El presidente de Vox recuerda que la Ley del Aborto de 1985 "era un coladero"

Abascal, a favor de la vida: «Hay que proteger siempre al débil; el niño en el vientre materno»

El pasado domingo, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, hizo unas declaraciones en relación al aborto que han sido comentadas hoy, a su vez, por el presidente de Vox, Santiago Abascal.

Argumentos científicos en contra del aborto
El aborto, medio de control social con fines racistas

Pablo Casado defiende el «derecho a vivir del no nacido»…

Según publicó ayer Europa Press, Casado hizo una serie de afirmaciones que merece la pena analizar. Empezaré por las que más que me parecen más digno de apoyo. Casado dijo que el aborto no es un «derecho» y afirmó el «derecho a vivir del no nacido», algo en lo que estoy plenamente de acuerdo. Matar a un ser humano inocente e indefenso no es ningún derecho, precisamente porque de nuestra condición se derivan una serie de derechos fundamentales, el primero de los cuales es el derecho a la vida. Casado también dijo que desde 1985 ha habido unos dos millones de abortos en España, que «han costado unos mil millones de euros», y añadió: «¿Por qué no empleamos recursos para apoyar la maternidad?» Aunque creo que lo más importante en el drama del aborto es la pérdida de vidas, me parece bien recordar lo que apunta Casado: que el Estado ha estado invirtiendo enormes recursos en liquidar vidas mientras negaba a las madres embarazadas toda clase de ayudas económicas. El resultado es una grave crisis demográfica.

… y también se compromete a recuperar la Ley del Aborto de 1985

Vayamos ahora con las afirmaciones de Casado que menos me han gustado. El presidente del PP ha expresado su «compromiso» de volver a la Ley del Aborto de 1985. Afirmar este compromiso sin más precisiones es algo que me intranquiliza. Ya señalé aquí hace cinco años que esa ley fue un coladero debido al supuesto del riesgo psicológico para la madre, bajo el cual se cometieron el 96,73% de los abortos perpetrados al amparo de la ley de 1985. Sería un gran paso que el PP se propusiese al menos lo que ha hecho Polonia: intentar restringir lo más posible los abortos, una política que -junto a las ayudas a la maternidad- ha hecho descender drásticamente el número de abortos en ese país: en 1981, bajo la dictadura comunista, llegaron a perpetrarse 230.000 abortos en Polonia; en 2015 fueron 1.040. Esta política ha hecho que Polonia sea uno de los países europeos más seguros para los hijos por nacer.

Dice que la ley de 1985 se aprobó «con el acuerdo de los dos grandes partidos»: no es verdad

Casado también ha dicho que la ley de 1985 contaba «con el acuerdo de los dos grandes partidos». No es verdad. Como ya señalé aquí en 2009, Alianza Popular (antecesora del PP) se opuso a esa ley, que fue aprobada en 1983 con la mayoría absoluta del PSOE. Tras su aprobación, 54 diputados de AP, encabezados por José María Ruiz-Gallardón (de AP), recurrieron la ley ante el Tribunal Constitucional. Su recurso invocó el Artículo 15 de la Constitución, que afirma: «Todos tienen derecho a la vida». Ruiz-Gallardón fue claro en relación a la ley: «No somos partidarios de la despenalización del aborto en ningún supuesto». A raíz de ese recurso, el 11 de abril de 1985 el TC declaró inconstitucional la ley por su desprotección del no nacido. La nueva ley fue aprobada el 28 de mayo de 1985, y los diputados de AP votaron en contra. Durante el debate parlamentario, Ruiz-Gallardón declaró: «La ley no contribuye a la protección del derecho a la vida del no nacido».

Santiago Abascal: «No se puede obviar que la ley de 1985 era un coladero»

Hoy Santiago Abascal ha comentado las declaraciones de Casado a través de su cuenta de Twitter: «No se puede obviar que la ley de 1985 era un coladero, a través del supuesto de «peligro para la salud psíquica de la madre». En la práctica era el aborto libre y como método anticonceptivo. Hay que proteger siempre al débil; el niño en el vientre materno«. Una declaración que coincide con las afirmaciones que hicieron varios oradores del acto de Vox en Vistalegre el 7 de octubre en defensa del derecho a la vida desde la concepción. Y coincide también con lo que dice el documento de 100 medidas presentado por Vox ese día: «Defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural«.

Basta de falacias izquierdistas: el aborto sí que es una imposición

El rechazo al aborto no implica imponer ninguna religión (de hecho Vox es un partido aconfesional). La ciencia demuestra que la vida humana empieza en la concepción y que abortar es matar a un ser humano. Es sobre esa base sobre la que se debe partir en el debate del aborto. Decir que abortar no es matar, que la víctima del aborto no es un ser humano o que la vida empieza en la semana 14 o en el parto, es tan poco científico como decir que la Tierra es plana. La izquierda ha conseguido que buena parte de la sociedad apoye, en esta cuestión, una serie de afirmaciones que sólo pueden calificarse como mágicas y falsas. Una sociedad civilizada no puede construir sus normas de convivencia sobre la mentira y sobre la violencia contra los más débiles e indefensos, y esto es válido para cualquier país, para cualquier cultura y para cualquier civilización. Decir que oponerse al aborto es querer imponer dogmas religiosos es otra de las mentiras que ha fomentado la izquierda durante décadas. Para oponerse al aborto no hay que ser religioso ni creer en Dios: basta con usar la razón. Lo que sí es una imposición ideológica es decir que las mentiras de la izquierda sobre el aborto prevalecen sobre el derecho a la vida. Dicho sea de paso, y como ha ocurrido tantas veces con la izquierda, esa imposición ideológica se está traduciendo en una matanza de dimensiones colosales. Ya va siendo hora de detener esa masacre.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. María martin

    No al aborto,basta de matar vidas inocentes,Si a la vida

  2. Lorenzo

    Sé que es muy difícil conseguir lo de Polonia (la aceptación social del aborto de la que se lamentaba Julián Marías es un hecho), y no tengo ninguna esperanza en el PP ni en el resto de la chusma parlamentaria actual.

    Por eso creo que es imprescindible que Vox esté en el Parlamento para que se empiece a debatir en serio sobre este asunto y sobre otros temas secuestrados por la corrección política (inmigración, ideología de género…)

  3. Elentir. Nosotros perdimos nuestro 3rd hijo/a porque mi mujer tuvo un aborto. Fue para nosotros una tragedia. No tuvimos mas. Cada vez que veo mujeres con pancartas y polos con tonterías como ‘este vientre es mio’ u otros eslogans mas grotescos tengo ganas de pegarlas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.