¿La senadora Candini acabará pidiendo que se destierre a los hispanohablantes?

Anteayer la senadora Montserrat Candini, de CiU, lanzó una sarta de insultos y difamaciones contra los padres que quieren ejercer su derecho a que sus hijos puedan estudiar en español en una parte de España como es Cataluña. Esta sujeta, a la que todos los españoles le pagamos el sueldo, no tiene el menor reparo en equiparar a quienes piden algo tan normal con los radicales islámicos o con los franquistas, les acusa de querer “aniquilar la lengua” (catalana, se entiende) y además les tacha de “búnker de chabola”. Pero lo peor de los vómitos verbales de la Candini no son sus insultos, sino las ideas que cuela entre ellos.

En el tercer párrafo de esa vomitiva entrada de su blog, Candini dice lo siguiente (traduzco):

“Todos los expertos lingüísticos del mundo afirman que sin la inmersión nuestra lengua habría retrocedio de manera casi definitiva.”

Y en el quinto párrafo, suelta el siguiente desbarre:

El problema no es que sus hijos tengan que aprender en catalán. El problema es la existencia del catalán, de nuestra lengua. Después de 30 años de democracia, no entienden, sinceramente, que nuestra lengua no haya desaparecido.”

Candini no se conforma con las actuales políticas de imposición

En su soflama, y tras afirmar que hay seis canales de televisión y dos diarios cuyos contenidos están exclusivamente en el idioma que ella habla, Candini se lamenta de que “nosotros no podemos vivir de manera exclusiva en catalán” porque, según ella, son más los diarios y televisiones en castellano. Es decir, que a esta señora no le basta con que su gobierno multe a los comerciantes que rotulan sus negocios en español. Tampoco le basta con que su partido haya impuesto el catalán como lengua única en la enseñanza, desobedeciendo sucesivas sentencias judiciales. Ni siquiera le llega con que la toponimia oficial de todas las poblaciones en Cataluña sólo admita las formas en catalán, ni se conforma con que las administraciones de esa comunidad usen exclusivamente el catalán para todo. Así pues, ¿debemos entender que esta senadora invoca un inexistente derecho a no escuchar ni una palabra de español en Cataluña? Eso parece. Leyendo las soflamas ultranacionalistas de esta mujer da la sensación de que para conseguir su intolerante aspiración, Candini está dispuesta a pasar sobre los derechos ajenos como una apisonadora.

¿Hasta dónde llegará el nacionalismo para alcanzar sus propósitos?

La pregunta que procede hacer, a la vista de la vorágine liberticida de esta senadora, es ¿cuántas libertades y derechos ajenos han de consumirse en la pira del nacionalismo para que fanáticos como Montserrat Candini se den por satisfechos? Imaginemos que los sectores más ultras del nacionalismo catalán, entre los que figura dicha senadora, consiguen sus más descabellados propósitos y alcanzan la independencia de Cataluña. ¿Qué pasaría en ese “país” con los hispanohablantes? Si ya en el actual marco constitucional son maltratados por un nacionalismo que no duda en saltarse la legalidad para violar las libertades individuales de quienes no se ajustan a sus cánones ideológicos, ¿qué podría llegar a ocurrir si esos fanáticos se hacen con el poder absoluto en Cataluña? Las familias hispanohablantes que no se fuesen al exilio por propia voluntad, ¿serían desterradas? ¿Se obligaría a los que no hablasen catalán a llevar una mordaza por la calle para que fanáticos como Candini no tuviesen que oír hablar un idioma que les provoca náuseas? ¿Quizá se esterilizaría a los últimos resistentes para que no trajesen al mundo hijos que pudiesen heredar el idioma de Cervantes? A alguien todo esto le parecerá exagerado, pero ¿no es exagerado y brutal que a unos padres les nieguen ya el derecho a escolarizar a sus hijos en español en Cataluña? ¿No es exagerado que te multen por rotular tu tienda en español en una parte de España? ¿No es exagerado que por pedir algo tan sencillo como que tus hijos puedan estudiar en su lengua materna, te comparen con los franquistas y con los islamistas e incluso den por hecho que vives en una chabola?

