El digital que dirige Enric Sopena vuelve a ciscarse en el derecho al honor

Con HO frente a las calumnias de El Plural

Desde hace unos días el diario digital que dirige Enric Sopena ha lanzado una campaña de calumnias contra la plataforma cívica HazteOir.org. La campaña la firma José María Garrido. Tanto este personaje que como el digital para el que trabaja ya han sido condenados tres veces por publicar información falsa y difamatoria contra Francisco José Alcaraz.

El Supremo ya retrató en 2012 las rastreras técnicas intoxicadoras de El Plural

El resumen que hizo el Tribunal Supremo en su sentencia por las citadas difamaciones contra Alcaraz es un retrato del método de intoxicación de los condenados: Intromisión ilegítima; falsedad de los hechos; falta de prueba de cualquier intento de contrastar la información; inexistencia de reportaje neutral y propagación de la insidia.” Hace ya casi dos años que se dictó esta sentencia firme y a día de hoy El Plural aún no ha cumplido su obligación legal de publicarla. En vez de eso, publicó una queja argumentando que su libertad de expresión está por encima del derecho al honor de Alcaraz. El colmo de la cara dura.

Con estos antecedentes a nadie le puede extrañar el estilo rastrero a más no poder de la campaña calumniosa que dirige ahora El Plural contra HO, campaña que se desarrolla siguiendo las siguientes pautas: El Plural titula cosas que no figuran en el juicio, omite toda referencia a los testimonios favorables a HO, cercena de los testimonios contrarios a HO los datos que podrían contrarrestar sus difamaciones, y apela a transcripciones no literales que publica con evidentes errores, todo ello sin contrastar la información con las personas difamadas y dando noticia de unos hechos en clave de propaganda insidiosa. Veamos a continuación como El Plural ha venido desarrollando estas pautas tan rastreras, con algunos ejemplos.

Segundo intento de manipular la justicia para hacer ruído en los medios

1º. El 1 de mayo El Plural afirma que HO “espió a Rouco Varela”. En la noticia habla de un juicio a raíz de una demanda presentada por el abogado Pablo Leblic Amorós para pedir la disolución de HO, bajo la acusación de estar controlada por una secta denominada “El Yunque”. El 20 de marzo de 2012 ya me referí a esta disparatada demanda: mediante un procedimiento civil Leblic intenta conseguir una ilegalización que sólo se puede lograr mediante un procedimiento penal. Como dije entonces, se trata de una burda utilización del sistema judicial para conseguir un escándalo mediático antes de que salga la sentencia y con independencia de cuál sea el contenido de ésta, incluso si no hay posibilidad alguna de éxito en el juzgado. No es la primera vez que Leblic se vale de este método tan rastrero: como ya señalé el 2 de febrero de 2012, este individuo ya presentó otra demanda parecida que fue sobreseída por el juzgado de Instrucción nº1 de Pozuelo de Alarcón, sobreseimiento del que no informó el medio al que Leblic coló entonces la noticia: El Confidencial. Este medio llegó a publicar como noticia la mera admisión a trámite de la demanda, un simple formalismo que no implica una sentencia favorable al demandante -el trámite lo suele hacer un secretario judicial, de hecho- pero que dicho medio consideró que dejaba “acorralada” a la parte demandada. El colmo de la manipulación.

El Plural se inventa una acusación de espionaje de HO a Rouco

En cuanto a la grave acusación de El Plural, el digital de Sopena se remite a “un informe aportado en el juicio”. Pues bien: en el citado informe no se detalla ninguna práctica de espionaje de HO a Monseñor Rouco. Eso se lo ha inventado, sin más, El Plural. De hecho, en el texto de la noticia sólo hay dos menciones a Monseñor Rouco, y ninguna de ellas se refiere a espionaje alguno. Es decir, que el propio texto de la noticia El Plural no respalda esta acusación de ninguna forma. Habla, a lo sumo, de la elaboración de informes por una supuesta secta, incluso muestra una captura de pantalla de uno de los formularios usados para esos supuestos informes, formulario que no menciona ni a HO, ni a la citada secta ni a ninguna organización (es decir, que podría haberlo hecho cualquiera en 5 minutos con Microsoft Word). El Plural, sin más, titula esa noticia con una calumnia en toda regla, y estos últimos días ha estado repitiendo una y otra vez ese titular calumnioso como si fuese cierto. Dicho sea de paso, no deja de ser una paradoja que califique de espionaje los supuestos informes de una supuesta secta, mientras apela a un informe reservado hecho por un individuo sobre HO, como veremos más abajo. Siguiendo la curiosa lógica del digital de Sopena a la hora de calificar la elaboración de informes, ¿está utilizando El Plural el resultado de una operación de espionaje contra HO, acaso?

