El revelador vídeo que deja en evidencia los planes de Pablo Iglesias para TVE

Sánchez ofreció el control de TVE a un tipo que ve el periodismo como “un arma para disparar”

En las últimas horas estamos asistiendo en España al bochornoso intercambio de cromos entre el PSOE y Podemos para colocar al frente de Televisión Española a un periodista afín a sus partidos.

Iglesias exige el control de TVE tras definir el periodismo como ‘un arma para disparar’
El diputado de Podemos que pidió acosar a dos periodistas anuncia ‘medios plurales’

PSOE y Podemos se intercambian cromos de ‘hooligans’ para dirigir TVE

Uno de los nombres que se ha barajado es el de Ana Pardo de Vera, actual directora del panfleto ultraizquierdista Público, el primer periódico español que demandó a un bloguero -éste que escribe- por ejercer el derecho a la libertad de expresión. Finalmente, el PSOE descartó el nombramiento de Pardo de Vera en favor de Andrés Gil, socio de Ignacio Escolar y colaborador del digital de ultraizquierda Eldiario.es. Es decir, que Podemos y el PSOE no buscan periodistas de prestigio para dirigir TVE: buscan hooligans de sus partidos. Al final, para ellos gobernar no es una forma de mejorar la calidad de vida de la gente, como tantas veces han pregonado, sino una forma de manipular a la sociedad.

La directora de Público desvela que Sánchez ofreció el control de TVE a Iglesias

Hoy, tras ser descartada de las quinielas para dirigir la cadena pública, Ana Pardo de Vera se ha vengado revelando en su Twitter lo siguiente:

Es decir, que el PSOE -que gobierna España con sólo 84 diputados- ofreció el control de la televisión que pagamos todos a una coalición que tiene 71 diputados, todo ello sin contar con los 137 diputados del partido más votado. Muy democrático todo, oigan.

Lo que Iglesias dijo en 2013: su deseo de dirigir una televisión pública

Teniendo en cuenta el largo historial de manipulaciones y noticias falsas del diario Público, lo que afirme su directora no me merece mucha confianza. Sin embargo, lo que afirma Pardo de Vera en ese tuiteo se corresponde con unas reveladores declaraciones que hizo Pablo Iglesias en noviembre de 2013 al digital Galiza Ano Cero. En aquella entrevista, concedida unos meses antes de que se fundase Podemos, Pablo Iglesias confesó: “A mí me gustaría que un partido de izquierdas ganara las elecciones y me nombrara director de una televisión pública. Eso es lo que más me gustaría. Pablo Iglesias iba más allá y explicaba cómo se haría él con esa televisión pública: “el precio para que yo apoyara un terrible acuerdo de Izquierda Unida con los reformistas traidores protroika del PSOE sería que pusieran en nuestras manos una televisión“. Esto explicaría que el reformista traidor protroika -como lo llama él- Pedro Sánchez Castejón hubiese dejado en sus manos el control de RTVE: el precio a pagar por el apoyo de Podemos a la investidura de Sánchez. De hecho, no sería la primera vez que Podemos le pone ese precio a su apoyo al PSOE: ya lo hizo en enero de 2016.

Iglesias definió el periodismo como “un arma que vale para disparar”

¿Y para qué quería Iglesias esa televisión? ¿Para reponer “Verano azul” y “Barrio Sésamo”, quizás? ¿Para despolitizarla y hacer un servicio público de calidad, tal vez? Nada más lejos. En la entrevista, Pablo Iglesias definía el periodismo como “un arma que vale para disparar”. Y por si alguno cree que este señor hablaba en sentido figurado, al final del vídeo se le ve poniendo como referente a Venezuela, donde el régimen chavista ha cerrado multitud de medios críticos, usando los canales públicos como una herramienta de burda propaganda.

Lo que me pregunto es qué dirán ahora los izquierdistas que venían denunciando la manipulación de TVE (la de TVE pero no la de TV3, ni la de Canal Sur). Por mi parte, sigo pensando lo mismo que cuando gobernaba el PP: la mejor televisión pública es la que no existe.

(Foto: Efe)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sánchez está haciendo todo aquello por lo que la ejecutiva de su partido le defenestró hace no tanto tiempo.
    Parece como si existieran dos PSOE, el largocabellerista/zapaterista de Sánchez y otro más socialdemócrata moderado. Se impuso el primero y como los segundos no sean capaces de volver a coger las riendas, algo va a terminar mal. O el sanchismo naufraga, lo que no es descartable, o España corre graves riesgos. Yo prefiero seguir teniendo fe en mi patria y ojalá no me equivoque.

  2. Elentir.

    National Geographic esta con un documental sobre el avance del nacismo en Alemania a principios de los años 30 del siglo pasado. Goebbels se hizo cargo de la propaganda masiva para embobar a la sociedad alemana.

    Esto es una tactica identica que se veía venir. Desde el golpe de estado a la Moncloa Iglesias estuvo muy callado. Ahora nos damos cuenta porque.

    A partir de ahora es el control de las masas.

    Orwell

  3. Hristina Asenova

    Siempre he pensado que los medios publicos no deben ser vinculados con ningun partido ni ideología y deben representar a toda la gente que vive en el país. Pero, parece que en RTVE no lo ven asi… Pues, que no se sorprendan si pierdan espectadores. Por algo será.

  4. Felipe

    Porqué tengo que pagar con mis impuestos las televisiones públicas ?

  5. pacococo

    En efecto el Sr Iglesias ha estado callado porque le ofrecieron el premio gordo. Quién maneja los medios tiene el control de los votos. Afortunadamente estos no son demasiado inteligentes, pero seguro que buscan a alguien que los lleve.

    Y los socialistas no aprenden. Siempre acaban asociados a los comunistas que se quedan con todo.

    Es increíble la cantidad de tontos que hay en el psoe que no se dan cuenta que al asociarse con los comunistas van a ser fagocitados.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.