de cañón de a treinta y dos recogida en el campamento que conduzco y presento, es de las que reparte el fuerte de la entrada. El que tenga honor y valor que me siga. Yo voy por delante con el Galveztown para quitarle el miedo«. Y así, Gálvez entró solo en la bahía, siguiéndole poco después el resto de la flota e iniciando una batalla que se culminó el 8 de mayo, cuando los cañonazos de los sitiadores hicieron volar por los aires el reducto de la Reina, defendido por los ingleses. En recuerdo de su audacia en aquella batalla, desde entonces el escudo de armas de Gálvez lució el lema «Yo solo», que hoy también decora el monumento inaugurado anteayer en Pensacola.

La victoria española fue una decisiva ayuda para los estadounidenses

La capitulación firmada por los ingleses tras su derrota incluyó la entrega a España de toda la Florida Occidental (Pensacola era la capital de este territorio, que estaba en manos británicas desde 1763). El 30 de mayo, a su regreso a La Habana, Gálvez fue recibido como un héroe. Como recompensa, el Rey Carlos III le ascendió a teniente general, nombrándola gobernador de Luisiana y de Florida Occidental. La victoria española contribuyó decisivamente al triunfo de los rebeldes en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, y así lo reconoció George Washington, que le invitó a marchar junto a él en el desfile de la victoria celebrado en Filadelfia el 4 de julio de 1783. En 1784 el Congreso de los Estados Unidos hizo un reconocimiento oficial a Gálvez y a España por su ayuda a la Revolución americana. En honor al militar español, en 1785 el explorador español José de Evia bautizó un pueblo en la costa del Golfo de México, en la actual Texas, con el nombre de Villa Gálvez: hoy recibe el nombre Galveston.


El momento en el que era desvelada la estatua de Gálvez anteayer en Pensacola (Foto: Asociación Histórico-Cultural de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya)

Uno de los ocho extranjeros distinguidos con la ciudadanía honoraria

En 1976, coincidiendo con el bicentenario de la Independencia de los Estados Unidos, España regaló a ese país una estatua ecuestre de Gálvez, obra de Juan de Ávalos, que fue colocada en la Avenida de Virginia en Washington, en Washington DC. En 2004, el Congreso de los Estados Unidos concedió a Gálvez la ciudadanía honoraria estadounidense, un reconocimiento que hasta ahora sólo han obtenido ocho personas, entre ellas Winston Churchill y Santa Teresa de Calcuta. Gálvez es uno de los tres héroes extranjeros de la Guerra de Independencia galardonado con ese título (los otros son el francés Gilbert du Motier, Marqués de Lafayette, y el polaco Kazimierz Pułaski), y es considerado un héroe en los EEUU. En España no nos hemos olvidado de este héroe: el 8 de mayo de 2015, el Tercio «Don Juan de Austria» 3º de la Legión, en representación de las Fuerzas Armadas Españolas, y la dotación del destructor USS McFaul de la Marina estadounidense hicieron un homenaje conjunto a Gálvez en el puerto de Málaga, coincidiendo con el aniversario de su victoria en Pensacola, un momento que recoge este vídeo:

Banderas españolas en la inauguración del monumento a Gálvez en Pensacola

La instalación del monumento a Gálvez se inició el 24 de abril. Aunque aún no está terminado (falta por añadirle un banco en el contorno del pedestal, entre otros detalles), su inauguración se programó para el 8 de mayo, coincidiendo con el aniversario de la victoria de Gálvez en la batalla que tuvo lugar allí. Unos cientos de personas se reunieron el martes, a las diez de la mañana, para rendir honor a Gálvez, entre ellas un grupo de recreadores de la Asociación Histórico-Cultural de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya, con uniformes como los que lucían los soldados españoles en la batalla de 1781.


Un momento del acto de inauguración del monumento a Gálvez este martes 8 de mayo en Pensacola (Foto: Diputación de Málaga)

Al acto de inauguración asistieron el alcalde de Pensacola, Ashton Hayward, el cónsul de España en Florida, Cándido Creis, la cónsul honoraria de España en Pensacola, María Davis, el diputado provincial de Cultura de Málaga, Víctor González, el alcalde de Macharaviaya, Antonio Campos y alcalde de Iznate, Gregorio Campos. El monumento recibió la bendición del Obispo católico de Pensacola–Tallahassee, William Wack. Este miércoles, los representantes españoles tenían previsto realizar un homenaje naval en el Golfo de México a los españoles caídos en la Batalla de Pensacola.

Sobre la hazaña de Gálvez en Pensacola, os recomiendo vez este documental publicado en 2011 por Abyssal Pictures, en español:

(Foto principal: Asociación Histórico-Cultural de Granaderos y Damas de Gálvez de Macharaviaya)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.