Usando la lógica de forma perversa

Puedes ver la viñeta ampliada pulsando aquí.

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Es lo mismo que acabar con la drogadicción legalizando las drogas blandas. Una barbaridad más.

  2. Ahí le has “dao” María.

    Que la verdad es sencilla y su repetición hastía. Pero las tonterías son muy “polivalentes”… por eso se dicen tanto en tantos contextos diferentes.

    Desde que el hombre es hombre y lo que nos queda…

  3. Es parte de una escalera de justificaciones que se utiliza para conseguir justificar lo injustificable (perdón por la redundancia), es tan absurdo que la gente piensa que tiene que ser verdad o no lo diría gente tan “responsable”. No sé si me explico.

    Por cierto, Elentir, si no te importa copio y pego la viñeta en mi blog mientras me da tiempo a escribir algo más “contundente”.
    Qué calor.
    Saludos.

  4. Anónimo

    Buenísimo. La pena es lo auténtico que es.
    Saludos cordiales

  5. Hiel

    Desde luego con la drogadicción no se acaba legalizando las drogas blandas; habría que legalizar todas las drogas sin distinción.
    Tremenda escala de valores para igualar el aborto (contra alguien) y la drogadicción (hacia uno mismo).
    Pero vamos, que el cretino presidente del Gobierno utiliza la lógica de la forma en que “exagera” la viñeta no despierta ninguna duda.
    Saludos.
    YO NO LE VOTÉ: ^^

  6. Muy bueno, y como dice el comentario anterior,lo cierto es que ya emplean demagogias de ese tipo, aún recuerdo a los defensores del Dr. Montes decir que prácticas como las del inefable Dr. eran buenas porque reducían los costes a la seguridad social (le faltó añadir que aumentaban los costes privados de los familiares en funerarias)

  7. El problema es que la ley anterior era un auténtico coladero. El 97% de los abortos practicados eran fraude de ley y, por tanto, delitos. Para acabar con eso lo mejor es que el delito se convierta en derecho.

    Es como decir que para evitar los delitos en viviendas lo mejor es legalizar los robos siempre que no se supere un X% de cantidad robada…

    tremendo

  8. Podéis copiar la viñeta donde queráis, os recuerdo que este blog tiene licencia Creative Commons y no soy socio de la SGAE, así que nadie os va a molestar si lo hacéis. 😉

  9. José Jacinto Verde Colinas

    El razonamiento de la viñeta es incontestable.

    Pero, centrándonos en el caso del aborto, es evidente que legalizándolo no sólo no va a disminuir el número de abortos, sino que sin duda aumentará, ya que las trabas para abortar serán menores o inexistentes.

    Lo que sí es posible es que disminuya el número de abortos estadísticos, es decir, el que aparece reflejado en las Estadísticas, porque, al resultar más fácil acceder a la compra de la llamada “píldora del día después”, muchos abortos se producirán, como muy tarde, a las pocas horas o días de haberse realizado la concepción (o fecundación), por los que esos abortos no contabilizarán a efectos estadísticos, pero no por ello dejan de ser abortos.

    Claro que como para la ministra Aído, un nasciturus humano de menos de 12 semanas no es ser humano, desde el punto de vista del Gobierno sí que disminuirá el número de abortos. Creo que ésta es otra forma de razonar perversamente.

  10. Espectador

    En efecto; una manera de disminuir el número de delitos es volviendo legales las actuaciones previamente delictivas. Sería una picardía más, como la de disminuir el número de parados apuntándoles en cursos de formación a los que no acuden, sino fuera porque esta Ley del aborto consagra el DERECHO (no la despenalización en ciertos supuestos) a asesinar a los más débiles e indefensos, y eso ya no es una broma. De ahí a la Ley del Más Fuerte solo hay un paso. Se mata al feto porque se puede hacer fácilmente, lo mismo que hacían los nazis con judíos, gitanos, homosexuales, eslavos …, gentes que, como el feto para la Aído, no eran para ellos verdaderos seres humanos.

    “Nosotras parimos, nosotras decidimos”, dicen las feminazis. No anda muy lejos el argumento del de aquellos maridos que asesinaban a sus esposas con la excusa de que “la maté porque era mía”, y yo era el más fuerte, habría que añadir. Igualito, igualito que el aborto.

    Puesto a reducir los delitos, sería menos grave eliminar el delito de robo eliminando la propiedad privada y afirmando que todos los bienes pertenecen a cualquiera que los necesite. Y como alguien tendría que arbitrar los casos en que varios quieren las mismas cosas, se encarga al Estado de su administración: acabamos de descubrir el socialismo. Al final, todas las pistas del crimen conducen al mismo sitio.

  11. José Benito

    Efectivamente, no es que tenga gracia, sino que es la forma real de “razonar” del tipo éste y sus secuaces. Y hoy, este modo de sacar conclusiones a partir de premisas dadas gratuitamente por supuestas, les permite “justificar” el aborto, pero mañana les servirá para justificar otra cosa exactamente como lo muestras en la segunda viñeta. De momento, quizás no algo que demuestre una evidencia tan clara de la burla a la razón que es proponer como serio este tipo de sofismas (que no es lo mismo que “falacias”, aunque Wikipedia diga que sí) como la legalización del soborno, pero sí se atreverán a utilizar el sofisma para legalizar elementos más cercanos a la víscera del borreguito medio que ellos hayan contribuido a crear, como la droga; o, modificando el sofisma con variantes, la eutanasia, la eugenesia, o lo que les haga avío a sus fines (siempre lucrativos a costa de los demás, no lo dudemos). Algo ya tan descarado como lo del soborno llegará al final, cuando los valores hayan caído ya de tal manera que todo el mundo sea susceptible de sentir que él podría ceder también fácilmente a ser sobornado.

  12. Jandro

    Efectivamente, el razonamiento de la viñeta no es refutable. Bravo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.