El País le hace un descarado guiño al FN de Marine Le Pen

Hoy El País le dedica un editorial al Front Nationale, tras convertirse en jefa de ese partido francés Marine Le Pen, hija del ya histórico líder de esa formación, Jean-Marie Le Pen. El diario progre alaba que la nueva jefa tenga “como premisas irrenunciables de la acción política del FN el republicanismo, el laicismo y la democracia”.

El periódico socialista concluye: “La aparente convicción con que proclama ese credo coloca a la hija de Le Pen en disposición de capitalizar la deriva derechista de la sociedad francesa.” Según El País, “el Frente Nacional sigue manteniendo en la confrontación sus señas de identidad: contra el islam, contra el euro y contra la globalización”, pero el diario prisaico destaca como “aspectos más gratos” su giro laicista, democrático y republicano.

Marine Le Pen no quiere derogar la ley que legalizó el aborto en Francia

Lo que no dice El País es que ése no es el único giro que se ha producido en el FN. Sin ir más lejos, el FN aún afirma en su web que la Ley Veil, que legalizó el aborto en Francia, “no cumple con los objetivos inicialmente fijados por el legislador para proteger la vida”. Sin embargo, el pasado mes de noviembre Marine Le Pen declaró en una entrevista de France Inter: “Yo dije muy claramente que no estaba por la derogación de la Ley Veil”. O dicho de otra forma: respecto del aborto, la nueva presidenta del FN asume en Francia un discurso muy parecido al del PP en España.

Creo que ahí está la clave de que el FN, un partido de la derecha radical, de repente merezca las simpatías de un periódico izquierdista como El País. La progresía ha ido reduciendo las tesis de la vieja izquierda a un mero discurso contracultural centrado en cuestionar las raíces y los principios morales de la civilización occidental. Esa vieja izquierda ya tenía en común con el fascismo histórico su rechazo del capitalismo y del liberalismo. No es extraño que la progresía obvie ahora los mensajes nacionalistas y xenófobos de un partido como el FN: en España ya se los tolera a sus aliados secesionistas en Cataluña, el País Vasco y Galicia. Es el precio que la izquierda asume para lograr apoyos en su hoja de ruta abortista y laicista.

(Foto: Marine Le Pen en un mitin del FN en el Palais Royal de París el 14 de noviembre de 2005. Paul Delort / Le Figaro)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.400

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Pedro F. Barbadillo

    Una interpretación la tuya muy interesante.

    Me llama la atención que ‘El País’ destaque el laicismo del FN. Al final, a los progres les puede el odio a Cristo y a los católicos. En ‘El País’ han apoyado que el obispo de Cordoba cediese la catedral para el rezo de los musulmanes, se han opuesto a las prohibiciones al velo y al burka, han criticado las caricatuas de Mahoma… y ahora se nos descubren comprensivos con el FN de Le Pen.

    Las claves: laicismo y aborto

  2. Jandro

    Vamos, que en el fondo ya puedes ser un fanático neonazi que, si eres laicista, eres todo un “moderado”. Si eres un católico razonable, en cambio, eres de “ultraderecha”. Este periódico es la risión.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.