La deforestación según Ruiz Zafón

Curioso: el escritor Carlos Ruiz Zafón alerta sobre una “deforestación cultural” mientras defiende el libro como “una tecnología más eficaz” que la informática. Sí, el libro: un producto cuya fabricación exige talar árboles. ¿Qué entenderá este señor por “deforestación”?

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Ashtana

    La gran mayoría de los libros se imprimen con papel producido en bosques plantados tal efecto, incluso con papeles reciclados. No se tocan bosques naturales. Eso lo sabe hasta un niño que estudia Conocimiento del Medio en la ESO.

  2. Moises

    Otro que vende libros en lugar de historias. Y ese es el problema de todos los escritores: que la mayoría solo se preocupan del soporte…

  3. Deforestar: “Despojar un terreno de plantas forestales.”

    Ashtana, ¿en qué parte del diccionario de la RAE has leído que “deforestar” se aplica sólo a bosques naturales? Es que no encuentro esa parte… ¿Quizás lo viste en un libro de Conocimiento del Medio de la ESO?

  4. En realidad, de lo que tiene miedo Ruíz Zafón es del formato electrónico. A principios de este mes, Antonio Colinas dijo en Salamanca que “el libro electrónico era un riesgo para la cultura” (http://bit.ly/wY51Jj). No voy a repetirme otra vez aquí, sólo decir que con mi Kindle estoy la mar de contento y con los precios y servicios de Amazon lo mismo.

    A las editoriales españolas (la mayoría catalanas) se les acabó su mercado cautivo de lectores, quieran o no darse cuenta.

  5. Perdón, el anterior enlace es sobre la opinión de Juan Gómez-Jurado respecto al formato electrónico. Valga también al caso para comparar la mentalidad de uno y otro escritor. El (auto)enlace de Colinas al que hacía referencia es http://bit.ly/IyPOmI.

  6. Sir Ewan de Griff

    Perdon por la interrupción, pero yo, personalmente, no veo nada malo en los libros de papel. Los libros electrónico podrán tener muchas ventajas, pero no pueden sustituir a un libro de papel. Tampoco es que sean un peligro para la cultura, como dice antonio colinas, ni que sean una deforestación cultural.

  7. A mí me encantan los libros, de hecho escribo desde un cuarto que está repleto de ellos. Lo que no entiendo es que se usen argumentos ecologistas para defender cierta forma de negocio -con eso de la “deforestación”- y al mismo tiempo se venda el libro como una tecnología mejor que la informática. Es incoherente e insostenible. Yo no soy ecologista, pero hay cosas que no tienen mucha lógica.

    Lo que está claro es que los formatos electrónicos ahorran un montón de papel. Alguien podrá consolarse con la idea de que la industria del papel se nutre exclusivamente de plantaciones de árboles hechas ex profeso, algo sobre lo que habría mucho que hablar. Lo que me pregunto es cómo leches explicaremos el día de mañana, por ejemplo, que teníamos periódicos, es decir, pliegos de papel que se imprimían y se tiraban a la basura en el día, para contar noticias que la red ya había dejado desfasadas. Eso por poner un ejemplo.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

El consenso progre da por hecho que se puede criminalizar a la mitad de la población por su sexo, pero que no se puede criticar siquiera a ciertos colectivos.

La capital de Ucrania es hoy noticia a diario por la invasión rusa de ese país iniciada hace ahora tres meses, en la que ha sufrido frecuentes ataques aéreos.

Rotunda respuesta de Juan García-Gallardo, procurador de Vox en las Cortes de Castilla y León, a las manipulaciones y mentiras de La Sexta:

A comienzos de marzo, España envió a Ucrania lanzacohetes Instalaza Alcotán 100 y C-90, con 1.370 proyectiles para ambos.

Si algo se puede decir de la izquierda es que es una mezcla de miseria moral y cinismo, y que acusa a los demás de sus propios vicios y perversiones.

Los partidos de la coalición socialista y comunista que gobierna en España han protagonizado este martes un momento vergonzoso en el Congreso.

La construcción de túneles ha sido históricamente una tarea peligrosa y que ha registrado muchos accidentes con víctimas mortales.