El “Pelotilla” cumple 50 años

El pasado domingo pasó desapercibida en España una efeméride que merecía cierta atención, pues se trata del coche más popular de nuestra historia: el Seat 600, conocido popularmente como el “Pelotilla”, por su forma redondeada. El 27 de mayo de 1957 salía el primero de la fábrica de Seat en la Zona Franca de Barcelona, al precio de 70.000 pesetas (unos 420 euros al cambio actual). Parecerá barato, pero entonces costaba mucho reunir ese dinero.

Este maravilloso coche se estuvo fabricando hasta 1973. Entre 1964 y 1967 se construyó una versión de cuatro puertas. El primer modelo abría sus puertas al revés de como lo hacen sus coches actuales, pero la moda de las minifaldas en la década de 1960 acabó imponiendo el modo de apertura actual, debido a que las chicas pasaban auténticos apuros para salir del coche sin enseñar más de la cuenta, jeje. Mi abuelo tuvo uno de estos cochecitos, lo tenía muy bien cuidado y llegó a viajar con siete churumbeles sentados en la parte de atrás. Aún recuerdo viajar en él y el sonido curioso de su motor. Es un coche por el que siento un gran cariño.

– Relacionado: La última batalla del ‘pelotilla’. El 600 militar.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Estábamos concentrados en el aniversario de Star Wars.

    Ahora que lo pienso, el 600 ¿influyó en el diseño de los cascos de los soldados? xD

  2. Jajaja, pues nunca lo había pensado, ahora que lo dices… 😆

  3. Schwan

    Pues si que debían ser cabezones los soldados imperiales…

    La verdad es que lo recuerdo con cariño. vosotros sois más jóvenes (aunque yo en el año 1957 aún no había nacido, ni en el ’58, ni en el ’59…) pero sí era el “objeto de deso” de la mayoría de las familias españolas de la época.

    Y cómo no, en casa tuvimos uno. Ni os imagináis la capacidad que tenían porque en él se invitaba a vecinos y amigos a ir de viaje y perfectamente podíamos viajar 7 personas. Y lo que es más meritorio: ¡Sin protestar!

  4. Mi padre tuvo dos, aunque el primero yo no lo llegué a conocer. Pero el segundo sí.

    Aún recuerdo los viajes desde Galicia a Andalucía por la Vía de la Plata, por aquellas carreteras infernales. Recuerdo pasar el puerto de Piedrafita por la carreterea anterior a la anterior a la anterior a la que hay ahora. Teníamos que hacer el viaje en una tarde, el día siguiente, y una mañana más. Había que hacer paradas para que le coche se enfriase un poco. Íbamos cuatro niños detrás. No había autovías ni nada parecido. La baca iba llena.

    Nuestros padres eran unos valientes, sólo de pensar en hacer algo parecido actualmente en algo que no sea un monovolumen, me pongo malito 😛

    Mi abuelo era el “potentado” y tenía un 850. Mi padre pasó después a un Simca 1200, ¡eso sí que era un cochazo!, en este aprendí yo a conducir.

  5. Schwan, ya te digo que en la familia de mi madre viajaban en el 600 mi abuelo y mi abuela y sus siete primeros hijos (aún faltaban por venir otros dos). Aquello sí que debían ser viajes animados, jeje. 🙂

    Interruptor, el 850 lo tuvo mi padre, fue su primer coche. Lástima no verle al volante, me habría gustado, pero yo entonces habitaba en el mundo de las ideas, creo. 😉 Por cierto, que yo aún me acuerdo de los viajes a Madrid por carretera nacional, cruzando todos esos pueblecitos castellanos, y tirándote todo un día en la carretera para poder llegar a la capital. Hoy se llega en seis horas por autovía, ¡menuda diferencia!

  6. Iosumadre

    Es todo un emblema del país. Alguien tendrá que dedicarle un monumento algún día.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.