PRISA presenta hoy al sucesor de Zapatero

Hace diez días, el diario ultraizquierdista Público promocionaba a su candidata particular para vicepresidenta si ZP hace cambios en su gobierno. A esa candidata, Leyre Pajín, Público le ofreció un chat con los lectores que acabó en bronca y con acusaciones de censura contra dicho periódico, que habría eliminado sin más las preguntas más votadas por los lectores -y las más incómodas- para ponérselo facilito a la senadora. La partida de ajedrez entre la vieja guardia felipista (PRISA) y el zapaterismo (Mediapro) continúa hoy: por una parte, El País filtra el supuesto enfado de ZP con la “candidatura” de Pajín y, por otro lado y como remate, publica una kilométrica entrevista-masaje con Rubalcaba.

Leyéndola, y dejando a un lado sus repelentes opiniones, parece que se quedan cortos ciertos pronósticos que circulaban de que PRISA estaría promocionando al Ministro del Interior para una vicepresidencia. En todo caso, si consigue su objetivo, PRISA parece asumirlo como una mera escala en un viaje que acabaría en La Moncloa, cuyo actual inquilino es un cadáver político. Si el grupo de los Polanco consigue colocar a su candidato en la línea de salida de cara a una posible dimisión o renuncia de Zapatero a presentarse a la reelección, Rubalcaba lo tendría más fácil que los demás puesto que es el ministro mejor valorado del gobierno (aunque suspenda como todos los demás ministros).

El grupo mediático de los Polanco lleva ya tiempo dándole estopa a Zapatero por su trato de favor hacia Jaume Roures, propietario de Mediapro (el principal rival de PRISA, aunque ambos grupos sean afines al PSOE). La caída de popularidad de Zapatero por el giro radical de su discurso este último mes no ha hecho más que acrecentar las arremetidas: de hecho, el mes pasado Juan Luis Cebrián, consejero delegado de PRISA, dio orden de iniciar una operación de derribo contra ZP bajo la idea de promover un PSOE sin “el cejas”. Las excelentes relaciones entre PRISA y Rubalcaba no hacían difícil adivinar al relevista que propondría ese grupo. Hoy, en fin, estamos ante todo un inicio de campaña: a El País sólo le ha faltado titularlo “Rubalcaba Presidente”.

(Foto: El País)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. ¿Rubalcaba? Cómo estarán de desesperados los de Prisa para promocionar a semejante sujeto.

  2. ¿Desesperados? Para ellos es el más idóneo. Rubalcaba siempre ha sido -junto a De la Vogue- el principal recadero de PRISA en el gobierno de Zapatero. Lo peor nos lo espera a los españoles como un tipo tan maquiavélico y siniestro como ése llegue a la presidencia del gobierno…

  3. Pablo el herrero

    El problema que tiene España desde hace 35 años, no se resolvió con la caída de Felipe González, ni tampoco se resolverá con la caída de zp, pero ayudaría mucho una definitiva caída de “El País”… periódico hecho por hijos de fascistas, para educar a sus hijos en el fascismo… progresista.

    Hace cuatrocientos años un italiano en sus reflexiones sobre el poder, ya se preguntaba sobre quién era el que realmente lo ejercía ¿aquel que lo ostentaba o aquel que a éste le aconsejaba?

    Llevamos 35 años gobernados por los mismos… sería conveniente no olvidarlo a la hora de votar.

    Un saludo,

    Pablo el herrero

  4. Recuerda un poco a los estertores de la URSS, cuando el presidente lo era sólo porque sabía los trapos sucios de los demás candidatos, hasta que por fin llegó Gorbachov y levantó acta de defunción de toda esa parafernalia. Y aquí, además, hay que añadir el enfrentamiento entre el Pravda (El País) y el Izvestia (Público), que no ocurrió en la URSS, curiosamente.
    Mira que tener que desear nosotros que haya aquí una nueva perestroika y otra glasnost

    xDDDDDDDD

    Saludos,
    Aguador.

  5. Al final, de la guerra PRISA-Mediapro se va a llevar el gato al agua el nefasto Pedro J, cuyo grupo es igual de ruinoso que los otros dos.