Candini equiparó a los médicos objetores con los que obligan a abortar

Para que nos hagamos una idea de lo que ya se sienten capaces de justificar fanáticos como la Candini, basta con repasar su posición ante el debate del aborto. El año pasado y tras elogiar la Ley Aído, facilitó su aprobación en el Senado con su abstención. Muestra de lo complacida que se sintió con la aprobación de esa ley aberrante, que suprime de facto el derecho a vivir de todo ser humano en sus primeras 14 semanas de vida, en septiembre de 2010 escribió en su blog un artículo negando el derecho a la objeción de conciencia de los médicos frente al aborto. Candini tuvo el tremendo cuajo de equiparar la posición de esos médicos -que se niegan a colaborar con un acto contrario a la ética médica como es matar- con la hipotética actitud de un médico que obligase a abortar a una menor. Con ello Candini equiparaba el negarse a matar a un inocente y el obligar a matarlo. Esa salvajada argumental ya dice mucho de hasta donde son capaces de llegar fanáticos como la que nos ocupa.

Entradas relacionadas:

Diputados que escolarizan a sus hijos en español apoyan su exclusión en Cataluña
El delegado catalán de la Unesco, contra los principios de la Unesco
Un ejemplo claro de lo poco que le importa a CiU lo que diga la Constitución

(Foto: CiU.cat)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Eze

    Esta senadora es una muestra representativa de la capacidad intelectual y argumentativa de nuestra clase política. Creo que hay razones pedagógicas para cambiar el modelo de inmersión lingüística, pero no razones morales.

  2. Quieren hacer que en Cataluña sólo puedan trabajar catalanes y que estos a su vez tengan pocas posibilidades fuera porque tengan un español de pena. Y lo peor es que la mayoría de la ciudadanía no hace nada, «son cuatro trasnochados» dicen, pero esos cuatro los están representando y llevando cuesta abajo y sin frenos. Podrían darles ya mismo la independencia y acto seguido España oponerse a la entrada de Cataluña como estado miembro de la UE y unos buenos aranceles a sus productos. No creo que tardarán mucho en volver lloriqueando como ya es propio de ellos a lo largo de la historia.

    Un saludo.

  3. Eze, ¿qué mejor razón moral que el respeto por la libertad y más concretamente, por los derechos de los padres? El problema que sufre Cataluña, precisamente, es que se han olvidado las razones éticas y morales en aras del fanatismo nacionalista.

  4. Eze

    En condiciones ideales, con sobreabundancia de recursos, existiría la obligación moral de establecer colegios en castellano y colegios en catalán.

    En las condiciones reales, dados los recursos disponibles, la presencia social del castellano, la situación del catalán pre-1979 (primer Estatut), y la demanda real de colegios sólo en castellano, creo que tal obligación no existe.

    Hiy en Cataluña los padres no tienen un derecho moral tal que puedan exigir que se establezcan colegios sólo en castellano.

    Por supuesto, estoy en contra de las multas lingüísticas y del monolingüísmo en la administación pública autonómica.

  5. Sí, Pepín.

    Eze viene demostrando que tiene problemas categóricos sobre preceptos éticos.

    Yo le aconsejaría que empezara meditando sobre el concepto de libertad, eso de no coaccionar a nadie a hacer cosas que no quiere y, sobre todo, qué jerarquías se establecen en cuanto a los bienes morales, por ejemplo, no puede prevalecer una necesidad colectiva sobre los derechos básicos como la libre elección de la educación. Por ejemplo, digo.

  6. Eze, el respeto por los derechos de los ciudadanos no se puede ligar a la existencia de recursos, y menos aún cuando la Generalidad dedica una millonada a la imposición del catalán. Sólo con que destinasen a colegios toda esa millonada, habría recursos para elegir entre español, catalán, aranés, quenya, klingon y cualquier otro idioma real o imaginario. Ya está bien de excusas para no respetar los derechos lingüísticos de los hispanohablantes.