El Plural atribuye a un informe una acusación que sólo aparece en El Plural

2º. El mismo 1 de mayo El Plural acusa a HO de estar dispuesta a “derramar sangre”, apelando a “un informe redactado por López Luengos” y afirmando que Rouco había sido advertido de ello. La noticia es casi un calco de otra publicada el 9 de marzo de 2012 por el mismo digital. Recordemos que el informe de Fernando López Luengos motivó acciones judiciales de HO en defensa de su derecho al honor, entre ellas uno de los juicios a los que se refiere el digital de Sopena. Sobre lo que pone en el título de esta noticia, El Plural atribuye al citado informe de López Luengos la afirmación de “estar dispuestos a derramar la sangre por los fines y la organización”. Los informes difamatorios redactados por López Luengos han sido filtrados todos a la red, así que puse en Google ese entrecomillado esperando localizar el informe en el que figura tal afirmación. Cuál no será mi sorpresa cuando me encuentro con que dicha afirmación sólo aparece en El Plural y en los medios que han copiado sus intoxicaciones: no aparece en ninguno de los informes de López Luengos, ni en el titulado como “Transparente” ni en el llamado “Fuego 1.5”. Los he revisado y no dicen nada de eso. Es más, el primero de los citados documentos, que es el que ha sido presentado en los juzgados, afirma que “no se puede considerar el Yunque una secta anticristiana, una masonería o una organización mafiosa con métodos violentos”. Pero a pesar de ello, y siguiendo la misma técnica difamatoria citada en el punto 1º, El Plural ha estado repitiendo una y otra vez esa afirmación calumniosa, enlazándola en otras noticias, como si fuese cierta, a pesar de no tener el respaldo documental que dice tener para lanzar esa gravísima acusación. El propósito de El Plural es evidente para cualquiera que haya visto las citadas noticias: presentar a HO como una organización mafiosa, a pesar de que sabe que no lo es ni remotamente.

En 11 años no he visto a nadie de HO ni tan siquiera rompiendo una papelera

Y es que estamos ante una acusación que choca frontalmente con la actividad que desarrolla HO. Llevo 11 años como socio de HO y nunca esta asociación ha cometido acto violento alguno, ni siquiera la rotura de una simple papelera. Sí que hemos soportado amenazas y agresiones de todo tipo, algunas bastante graves, como la sufrida por voluntarios de Derecho a Vivir en abril de 2009 en Ferrol. Aunque el digital de Sopena se apresura a imputar gratuita y temerariamente toda clase de delitos a HO, con un sorprendente desprecio por la verdad y por el derecho al honor, hay que decir que El Plural nunca ha dado la más mínima información sobre las agresiones contra HO. Por lo visto, que otros estén dispuestos a derramar nuestra sangre porque no toleran nuestras opiniones es algo por lo que el digital de Sopena no muestra ni la menor preocupación.

De las calumnias a las recetas de tiros en la cabeza contra los calumniados

Y hablando de derramar sangre y del citado bulo, el 20 de diciembre un usuario de Facebook que firma como “Kike Osasuna” escribía lo siguiente en su perfil personal, abierto al público:

El 24 de enero, junto a una foto de Santiago Abascal, el tal Kike identifica a los posibles objetivos del “tiro en la cabeza”, incluyendo no sólo a HO, sino también a otras organizaciones como Vox, Voces contra el Terrorismo, Denaes… Por lo visto, algunos han puesto a todo trapo el ventilador de las difamaciones, de tal forma que todos los que estorbamos acabamos señalados como miembros de una secta y, en consecuencia, como candidatos a recibir un tiro:

El 6 de febrero Ignacio Arsuaga presentó una denuncia por amenazas de muerte contra este individuo en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Chamartín, Madrid, pues en dicho perfil se ha señalado a Ignacio repetidas veces. La denuncia está pendiente de juicio. Algunos han llevado este bulo a unos extremos muy rastreros, pero lo de recetar un “tiro en la cabeza” ya es el colmo. Me indigna que ciudadanos pacíficos que sufren amenazas de muerte como ésta, además, tengan que soportar que les acusen de violentos. Claro que viniendo de un medio de ultraizquierda como El Plural, no se puede esperar otra cosa.

Lo que sí dijo, literalmente, la fiscal

3º. El 2 de mayo El Plural volvía a la carga asegurando que “la Fiscalía” da credibilidad al informe de Luengos. Con una pasmosa falta de rigor periodístico -muy típica del medio en cuestión, por otra parte-, El Plural apela a “la transcripción (no literal)” publicada en una web, es decir, que el tal Garrido no fue al juicio ni ha revisado las grabaciones, sino que se fía de lo que dice un tercero. Basándose en esa transcripción no literal, El Plural señala que la Fiscalía considera “veraz” el informe difamatorio de López Luengos.

Sin embargo, El Plural se olvida de decir la definición de veracidad que dio la fiscal (y esto sí que es una transcripción literal): la veracidad que se exige en este procedimiento no es una veracidad absoluta sino es una veracidad relativa, esto es, puesto que también se protegen las informaciones que no sean, emm… que sean erróneas, que sean inexactas, eh… o que sean no probadas. La veracidad que se exige es una veracidad en esencia. Lo importante y lo que hay que destacar en este procedimiento es si el autor en este caso del informe pues ha actuado con una diligencia debida, es decir, si ha contrastado debidamente la noticia y ha buscado la verdad y no recoge simples insinuaciones o simples razones, eh, simple rumores”. Es decir, que conforme al criterio jurídico de veracidad, da igual que este informe sea erróneo o haga afirmaciones sin pruebas para que su difusión sea considerada un legítimo ejercicio de la libertad de expresión e información. Pero, como he señalado, la fiscal vincula esa veracidad con el debido contraste de la información: ¿y qué contraste ha hecho el autor de un informe que no ha contactado con los difamados a la hora de elaborarlo, ni se ha hecho eco en él de ningún testimonio favorable a HO? Y eso amén de otros defectos que veremos más abajo. Aunque el autor de ese informe diga en su preámbulo que “no pretendo destruir nada (ni los frutos de su trabajo ni su organización) ni juzgar a ninguna de las personas implicadas”, es evidente que ese texto se ha usado para enjuiciar a una serie de personas y, lo que es peor, arrastrar por el barro su buen nombre acusándoles de algo tan grave como formar una sociedad secreta, y por tanto ilegal, con fines perversos. El autor del informe lo ha hecho sin escuchar a los acusados, ni permitirles defenderse de tales acusaciones, y sin tener en cuenta otros testimonios que no sean los de quienes acusan a HO de los mayores disparates (y estas acusaciones, además, se vierten de forma anónima y con una parte documental plagada de hojas en blanco, como veremos más abajo). Curioso concepto de lo que es un informe contrastado.

Hay que recordar, por otra parte, que el posicionamiento de un fiscal en un juicio no constituye una sentencia. Ésta la emite el juez. De hecho, en el citado juicio por las difamaciones contra Alcaraz, El Plural también dijo que el fiscal se puso de su parte pero los jueces “no le hicieron caso” y condenaron al digital de Sopena.

El Plural atribuye a López Luengos un cargo en la CEE que nunca ejerció

4º. El 3 de mayo El Plural asegura que un obispo respalda las acusaciones de López Luengos contra HO. El digital de Sopena oculta la identidad del obispo “en aras de preservar su seguridad”, como si ésta peligrase. Desde luego es toda una novedad que ese medio de ultraizquierda se preocupe por la seguridad de un obispo. El caso es que la declaración de este prelado se produjo en un juicio público, y ningún ministro de la Iglesia Católica ni de ninguna otra confesión religiosa ha sufrido nunca amenaza o agresión alguna por parte de miembros de HO. Lo que intenta El Plural con ese latiguillo es, nuevamente, sembrar la sospecha de que HO es un grupo mafioso, aunque los hechos digan lo contrario.