  6. Yo me quedo con lo de “El tránsito del anarquismo al socialismo está chupado porque socialismo es libertad”

    Alucineision. 😀

  7. Anghara, eso es precisamente lo que está buscando Pedro Jota con sus últimas -y patéticas- bajadas de pantalones ante Zapatero. Al final todo se resume a una máxima: “yo te apoyo y tú me das dinero público para vender mi periódico”.

    Serm, precisamente al leer eso pensé en dos cosas:

    – Pasar del anarquismo al socialismo debe ser chupado porque el historial de ambos está jalonado de episodios de pistolerismo contra sus rivales, de intentonas golpistas y de crímenes contra los derechos humanos.

    -Lo de que el socialismo es libertad se lo podría repetir a los cubanos que viven en el exilio o a los presos políticos que malviven en las prisiones castristas…

  8. Jandro

    “España no se merece un Gobierno que miente”

    Aquí tenemos a Rubalcaba tirando piedras contra su propia candidatura.

  9. “Pasar del anarquismo al socialismo debe ser chupado porque el historial de ambos está jalonado de episodios de pistolerismo contra sus rivales, de intentonas golpistas y de crímenes contra los derechos humanos”.

    Acusas de empleo de medios violentos a los anarquistas, cuando solamente fue una parte de los “anarco”-comunistas.

    Creo que deberías de leer esto:

    http://www.spa.anarchopedia.org/Anarquismo_individualista_vs._anarquismo_comunista_y_libertarismo

    http://www.spa.anarchopedia.org/Anarquismo:_Dos_clases

    Es increible que puedas ver tantas similitudes entre el anarquismo y la social-democracia, y no las veas entre la social-democracia y el grado que sea de estatismo que defiendes tú en la actualidad, también desde posiciones democráticas.

    Creo que todos los democratas de bien deberían de leer a Hoppe para ver porque la democracia no es el mejor sistema posible, e incluso es un paso atrás.

    http://mises.org/etexts/hoppe_libertad_socialismo.pdf

  10. Stewie, en España desde hace muchos años cuando hablamos de anarquismo hablamos de cosas como éstas:

    https://www.outono.net/elentir/2010/05/04/la-historia-de-la-cnt-y-el-terrorismo/

    Obviamente, mi valoración sobre el anarquismo no iba referida al anarcocapitalismo. No he oído de ningún ancap que se dedique al pistolerismo. Espero que esta aclaración te deje tranquilo.

    Dicho esto, y en cuanto al “estatismo” del que me acusas, basta con leer la definición que la RAE da de ese término: “Tendencia que exalta el poder y la preeminencia del Estado sobre los demás órdenes y entidades.” Si eso es lo que has visto en este blog, pues chico, ya me explicarás dónde lo has visto… De hecho, lo que defiendo es justamente lo contrario.

    A ver si aprendemos a distinguir entre estatismo, que es lo que defiende el socialismo, y la convicción de que el Estado, aunque sea en su mínima expresión, es un mal necesario, una idea sostenida por la amplia mayoría de los liberales. Esta manía de ciertos liberales de tachar de “socialistas” a todos los liberales que no suscriben sus tesis al 100% empieza a resultarme cansina, a decir verdad…

  11. No te he tachado de socialista, solo de estatista, en el sentido de que defiendes la necesidad y sobre todo la legitimidad, sobre una base democrática.

    Por cierto, el que una idea sea sostenida por más o menos personas no tiene nada que ver con su validez. Yo aún sigo pensando que a la larga me acabaras dando la razón en muchas cosas.

