El ¿mito? de la Atlántida

Este jueves iba en mi coche escuchando a todo volumen -es música heavy, a fin de cuentas- una canción, “Atlántida”, de un grupo español que me gusta bastante: Tierra Santa (la he puesto en el Radioblog por si la queréis escuchar). La canción habla sobre la mítica isla que se hundió bajo el poder de un volcán, uno de los mitos más conocidos de todos los tiempos. Claro que precisamente por eso escribo estas líneas: ¿se trata en realidad de un mito?

Si tenemos en cuenta que un mito es una parte de la historia que ha traspasado los límites de la leyenda por su distancia en el tiempo y su simbolismo, entonces sí que podemos calificar de mito a la Atlántida. De hecho, es una figura que ha inspirado otros mitos posteriores, como el de la Isla de Númenor en los libros de JRR Tolkien. No obstante, la Atlántida y Númenor tienen entre sí una diferencia muy importante: ésta es fruto de la invención literaria de un genial escritor, y aquélla está inspirada en un suceso real sobre el que cada vez se tienen más datos.

A finales del pasado mes de agosto, la web de la BBC informó del descubrimiento de nuevos datos sobre la erupción volcánica ocurrida en la Isla de Tera, en Grecia, hace ahora 3.600 años, una considerable distancia en el tiempo como para dar lugar a grandes mitos. Tera está considerada por muchos estudiosos como la verdadera Atlántida a la que se refiere la mitología griega. La famosa explosión volcánica supuso la segunda mayor erupción de toda la Historia de la Humanidad, un cataclismo brutal que arruinó la civilización Minoica (la primera de las civilizaciones de la Grecia antigua, todavía en la Edad de Bronce), provocando olas gigantescas que destrozaron los puertos marítimos y las ciudades costeras en un radio muy amplio. Además, buena parte del Mar Mediterráneo (un área equivalente a las tres quintas partes de la superficie total de España) quedó sumida en la oscuridad, debido a la tremenda lluvia de ceniza que produjo la descomunal erupción.

Hoy en día, lo que queda de la antigua Isla de Tera recibe el nombre de Santorini. La bonita foto que encabeza este artículo es una imagen de una de las pequeñas poblaciones de la isla, la villa de Oia (por cierto, que más al sur de la Ría de Vigo hay un bonito municipio del mismo nombre). La isla griega, situada en el mar Egeo, sigue viviendo bajo la amenaza del volcán que lleva su mismo nombre, que entró en erupción por última vez en 1950. Aunque actualmente se le considera dormido, a lo largo del Siglo XX registró tres grandes erupciones, las dos primeras con varios años de duración cada una (en la foto de la izquierda se puede ver un instante de la erupción de 1925). En vista de estos datos, resulta muy poco probable que se puedan encontrar bajo el mar majestuosos palacios y otros restos sumergidos, tal como sugieren algunas interpretaciones del mito de la Atlántida.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. oskar

    Bueno, realmente fue Spirydon Marinatos el creador del mito Tera-atlantida, sin mucha base para ello.
    De hecho, uno de los logros de los minoicos, fue utilizar el volcan, para tener agua caliente en los hogares; por lo que de palacios nada de nada.
    Claro que a marinatos, le vino bien resucitar la atlantida de platon, para su labor; de hecho, no coincide, ni la ubicacion, ni la dimension que Critias daba para la mitologica atlantida.

  2. diamela

    me encanto, pero me gustaria saber donde puedo encontrar el mito completo para leerlo.Gracias y besitos

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.