Pero veamos lo que dice El Plural de la declaración de este obispo: “el obispo manifestó que la persona encargada de redactar el informe sobre Hazte Oír ocupaba un cargo en la Conferencia Episcopal Española, siendo “secretario técnico (director del secretariado) de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la De)”. Según el testimonio del obispo, López Luengos empezó a redactar dicho informe una vez los obispos le dieron el visto bueno para hacerlo.” Una vez más, Garrido y El Plural meten la pata hasta el fondo: López Luengos nunca ha ocupado dicho cargo. Es decir, que el digital de Sopena atribuye al obispo algo que no dijo. Supongo que esto es lo que pasa cuando un medio recurre a transcripciones no literales tan chapuceras como las que maneja El Plural.

Los obispos y un informe reservado a ellos pero filtrado por su autor

Quien ocupaba dicho cargo en el momento en que López Luengos acudió a él fue, precisamente, el sacerdote José Rico Pavés, hoy Obispo auxiliar de Getafe, que es el obispo que testificó en el juicio. Monseñor Rico declaró (y hago una transcripción literal de sus palabras) que López Luengos “se puso en contacto después de hablar con otro obispo, si tenía interés para que fuera estudiado su borrador o sus notas por parte de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe. Yo lo consulté con el entonces presidente de la Comisión, parecía interesante, entonces él ya elaboró un informe a partir de esas notas iniciales que tenía”. El Obispo auxiliar declaró que el tema se abordó en dos reuniones de dicha Comisión Episcopal. Monseñor Rico también dijo que el citado informe de López Luengos era “reservado y para uso exclusivo de los obispos”. A propósito del destino que se le dio a dicho informe, el Obispo auxiliar dijo que “se estimó que, como en otras ocasiones, el procedimiento era ponerlo en conocimiento de la secretaría general de la Conferencia Episcopal Española, y que ella determinara el uso que se le fuera a dar. Y así se hizo. Se entregó al secretario general, entonces don Juan Antonio Martínez Camino, y lo puso a disposición pues de los obispos que lo han querido consultar.” A respuesta del abogado de HO sobre si Monseñor Rico había filtrado el citado informe a los medios de comunicación, el Obispo auxiliar fue categórico: “no”.

A su vez, la fiscal preguntó a Monseñor Rico por el apéndice de testimonios y documentos del informe de López Luengos. El Obispo auxiliar declaró que en el documento “se indicaba que los testigos que habían aportado su informe estaban dispuestos a ratificar lo dicho en estos informes”. La fiscal le preguntó: “¿estaban identificados esos testigos con nombre y apellidos?” Al responder Monseñor Rico titubeó y se mostró dudoso: “este dato habría que decir… si yo… hummm… yo creo que sí que estaban los nom… no lo sé.

Y es que en dicho informe, presentado en sede judicial, aparecen tachados los nombres de todos los testigos y la parte documental tiene 22 páginas en blanco. Algunas contienen escaneos de documentos para elaborar supuestos informes, sin que figure en ellos membrete alguno ni del Yunque, ni de HO ni de ninguna organización. Es como si yo cojo un recibo en un bar sin membrete alguno y digo que es una factura del Yunque… Así pues, una Comisión Episcopal debatió en dos sesiones un documento cuyos supuestos testimonios eran anónimos, sin ninguna identificación, y con su parte documental llena de páginas en blanco y de documentos que no prueban nada. Es cuanto menos sorprendente que un organismo tan serio dedique dos sesiones a un documento de semejante naturaleza.

