Zapatero muestra otra vez su sumisión a Marruecos

zapateromarruecos.jpg

Ayer, jueves, Miguel Ángel Moratinos hizo un rápido viaje a Rabat, a fin de entregar al presidente del Gobierno marroquí una carta de Zapatero dirigida al rey Mohamed VI para pedirle el regreso a Madrid del Embajador de Marruecos. El diplomatico fue llamado a consultas a raíz de la reciente visita de los Reyes de España a Ceuta y Melilla. Ante esto, cabe preguntarse: ¿busca Zapatero evitar acciones marroquíes que harían peligrar su reelección en marzo?

La misiva es la enésima claudicación del ejecutivo socialista ante gobiernos poco respetuosos con la democracia y los derechos humanos. A lo largo de esta legislatura hemos visto gestos igual de humillantes en relación con la dictadura cubana, con el tirano Hugo Chávez y con el boliviano Evo Morales. Se trata de tres gobiernos socialistas que emplean la violencia contra la oposición democrática, incluso en el caso de los dos últimos, que se dicen democráticos pero que han armado a sus seguidores, dejando muertos a su paso en las marchas de los estudiantes venezolanos y en las recientes protestas de los bolivianos contra el régimen antidemocrático que está imponiendo Morales.

Sin embargo, las mayores claudicaciones de Zapatero en política exterior se han dirigido hacia Marruecos, y con diferencia. Basta con enumerar algunos hechos:

A esta sucesión de felonías y despropósitos, Zapatero añade ahora un nuevo gesto de sumisión a los intereses marroquíes. Cabría preguntarse si esta nueva humillación a la que somete a España tiene fines electorales. El 7 de noviembre apunté la posibilidad de que Marruecos esté preparando un nuevo “Perejil” para lograr nuevas concesiones de Zapatero antes de una posible derrota de éste en las urnas. Una actuación militar en ese sentido, dirigida como una medida de presión al PSOE para que ceda a las ambiciones marroquíes sobre nuestros territorios africanos, tendría unos efectos demoledores en la opinión pública, pues Zapatero sería incapaz de responder el desafío de Marruecos con la misma firmeza y contundencia que mostró Aznar ante la invasión de Perejil.

En Ferraz lo saben bien y es posible que esa carta de Zapatero a Mohammed VII tenga como fin disuadir a Marruecos de una acción militar que implicaría la derrota del PSOE y el fin de toda esperanza para las ambiciones marroquíes, ante la más bien previsible postura hacia las mismas de un Gobierno del PP. ¿Qué promesas podría haber hecho Zapatero a Marruecos en ese caso? En vista de la actitud que ha tenido el ejecutivo socialista estos últimos años, cabe esperar que hayan adelantado a Marruecos posibles concesiones si el PSOE vuelve a ganar las elecciones, una victoria que facilitaría el aplazamiento de cualquier acción marroquí hasta después de los comicios. En manos del Gobiero está el sacarnos a todos de dudas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.