Repaso a las claudicaciones del PP ante el socialismo y el nacionalismo en Galicia

Carta de un gallego que votó al PP, que fue engañado por Feijóo y que va a votar a Vox

Ayer escuché en la TVG unas declaraciones del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en un mitin del PP este miércoles en Ferrol, hablando de la división del voto del centro-derecha.

Feijóo no traga a Vox y sugiere un gobierno PSOE-PP: ¿así aspira a frenar a la izquierda?
El PP regala dos alcaldías al BNG, aliado gallego de Bildu: Feijóo no lo desautoriza

En vista de lo que escuché, decidí escribir esta carta dirigida al presidente de la Xunta. Quien quiera puede ver el vídeo publicado por el Telexornal pulsando aquí.

La traición a su promesa de libertad lingüística

En ese vídeo, usted, señor Feijóo, habla del “voto del cambio” para referirse a su partido. Confieso que tuve que reírme al escuchar esas declaraciones. Hace diez años, muchos gallegos confiamos nuestro apoyo a Feijóo tras escuchar su promesa de libertad lingüística, un compromiso que usted tracionó. Lo que muchos gallegos esperábamos es que el nuevo gobierno implementase un sistema educativo en el que los padres pudiesen decidir el idioma de escolarización de sus hijos, que es lo que se hace en todos aquellos países de Europa con más de una lengua oficial, con la única excepción de España. Usted prefirió ceder a las presiones del nacionalismo y estableció un modelo de “trilingüismo” (o más bien “timolingüismo”) en el que los políticos siguen decidiendo por las familias. Eso no es lo que usted prometió. Tanto los padres que prefieren una educación en español como los que prefieren una educación en gallego se vieron traicionados por un político que a pesar de tener una mayoría absoluta para cumplir su compromiso, no lo llevó a cabo.

El apoyo del PP a la exclusión ilegal del español en el Ayuntamiento de Ferrol

Por cierto, en la misma ciudad en la que usted pronunció ayer su discurso en español (por lo que se ve en el vídeo de la TVG), el PP votó con el PSOE y con los nacionalistas a favor de una ordenanza lingüística que margina ilegalmente la lengua común de los españoles en el Ayuntamiento de la ciudad departamental, algo que tanto el Tribunal Superior de Justicia de Galicia como el Tribunal Constitucional ya señalaron como contrario a Derecho, puesto que esa exclusión viola el Estatuto de Galicia y la Constitución. ¿Con qué cara vienen ustedes a presumir de “constitucionalistas” cuando hacen estas cosas en Galicia?

La traición del PP a su promesa de “reforzar la protección del derecho a la vida”

Aquellas no fueron las últimas traiciones del PP. En 2014 usted fue uno de los políticos del PP que presionaron para que no se cumpliese su promesa electoral de “reforzar la protección del derecho a la vida”. En concreto, usted fue muy crítico con un proyecto del entonces ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón para derogar el llamado aborto terapéutico, que sirve para eliminar a los niños por nacer que padecen alguna discapacidad. Con esa posición la idea que usted transmitió es que hay seres humanos que son menos dignos de vivir, personas como un tío mío que tiene síndrome de Down, que es una de las causas más habituales para justificar esos abortos terapéuticos. Siguiendo sus recomendaciones, el PP acabó alineándose con aquellos que eran partidarios de dejar intacta la ley del aborto instaurada por el PSOE en 2010, a pesar de que contradice abiertamente la jurisprudencia constitucional, que señala que no se puede desproteger la vida humana en sus inicios (que es lo que hace la actual regulación tratando el aborto como un “derecho”).

La imposición por el PP de la ideología de género en las escuelas de Galicia

Siguiendo con su apoyo al proyecto ideológico de la izquierda, el PP gallego apoyó en abril de 2014 una ley LGTB que impone la ideología de género en las escuelas y en los medios de comunicación. En virtud de esa normativa, usted ayudó a recortar todavía más la libertad educativa que quedara ya mermada por su decisión de no respetar la libertad lingüística.

El apoyo del PP a una propuesta de los separatistas a favor de la lusofonía

Los disparates apoyados por su partido tocaron techo en octubre de 2018, cuando el PP apoyó una propuesta de los separatistas del BNG para que Galicia se una a la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa (CPLP), a pesar de que en nuestra comunidad no se habla el portugués -ni siquiera es lengua oficial-, sino el gallego, que es una lengua totalmente distinta a pesar de que una y otra tengan raíces comunes. Su partido no tuvo en cuenta, además, que para que esa adhesión sea aceptada, Galicia tendría que independizarse de España y adoptar el portugués como lengua oficial. ¿Éstos son los “cambios” para los que usted reclama los votos de los gallegos?

El sometimiento del PP a los dogmas del feminismo de izquierdas

Por otra parte, ante las críticas de Vox a las políticas socialistas basadas en el feminismo de género, unas políticas que criminalizan a los hombres por el mero hecho de serlo, en enero de 2019 usted se mostró contrario a derogar esas políticas promovidas por el PSOE y que están llevando a muchos hombres a ser víctimas de denuncias falsas en procesos de divorcio, ya que la legislación socialista que el PP dejó intacta ofrece facilidades a las mujeres que ponen esas denuncias, dejando a los hombres indefensos ante cualquier desaprensiva y restando recursos a las mujeres que son víctimas de casos de maltrato reales, y también marginando a los niños y ancianos que son víctimas de violencia doméstica a manos de mujeres, como si fuesen víctimas de segunda clase.

La petición del PP de condenar a los que discrepamos de las tesis de la izquierda

Abundando en su deriva progre, en septiembre de 2019 el PP presentó una propuesta de resolución pidiendo al Parlamento gallego condenar a los que discrepamos de las tesis ideológicas de la izquierda, y adoptanto la termilogía progre afirmando, por ejemplo, “la existencia de un substrato machista en la sociedad contra el que hace falta luchar mediante políticas públicas con perspectiva feminista”, un texto calcado de los panfletos más radicales del feminismo izquierdista. Después de leer aquel panfleto, lo que queda muy claro es que usted y su partido ya no son una alternativa a la izquierda. El PP se ha convertido en un simple recambio del PSOE: cada vez que gobierna deja intactas las leyes ideológicas de la izquierda e incluso las amplía.

Vox es lo que el PP no quiere ser: una alternativa real y valiente a la izquierda

Teniendo esto en cuenta, parece una broma pesada que usted venga a decir ahora que votar a Vox es facilitar la victoria del PSOE. Al contrario que el PP, Vox sí que defiende la libertad lingüística que usted traicionó, se opone con claridad al nacionalismo y desafía sin complejos a los dogmas ideológicos de la izquierda, de tal forma que gracias a Vox muchos votantes podemos decir que recuperamos nuestra voz en las instituciones, una voz que perdimos con la traición del PP. Por eso este domingo voy a votar a Vox, y porque además con ese partido tengo la seguridad de que mi voto no servirá para apoyar a un gobierno del PSOE ni para traicionar a España. Recordemos que en junio el PP regaló dos alcaldías a los separatistas del BNG, sin que usted, señor Feijóo, desautorizase esa operación. Recordemos también que usted apoyó en septiembre un pacto de gobierno del PP con el PSOE. Después de todo lo que acabo de señalar, ¿con qué cara viene ahora su partido a presentarse como una alternativa a los socialistas y al nacionalismo?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.