    Me gustaría que dieras tu respuesta a las tesis de Hoppe sobre la democracia cuando dispongas de tiempo, ya sé que eres una persona ocupada:

    “Como la teoría económica elemental podría predecir, con la transición del gobierno monárquico al democrático, una persona por un voto, y la substitución del rey por el pueblo, las cosas se hicieron peores. El precio de la justicia se elevó astronómicamente mientras la calidad de la ley se deterioraba cada vez más. Ya que la transición se redujo a la conversión de un sistema de gobierno de la Propiedad Privada – un monopolio privado -, a un sistema de gobierno de propiedad pública – un monopolio de propiedad pública-.
    “Una tragedia de la gente común” fue creada. Todos tuvieron derecho ahora, no sólo el rey, de tratar de echar mano a la propiedad privada de los demás. Las consecuencias fueron más explotación por parte del gobierno (impuestos); el deterioro de la ley hasta el punto de que la idea de un conjunto de principios universales e inmutables de justicia desapareció y fue sustituida por la idea de ley como legislación (ley hecha a la medida, más bien que encontrada ó ley eternamente “dada”); y un aumento de la tasa social de preferencia del tiempo (aumento en la orientación hacia el presente).
    Un rey que poseía el territorio y podría transmitirlo a su hijo, trataba de conservar su valor.
    Un gobernante democrático es una autoridad temporal y trata de maximizar los ingresos corrientes del gobierno a costa de su capital, y como consecuencia malgasta. Estos son algunos resultados: durante la época de las monarquías, antes de la Primera guerra mundial, el gasto del gobierno como porcentaje del PNB era raramente superior al 5 por ciento. Desde entonces se ha elevado, típicamente, a cerca del 50 por ciento. Antes de la Primera guerra mundial, el empleo en el gobierno era menor al 3 por ciento del empleo total. Desde entonces ha aumentado a entre un 15 y 20 por ciento. La época de la monarquía se caracterizaba por el dinero-materia prima (oro) y cuyo poder adquisitivo aumentaba gradualmente. En contraste, la época democrática es la época de papel moneda cuyo poder adquisitivo disminuye permanentemente.
    Los reyes se endeudaban cada vez más profundamente, pero al menos durante los tiempos de paz característicamente reducían su carga de deudas. Durante la época democrática la deuda pública ha aumentado, en guerra o en paz, a alturas increíbles. Las verdaderas tasas de interés durante la edad monárquica habían caído gradualmente a cerca del 2.5 por ciento. Desde entonces, las verdaderas tasas de interés (tasas nominales ajustadas contra la inflación) se han elevado a cerca del 5 por ciento, iguales a las tasas del siglo quince.
    Legislación prácticamente no existió hasta finales del siglo diecinueve. Hoy pasan, en un solo año, decenas de millares de leyes y regulaciones. Las tasas de ahorro disminuyen en vez de aumentar con los ingresos crecientes, y los indicadores de desintegración de la familia, y de criminalidad, aumentan constantemente”.

  12. Stewie, ya te he dicho lo que significa estatismo y ya te he dicho que no soy nada de eso. Es más, te he preguntado dónde ves estatismo en esta web. Espero tu respuesta, aunque la esperaré cómodamente sentado.

    Sobre la validez de una idea, eso suele tener una gran relación con la realidad. Una idea es más válida si su contraste con la realidad da un resultado favorable a ella. Por eso estoy convencido de la necesidad del Estado, aunque sea reducido al mínimo. Hasta ahora no he encontrado a ningún anarquista, sea del tipo que sea, que me haya aportado la experiencia de ninguna sociedad civilizada construida sobre planteamientos anarquistas. Quizás sea porque el anarquismo es como el silencio: en cuanto uno habla de él, lo niega, y como todas las utopías, rehuye cualquier contraste con la realidad.

    En cuanto al texto que me indicas, ¿qué esperas que te diga? Me considero demócrata. Como señalaron los padres el liberalismo español en la Constitución de 1812, considero que mi país “no es ni puede ser patrimonio de ninguna familia ni persona”. Abogar por regímenes antidemocráticos apelando a su mayor eficacia en materia económica, olvidando los derechos de la persona, es un argumento con el que no sólo se puede defender a las monarquías del Antiguo Régimen, sino también a dictaduras modernas que han regado de sangre la Tierra. No es eso, desde luego, lo que yo entiendo por liberalismo, y espero que coincidamos en esto.

  13. José Benito

    De todos modos, no estaría mal que ambos echárais un vistazo al libro Democracia: Una parodia para un pueblo, de S. Duprois.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.