Antonio Pérez Henares habla de la Ley de Amnistía de 1977 en Veo7

Este vídeo corresponde al programa de anteayer de La Vuelta al Mundo en Veo7, que sigo con frecuencia cada noche. Antonio Pérez Henares, “Chani”, es un veterano periodista que se afilió al Partido Comunista de España (PCE) en 1968 y que vivió en sus filas el final del franquismo y la transición a la democracia.

En el vídeo habla de los progres que ahora quieren revisar la Ley de Amnistía de 1977 y minar los cimientos de la Transición sólo para evitar el descalabro del PSOE en las próximas elecciones.

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Por fín alguien lo sube a Youtube… Voy a enlazarlo.

    Una intervención excelente 😀

  2. Sensacional. Verdades como puños.

  3. Juana de Arco

    ¡¡¡Genial!!! :aplauso:

  4. nO_nAMe

    Y van no se cuantos avisos, uno mas, hasta que la cuerda se rompa, como en otras ocasiones ……………

  5. Juan Español Español

    Muy bien. Está dicho.

    En la Transición se entierra todo, pero Carrillo Asesino.

    Y Zapatero, malvado, ignorante, traidor y perverso.

    Y volvemos a las andadas, no tenemos remedio.

    Menos mal que ahora viene Maruja Torres del Líbano a luchar contra los fascistas, je je je.

    Pregunto ¿Y que coños hacía la Maruja en el Líbano?.

  6. Afrikaner

    Pérez Henares ha sido militante del PCE hasta
    el año 1986, es decir, ha abandonado el barco comunista 4 años antes de su hundimiento.
    En la actualidad, muchas de sus criticas al mundo progre y a la politica socialista son acertadas,
    pero no me fio de la sinceridad de alguien, quién
    defendia la peor tirania de la historia de la humanidad casi hasta el último momento.
    A partir de los años 60 del siglo XX, la información sobre el caracter criminal del comunismo era del dominio público y sólo
    los que no tenian voluntad de enterarse la ignoraban.
    Se dice que todos tienen derecho a cambiar de ideologia y son muchos que lo han hecho, pero
    no tienen la más minima confianza por mi parte.

  7. Yo suelo distinguir entre progres y neoprogres. Los propgres se autodenominaron así hace muchos años, son gente con ideas claras, con conocimientos y con las que se puede discutir e incluso a veces hay que hacer un buen ejercicio de razonamiento para rebatirles porque saben argumentar muy bien (cosa lógica cuando se tienen convicciones e ideas). Los neoprogres se ofenden si les llamas progres (porque son unos ignorantes y no saben que ese apelativo se lo puso la propia izquierda a sí misma y no es despectivo), no tienen ideas, no tienen principios, no saben dialogar y no tienen más argumento que sus consignas, son pesebreros y vagos, amigos del pelotazo y sin moral.

    La izquierda española actual está controlada por la neoprogresía y los antiguos izquierdistas con cerebro, los progres, han sido arrinconados por los radicales descerebrados. Pero cuando esos viejos progres salen de su silencio, muchas veces da gusto oírles hablar.

  8. Afrikaner

    Además, a Pérez Henares le traiciona su subconciencia; dice que el Partido Comunista
    prestó unos servicios increibles a la democracia.
    ¡Mentira!
    El PCE y ningún partido comunista del mundo
    tuvó cómo objetivo la defensa de la democracia.
    Los comunistas han llegado a aceptar la democracia
    para intentar llegar al poder por las urnas para
    imediatamente despues imponer la dictadura del proletariado.
    Este cambio de tactica se llamó “eurocomunismo”
    de Carrillo y Berlinguer.
    El objetivo final del comunismo siempre ha sido
    la dictadura de la nomenklatura comunista, disfrazada en la jerga agit-prop cómo “dictadura del proletariado”.

  9. El Tíol Bastón

    No sé, pero los partidos que están a la (supuesta) izquierda profunda del que está instalado en el poder tienen que estar que trinan, porque con esta radicalización les están robando todo el protagonismo y los votos. Radicalización o más bien desenmascaramiento de sus verdaderas intenciones, que no es más que un retorno progresivo a su historia, no lo olvidemos. Una historia regada con sangre, estupidez y arbitrariedad que se niegan a reconocer echando sobre todo lo demás sus propios escombros. Y es que saben que creando una pandilla de seguidores adoctrinados, éstos no aprenderá nunca, que se dejarán engañar siempre de la misma forma para luego no reconocer que les han timado y persistir en el error porque temerán que se les tenga por tontos.

    Y la verdad es que es un partido errático, que va hacia donde le lleva la ventolera del populacho, sondea para ver qué es popular y, sin importarle que sea moral o no, le hace propaganda para darle más popularidad todavía, aunque sea mediante la mentira y la calumnia, y convertirlo en ley. Y peor aún con su actual líder, que va como borracho dando tumbos hacia donde le lleva la ventolera de lo que cree que le va a servir para ser votado a costa de lo que sea. Hace exactamente lo que dice Carrascal en este alucinante artículo de hace un año.

    Y es que en el PSOE ya es tradición que tengan un morro que se lo pisan. Ahora (y ya no es la primera vez) intentan evitar el descalabro aunque sea por decreto ley. “Prohibido que nuestro partido no sea votado”, o poco menos. Si escarbamos un poco y nos remontamos en el tiempo, observaremos que ya mucho tiene que ver este modus operandi con el estallido de la Guerra Civil.

    Pero estoy seguro de que, por ese adoctrinamiento al que me he referido al principio, ya han conseguido una buena parte del voto en medio de la España profunda (ésa que difama y mata curas por simple odio gratuito, juega al fútbol con la cabeza de un asesinado y hasta ridículamente fusila y derriba monumentos sin importarles su interés, simplemente porque no les gusta quien los puso allí y lo que ellos dicen que representan, sea verdad este decir o no, porque hay que comerse sus decires por norma ya sean más falsos que Judas), aunque no intentaran mandar por ley que se les vote a ellos. Así nos va.

  10. MR (Monárquico y Republicano)

    Nunca creí que llegara a estar jamás de acuerdo con un comunista, pero aquí no me queda más remedio. Porque es cierto que nuestra Transición no fue ejemplar, están los casos de las matanzas de la cafetería California y de los abogados laboralistas de Atocha… Yo mismo, que era muy joven entonces, pero con inquietud ideológica y que estaba mucho más a la derecha que ahora, tampoco daba un duro por el cambio de régimen… Y, en cambio, nos ha proporcionado el periodo de paz más largo y próspero de nuestra historia más reciente. Aún a pesar de la inquietud causada por los pistoleros de ETA o la corrupción de nuestra clase política…
    Como creo, no pocas cosas malas ha dado también la Transición pero… ¿Qué pueden ofrecernos estos indocumentados y analfabetos funcionales recién llegados, que no sé de dónde sacan su antifranquismo, si no conocieron la dictadura, e incluso sus padres colaboraron con ella? Poco bueno dice de ellos su cainismo guerracivilista, y todo porque al no ser protagonistas de la Historia , pretenden reescribirla a su gusto volviendo a hacerla una de buenos y malos, creando una nueva transición a base de arrojar muertos sobre la mesa. Que se vayan a la mierda.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.