El secretario general de la CEE bendijo la nueva sede de HO en octubre

Lo que me llama la atención es que estamos hablando de hechos que ocurrieron en 2010 -el informe en cuestión está fechado en “marzo-abril” de ese año-, y que fue entregado al secretario general de la CEE. Es decir, que el informe lo recibió el mismo Monseñor Martínez Camino que dos años después ofició una Misa de Pentecostés en el marco del Congreso Mundial de Familias, organizado -entre otros- por HO y Profesionales por la Ética en Madrid:

Y si la vista no me falla, es el mismo Monseñor Martínez Camino que el pasado 25 de octubre bendijo la nueva sede de HO:

En el citado Congreso Mundial de Familias estuvo también Monseñor Reig, Obispo de Alcalá de Henares, presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Española, vicepresidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar de la CEE y, además, miembro de la ya citada Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe:

El 15 de diciembre de 2012 Monseñor Reig recibía un Premio HO por su labor en defensa de la vida y de la familia. Podría haberlo rechazado y no haber asistido -otras personas lo han hecho, y ninguna de ella era un obispo, por cierto-, pero ahí estuvo:

Y ya sé que soy miope, pero seguro que tampoco me engaña la vista si digo que este señor de la foto, también tomada en el Congreso Mundial de Familias, es el Cardenal Ennio Antonelli, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia de la Santa Sede:

Como no le hicieron caso los obispos, enciende el ventilador de la basura

La conclusión que saco con esto es que la Conferencia Episcopal no acabó haciendo a López Luengos el caso que quería, tal vez porque su informe no merecía el crédito que otros le otorgan, y dicho documento reservado que redactó él para los obispos se filtró a los medios. Y si se filtró fue posible porque el autor lo sacó del cauce al que estaba destinado, pues como ya hemos visto, no fue Monseñor Rico quien lo filtró. No estamos, así pues, ante un honrado intento de hallar la verdad sobre la supuesta influencia de una supuesta secta en una organización civil. No se corresponde con ese intento un hecho que recuerdo bien: en mayo y noviembre de 2011 recibí cuatro emails de Fernando López Luengos, el primero de ellos para hacerme llegar una versión “tachada” de su informe, la titulada como “Fuego 1.5”, en la que había censurado las referencias a las organizaciones a las que acusaba de todo lo habido y por haber. El email se lo envió también a otra gente de HO, sin explicarnos quién le había proporcionado nuestros buzones de correo. Mientras en el documento adjunto iban nombres tachados para evitar posibles acciones legales, en el email que lo adjuntaba el autor reconocía sin reparos: “he querido hacersos llegar directamente el documento que he dado a conocer hace unos días y en el que se hace alusión velada a HO, PPE, IPF y DAV. Conservo todos los emails a efectos legales. ¿Difundir de forma tan tramposa a terceros un informe de carácter reservado y dirigido a los obispos, que lanza acusaciones difamatorias sin probarlas, respaldándolas con testimonios anónimos, es lo que el autor de ese informe entiende por buscar la verdad?

Primero masones, luego ultracatólicos, más tarde nazis y ahora satánicos

5º. El 3 de mayo El Plural publica el testimonio de una chica a la que conocí en persona en HO. Me sorprende que ante las gravísimas afirmaciones que hace, poniendo en boca de terceros -empezando por su marido- toda clase de cosas, la jueza no haya llamado a declarar a los aludidos para que puedan decir si lo que dice esa chica es cierto o no. Permitir que a terceros se les atribuyan gratuitamente en sede judicial una serie de cosas muy graves es algo que deja a cualquiera en la más absoluta indefensión. Pero remitiéndome a los hechos -porque su deslavazado testimonio no tiene ni pies ni cabeza-, hay algo que El Plural afirma que dijo en uno de los juicios y que me deja a cuadros: el Yunque es una secta satánica. Y esto mientras afirma por activa y por pasiva que HO ha sido creada y está controlada por el Yunque (es decir, por una secta satánica). La chica atribuye esa afirmación de la secta satánica al “exorcista de la diócesis de Murcia, Salvador Hernández”. Una simple búsqueda en Google sobre declaraciones de dicho sacerdote al respecto nos remite, exclusivamente, a las palabras de la chica citadas en El Plural. Una vez más nos encontramos con que en este caso se puede atribuir a terceras personas cualquier tipo de cosas en sede judicial, sin que se compruebe si son ciertas o no.