    En Sudáfrica hay once idiomas oficiales: sepedi, sesotho, setswana, siswati, tshivenda, xitsonga, afrikáans, inglés, isindebele, isixhosa y isizulu, y sin embargo su Constitución reconoce el derecho a la libre elección de idioma en la enseñanza. Señal de que en Sudáfrica tienen mucha más voluntad de repetar las libertades individuales que en Cataluña.

  7. Eze

    Elentir. Dudo que lo que gasta la Generalitat en promover el catalán sirva para crear una red paralela de escuelas. Respecto al ejemplo de Sudáfrica, sin saber (más allá de lo estblecido en su Constitución) cuál es el régimen escolar efectivo y si eso les quita recursos para invertirlos en otros derechos civiles, políticos y sociales más básicos, no puedo juzgar.

    Por otra parte, la afirmación con la que encabezas tu intervención es verdad sólo a medias, y en la mitad no pertinente para esta discusión. El respeto a los derechos fundamentales no puede ir ligada a la existencia de recursos, cierto. Pero cómo se configuran otros derechos, de carácter no básico, sí lo está.

    Es verdad que el derecho de educar a los niños de acuerdo a las propias convicciones es básico y el derecho a recibir educación pública y gratuita también lo es, así como el derecho a recibir competencias lingüísticas adecuadas en castellano. Sin embrago, no veo cómo el derecho de educar a los hijos en la escuela en castellano es un derecho fundamental.

  8. Ni falta que hace crear una red paralela de escuelas. Tienen medios de sobra con la actual. No hace falta crear colegios nuevos para que los padres puedan ejercer sus derechos, basta con dar libertad en los que hay, y más concretamente con implantar planes bilingües en los colegios públicos.

    Y desde luego, si la Generalidad no tiene recursos, la sociedad sí. Que implanten el cheque escolar y ya elegirán los padres los colegios que consideren más adecuados para sus hijos. Si no lo implantan es porque siguen empeñados en controlar políticamente la enseñanza para manipularla a su antojo.

    Y para terminar, si no te parece un derecho fundamental poder educar a tus hijos en español en España, pues apaga y vámonos…

  9. Eze

    Elentir. Tu última frase sólo tiene fuerza en lo que tiene de ambigua. Puede entenderse como:

    a)El derecho a que en la escuela se eduque a tus hijos en el conocimiento de la lengua y la literatura castellanas.

    b)El derecho a que en la escuela la educación de tus hijos sea sólo en castellano.

    (a) me parece en España un derecho fundamental. (b), desde luego, no. Y dadas las condiciones que he mencionado, (b) no es exigible en Cataluña.

  10. Percero

    Este Eze es bastante espeso. A ver cómo se lo explicamos:

    En CATALUNYA los PROFESORES están OBLIGADOS a IMPARTIR la clase en CATALÁN. Salvo en clase de iglés, castellano y literatura. En los ANUNCIOS, IMPRESOS, COMUNICACIONES, etc. SOLO puede usarse el CATALÁN.

    Perdona, pero a estos tardos que se ilustran en el Pravda a veces hay que decirles las cosas un poco más fuerte.

  11. Percero

    Por otra parte, es alucinante que se hable de recursos para implantar el castellano como lengua vehicular cuando lo habla la totalidad de los profesores de Cataluña.

    En realidad, lo que dice Eze apesta a las enredadas en formato “tío razonable discutiendo como un besugo” para enmerdar los debates.

  12. Percero

    “el derecho a recibir educación pública y gratuita también lo es, así como el derecho a recibir competencias lingüísticas adecuadas en castellano.”

    Estos no son derechos básicos. Mejor dicho, el primero no lo es y el segundo es una especie de tontería sinsentido redactada en el insoportable lenguage que obligan a usar en la enseñanza.

    Este tío debería leer cosas diferentes al Pravda y el Izvestia.

  13. Artur Mas impone la inmersión a los demás, pero a sus hijos los lleva a un colegio bilingüe:

    http://www.libertaddigital.com/nacional/2011-09-15/los-hijos-de-ciu-se-escapan-de-la-inmersion-1276435436/

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.