Derechos sólo para gallegohablantes

“Derechos lingüísticos de las personas consumidoras”. Así titula su Artículo 8 el Anteproxecto de Lei de Ordenación do Comercio Interior de Galiza, que como se puede ver ni siquiera respeta la denominación oficial de esta comunidad, que se llama “Galicia” y no “Galiza”. Esta nueva ley obligaría a los comercios a poner la señalización, los carteles informativos y los documentos de oferta de servicios “al menos, en gallego”. Analicemos de qué va esto.

El primer punto del citado artículo afirma:

“El ejercicio de la actividad comercial se llevará a cabo con riguroso respeto a los derechos lingüísticos de las personas consumidoras. Nadie podrá ser discriminado o atendido incorrectamente por razón de la lengua oficial empleada.”

Hasta ahí todo muy bonito. El problema llega en el segundo punto, que contradice abiertamente al primero:

“La señalización, los carteles informativos y los documentos de oferta de servicios para las persoas consumidoras de los establecimientos abiertos al público deben ser redactados, al menos, en gallego.”

¿Qué significa? Pues que si tu tienda está en gallego, esta ley no te obliga a poner esos materiales en castellano. Pero si tu tienda está en castellano, sí que estás obligado a traducir esos materiales al gallego: una evidente discriminación hacia los castellanohablantes.

Esta imposición abiertamente discriminatoria, que castiga a los que no se plieguen a este abuso con hasta 3.000 euros de multa, para colmo contradice el Artículo 3 de la Constitución Española:

“El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.”

Desde el momento en que al dueño de un comercio que ofrece sus servicios en castellano se le obliga a poner los letreros, folletos y documentos de su tienda en gallego, los derechos constitucionales del comerciante están siendo directamente pisoteados.

Lo más insultante es que esta imposición se haga apelando a los derechos de los consumidores. Se referirá sólo a los que hablan en gallego, pues esa ley posibilita que las tiendas estén sólo en esa lengua, pero no sólo en castellano. Es decir, que a la Xunta le importan un pimiento los derechos de aquellos consumidores que hablan la única lengua oficial común a toda España. El PSOE y el BNG sólo se han tomado a los consumidores como un pretexto para dar una vuelta de tuerca más a una política de imposición lingüística que no tiene encaje posible en nuestra Constitución.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jordi T.

    A ver si tenéis más suerte en Galicia, porque aquí en Cataluña hace muchos años que un redactado similar está en vigor. Y así nos va.

    No desfallezcáis. Os mandamos ánimo desde este rincón de España. Pero armaos de paciencia y perseverancia. Por aquí, algunos formamos parte ya de la segunda generación de ciudadanos que plantamos cara al nacionalismo… Y lo que nos queda…

  2. Muchas gracias, Jordi. Aquí en Galicia, afortunadamente, está habiendo una reacción muy fuerte a estas imposiciones. En Galicia convivíamos sin problemas gallegohablantes y castellanohablantes, hasta que llegaron los nacionalistas y sus amigos del PSOE y decidieron convertir la imposición lingüística en su sello distintivo.

    Lo curioso es que se tiran mucho tiempo y muchos millones en esto, y mientras tanto dejan de lado muchas cosas más importantes, como la Sanidad, que ha alcanzado récords en las listas de espera, que han llegado a ser tan largas que casi dan ganas de ir a operarse a Portugal. Se ve que en la Xunta están demasiado ocupados imponiendo el gallego como para ocuparse del bienestar y de las necesidades reales de los ciudadanos.

  3. Se gastan mucho dinero en convencernos de que no cuesta dinero (por supuesto no es cierto).

    Lo digo siempre, pero es que es cierto: antes podías hacer lo que mejor te gustase, ahora sólo lo que la Xunta te diga, sin embargo se las apañan para vendértelo como una ampliación de derechos…

  4. Maquito

    A mi no me importa que pongan todo en gallego, ni que todo escrito oficial sea en gallego, eso sí, que les obliguen a nuestros ladrones, perdón políticos, a hablar en gallego. Nada de sólo en las elecciones, delante de las cámaras, ni en actos propagandísticos. Que hablen gallego siempre, ni castellano, ni castrapo, ni gallego-portugués,… sino sólo gallego, bien el normativo o bien la variedad dialectal que más les apetezca.

    Cuando todos sepan hablar en gallego, que luego vengan a legislar para obligar el uso del gallego. En fin, que prediquen con el ejemplo o que no hagan nada.

  5. Hombre, pedirles eso es pedirles un milagro, Maquito. Estoy muy acostumbrado a ver nacionalistas que te sueltan eso de “na Galiza en galego” en las manifestaciones, y después en la vida privada hablan en castellano. Y en cuanto a los del PSOE, llamar “gallego” a la mezcolanza que hablan es como llamar “francés” al catalán… :mrgreen:

  6. Maquito

    Conozco a nacionalistas de esos. Luego les parece mal que a alguien de fuera le hables en castellano. ¿?

    Eso sí, deberían de al menos empezar a aplicar esas normas en Ferrol, como han hecho con el “transporte metropolitano de Galicia”, que sólo va por Ferrol y comarca, la ferrol-nación. :mrgreen:

  7. Es que Ferrol a los nacionalistas se les cruza en los esquemas. Es, con Vigo, la ciudad gallega con menos porcentaje de castellanohablantes. Eso sí, a lo de “Ferrol-nación” me opongo, que sois capaces de quedaros con las F100 de la Armada… 😛

  8. Maquito

    Lo de ferrol-nación lo digo yo. Porque a la comarca la llaman ferrolterra, y ahora consideran que la ferrolterra es parte de Ferrol, y bueno, poco a poco van aumentando los límites de su ferrolterra, de forma que si te descuidas crean su ferrol-país, ferrol-continente, ferrol-mundo, ferrol-universo.

    Así que cuando un caudillista ( mi gentilicio de ferrol 😀 ) me habla de su ferrolterra, pues le saco lo de la ferrol-nación.

    P.D.: Creo que los caudillistas son alérgicos al gallego

  9. Galileo

    Las injerencias arbitrarias en los asuntos privados de las personas están expresamente prohibidas en la declaración universal de derechos y en el convenio europeo para los derechos y libertades fundamentales; ambos suscritos por España. Debe ser que como Galiza non e Espanha están liberados de cumprir as leis.

  10. Supongo que les importa un bledo, Galileo, porque a menudo se pasan por la entrepierna tanto la Convención como el Convenio. De hecho, la Convención proclama unas libertades en materia religiosa y educativa sobre las que el PSOE hace pis a diario…

  11. Alvaro

    Otra amenaza a la libertad.

    Los nacionalistas tienen un denominador común: alergia a la libertad.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.