Reconozco mi perplejidad ante este nuevo giro del bulo del Yunque. La primera vez que tuve noticia de ese bulo fue en los foros de HO en 2004, si la memoria no me falla: elementos afines a un partido de ultraderecha aseguraban que el tal Yunque era una logia masónica. Recuerdo -porque yo era entonces moderador de esos foros- que dieron bastante la gaita con ese tema. Más tarde la supuesta logia masónica se convirtió, por metamorfosis del bulo, en una organización ultracatólica. Confieso que me pasmó entonces semejante conversión de unos supuestos maestros masones, pero no sería la última. En enero de 2012 y a través de El Confidencial el ya citado Pedro Leblic tachaba a la supuesta secta de “nuevo nazismo”; el citado digital completaba la nueva versión acusando a la supuesta secta de “rechazo a los homosexuales, los inmigrantes y los judíos”. Pero por lo visto la cosa no va de masones, de integristas católicos ni de neonazis. Ahora resulta que son satánicos. Unos raros satánicos que van a misa, se codean con obispos, luchan contra el aborto… El satanismo ya no es lo que era, caray.

El caso es que en el juicio de la demanda puesta por HO contra López Luengos, la citada chica declaró sobre el informe hecho por éste -y hago una transcripción literal- que “puedo afirmar que es totalmente verdad”. Recordemos que en la página 4 de dicho informe se afirma lo siguiente: “no se puede considerar el Yunque una secta anticristiana, una masonería o una organización mafiosa con métodos violentos”. Así pues, la chica acusa a HO de estar controlada por una secta satánica y, al mismo tiempo, dice que es verdad un informe que afirma que la supuesta secta no es anticristiana. ¿Será que hay grupos satánicos cristianos?

Lo que he visto en 11 años como socio de HO

En fin, como ya he señalado llevo 11 años siendo socio de HO. Llegué a la organización antes que esa chica. De hecho, formo parte de ella desde años antes que la mayoría de sus miembros actuales. En estos 11 años nunca he visto en HO nada que se parezca ni remotamente a los disparates que están lanzando algunos contra esta plataforma cívica. Es más, al tratarse de una organización civil, ni siquiera hace falta ser católico para poder formar parte de ella. En HO he conocido a católicos, evangélicos e incluso personas no creyentes. Una “secta” rarísima, oiga… En HO nunca nadie me ha preguntado si voy a misa, si comulgo o me confieso, ni a qué parroquia voy, ni de qué movimiento soy (entre los católicos hay gente de diversos movimientos y otros que, sin más, somos católicos de parroquia). En HO se dan cita conservadores, democristianos, tradicionalistas, liberales, socialistas cristianos e incluso anarcocapitalistas; lo único que hace falta es que te sientas identificado con el ideario de HO, que es público y se basa en el humanismo cristiano, y que ha sido aprobado por sus socios. Nunca me han controlado lo que leo, qué música escucho, ni qué películas veo, a dónde viajo, con quién salgo ni nada parecido. No hay nada de rollos paramilitares (cada uno viste como le da la gana, dentro del decoro básico, obviamente), aunque he de reconocer que tenemos un arsenal lleno de las mejores armas que puede disponer una asociación así: los argumentos. Como socio de HO, he participado en varias asambleas y en ellas he podido opinar y votar sobre los asuntos de la asociación. No conozco ningún grupo que dedique tantos esfuerzos a la transparencia: sus cuentas son públicas -se publican anualmente en su memoria de actividades-, sus asambleas están abiertas a todos los socios que quieran participar, hacen actividades, tanto físicas como encuentros en la red, en las que puede participar cualquiera. Y si un día lo quieres dejar, eres muy libre de hacerlo. Vamos, que llevo 11 años en una secta satánica la mar de rara…

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Teresa

    Elentir, esta información es más de lo mismo, pero van subiendo el tono de las barbaridades y acusaciones. Los medios cambian, los instigadores o el instigador siempre es el mismo y el fin es inmutable: Hazteoir estorba y hay que acabar con él con todos los medios. Es la vieja táctica de la guerra sucia de toda la vida, en este caso da risa leer los disparates y contradicciones que bien explicas. En 2012 publiqué esto en la web de Profesionales y cada vez veo más inquietantes paralelismos:
    http://www.profesionalesetica.org/2012/05/la-contradiccion-de-los-buenos-el-acoso-a-la-obra/

