El País compra las calumnias del KGB

En 2007 os hablé aquí de “Asiento-12”, una operación del KGB hecha en febrero de 1960 por orden directa de Nikita Khrushchev con el objetivo de generar una leyenda negra contra Eugenio Pacelli -el Papa Pío XII-, muerto dos años antes, y contra la Iglesia Católica. Podéis leer más datos sobre aquella operación aquí. Y hoy mismo también podéis ver a uno de los columnistas a los que suelen recurrir los medios afines al PSOE para difamar a la Iglesia, Juan José Tamayo, utilizando en el diario El País las calumnias difundidas por el KGB hace 50 años, citando como fuente para difamar a Pío XII la obra teatral “El Vicario” (“Der Stellvertreter”), estrenada en 1963 y coordinada por el “Departamento D” del KGB, dedicado a la desinformación. Una vez más, PRISA demuestra que le vale cualquier medio para atacar a los católicos.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. No te olvides tampoco de los masones, para quienes la Iglesia es el gran enemigo a batir y que tienen (que se sepa) a un elemento en el Gobierno (tu paisano Caamaño, el Ministro de Justicia). Aunque me imagino que masones también habrá en el PP, hoy ser rojo importante e “hijo de la viuda” no van muy separados…

  2. Espectador

    Un dirigente masónico norteamericano, para demostrar el poder y la influencia de la masonería, se jacto hace algún tiempo de que Rodríguez Zapatero pertenecía a esa organización, como el abuelo al que adora (es cosa de familia; habrá heredado su mandil). Pero sobre todo, su política sigue al pié de la letra las consignas masónicas; consulten en la Wikipedia los objetivos de los Illuminati: destrucción de la familia tradicional, acabar con los estados nacionales, ataques a las iglesias, especialmente la católica,…

    En el PP tampoco sería de extrañar: de hecho muchos atribuyen el cambio de Rajoy en Méjico después de sus segunda derrota, a un ingreso o al menos acercamiento a la masonería, que le habría prometido apoyo o una actitud menos hostil.

    Y no es tan increible que tengan una influencia tan grande y nefasta en un país. Sin remontarnos al siglo XIX y primera mitad del XX en España, basta observar su influencia en Italia, donde la logia P2 de Licio Gelli, tenía infiltrada y corrompida toda la política y la economía del país, incluyendo la del Vaticano con Marcinkus y el IOR a través del Banco Ambrosiano de Calvi, el “suicidado” en Londres. En Italia ahora van ahora por la logia P3, posiblemente relacionada con Berlusconi, otro pájaro de cuenta, como Mario Conde aquí.

  3. Una curiosidad sobre el señor Tamayo: mientras en España se dedica a hacer de difamador oficial del gobierno contra los católicos, en Túnez le dan un premio por escribir un libro por dulcificar el Islam, aprovechando para defender la “Alianza de Civilizaciones” de su amigo ZP. Vamos, que para Tamayo el Catolicismo es malísimo, pero el Islam es cojonudo. Menudos “expertos” que coge El País para atacar a los cristianos…

  4. El Tíol Bastón

    Sobre todo, parece mentira que haya gente que todavía crea las cosas que dice “El País”, cuando éste utiliza tipos que se sirven de infundios cuya mentira ya está ampliamente demostrada y a la cual nadie serio da ya crédito, como la obra de un titiritero resentido de dudoso pasado filonazi, inventada en gran parte. Es una falta de desinformación total, típica de un panfleto que se dedica a la deformación en lugar de a la información.

    No hay nada más patético que quienes van a los teatros y a los cines pretendiendo aprender historia.

  5. Y a mí que no me extraña nada que la carcundia periodística ande contando cuentos que se saben falsos hace décadas…

  6. Espectador

    Tengo que romper una lanza en favor de El País, que cumple una misión de información irreemplazable.

    Teniendo en cuenta que todo lo que dice es mentira (ojo, no equivocado; ellos saben que es falso), para saber la verdad basta tomar lo contrario de lo que dicen. Si alguna vez dijeran la verdad, aparte de darles un soponcio, confundirían al personal. Pero no hay cuidado; como ZP, son persistentes en su mendacidad. Ni la verdad ni la realidad pueden pasar a través de ellos.

  7. El Tíol Bastón

    Y es que El País, Público y otras publicaciones pseudojornalísticas al uso, así como el resto de sus correspondientes medios afines, son sicarios al servicio de trasnochadas organizaciones dieciochescas y decimonónicas cuya primera premisa es aquella máxima masónica de que la información debe ser sólo de unos pocos porque quienes ostentan la verdadera información tienen el poder. Por eso tenían toda esa serie de signos y símbolos crípticos entendidos por ellos, y en los cuales, para ser iniciado, sólo ellos mismos te debían escoger. De ahí que estos medios se dediquen sistemáticamente a desinformar a la gente y a sembrar confusión.

  8. Epiro

    Lenin ya enseñaba que mentir, si era en pro de la revolución, era un arma más que poder utilizar, así que “El País” tan sólo usa de manera distorsionada (ellos nunca usarían la expresión -mentir-) una noticia si es para obtener sus fines.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.