  2. Alfonso

    Elentir, Enric Sopena debe de ser pariente de aquel entrañable personaje que salía en los comics de Mortadelo pegando cartelitos “Vota a Rompetechos: Visión de futuro” o del inventor del bulo del Papa Francisco : https://www.outono.net/elentir/2013/03/14/difunden-en-la-red-un-bulo-misogino-para-desprestigiar-al-papa-francisco/

  3. ioannes

    Demencial. Ni siquiera tienen paciencia para idear una calumnia que dé el pego. Mi experiencia que ya no es corta como socio de HazteOír nada tiene que ver con los “plurales”y contradictorios disparates a los que aquí se hace referencia. No sabía que el “periodismo” y otras actividades se podían convertir tan radicalmente en zascandileo chapucero. Qué manera de perder el tiempo y hacerlo perder.

  4. ioannes

    Teresa: he ido a tu enlace, que ya conocía, y no he podido evitar preguntarme qué tendrá que ver el culo con las témporas (con perdón): lo que escribiste, aquí no está claro que sea de aplicación, te lo digo lealmente y con preocupación.

  5. Acabo de volver del Reino Unido y en un artículo de prensa de derechas todo el sector de Cristianos esta preocupado del ‘bajón’ de fieles de todo el cristianismo. Por otro lado el mismo periódico informa que el Colegio de Abogados del Reino Unido comienza a dar clases a los afiliados sobre la ley Sharia. ¡No tengo que ampliar esta noticia doble porque habla por si sola! Aquí en España el anti-catolicismo es extremo. La persecución no tiene sentido ninguno salvo locos que quieren avivar el odio de los años 30′. Un saludo.

  6. Fernando

    Perdona que me fije en la anécdota, escribes:

    “Hace ya casi dos años que se dictó esta sentencia firme y a día de hoy El Plural aún no ha cumplido su obligación legal de publicarla. En vez de eso, publicó una queja argumentando que su libertad de expresión está por encima del derecho al honor de Alcaraz.”

    Si el Estado no es capaz de hacer cumplir una sentencia con una pequeña empresa “indefensa” ¿Cómo va a hacer cumplir la ley a un gobierno autonómico que cuenta con legiones de letrados y la “legitimidad” de las urnas? De ahí vienen todos nuestros males, del “Imperio (opcional) de la Ley”.

  7. No sé si querrás publicar esto pero por mi experiencia en HO puedo asegurar que si algo no son es anticristianos. El cristianismo allí se respira.

  8. Kalikatres

    ¡Ya! ¿Los de siempre!
    ¿¿¿Que rencor o que frustración están masticando??? No doy nombres porque esto es más peligroso que un viejo sin tabaco, pero “vaya tropa”:nanai:

  9. anto33

    A mí de Sopena ya no me sorprende nada.Él y su mujer acumulan condenas por su costumbre de injuriar a los que no piensan como ellos.Vaya “periodistas”…

  10. Nadie se manifiesta en contra de los barbaros islámicos que secuestraron a unas niñas en Nigeria y las violaron. ¿Dónde están tanto las feministas como los laicos anti-cristianos?

  11. Mariano

    En la ofensiva contra HO hay una persona sibular por su participación en HO, el FEF y sus vinculaciones familiares y profesionales un tanto especiales: el hermano de uno de los asesinos de Atocha. Perfiles de Facebook, mails anónimos, eyc. Pan comido para una petsona vinculafa a los servicios secretos. Y BB como si ruviera de segundo al Santo Cura de Ars.
    Tampoco estaría de más conocer sus fuentes de ingresos y su actividad familiar en Red Madre.
    Porque hay sospechosos y sospechosos…

  12. El Plural publica una reveladora carta de rectificación de Luis Losada, que arroja más luz sobre las falsedades publicadas por el citado digital y también sobre las difamaciones lanzadas por algunos:
    http://www.elplural.com/2014/05/08/luis-losada-estoy-separado-de-victoria-uroz-su-despecho-le-lleva-a-mentir/

    Por la naturaleza de los datos que señala, tratándose de un asunto matrimonial, comprenderéis que haya preferido no abordarlos en esta entrada.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.