Consideran una 'traición' dejar el PP, pero no los incumplimientos de éste

Rajoy, Villalobos y el PP al estilo 1984

“-¿Cómo puedo evitar ver lo que tengo ante los ojos si no los cierro? Dos y dos son cuatro. -Algunas veces sí, Winston; pero otras veces son cinco. Y otras, tres. Y en ocasiones son cuatro, cinco y tres a la vez. Tienes que esforzarte más. No es fácil recobrar la razón.” Me he acordado de este pasaje de la novela “1984” de George Orwell leyendo las torpes y lamentables declaraciones hechas por la diputada Celia Villalobos, del Partido Popular, este fin de semana.

El PP tiene una forma de frenar la sangría de votantes hacia Vox, pero no se atreverá
El ‘cambio’ que prometió Rajoy se ha quedado en nada dos años después
Pues claro que el PP tiene principios: aquí podéis ver a Rajoy exponiéndolos en 2007

Villalobos acusa a los miembros de Vox de ‘traición’ por dejar el PP

En clara referencia a Vox, Villalobos afirmó: “no se puede apostar por partidos de personas que han traicionado al PP”. Y acto seguido, en referencia a Alejo Vidal-Quadras, la diputada espetó: “Porque ahora no se le hace el caso que él quiere, se cabrea y se va a otro partido. Eso a mí no me vale, eso se llama traición, no se llama ser un compañero solidario con los demás, y no se merece un solo voto del PP”. Incapaz de darse cuenta de que estaba metiendo la pata hasta el fondo, Villalobos añadió: “por ahí hay pequeños partiditos que dicen ‘voy a coger votos del PP cabreados'”, y para redondear la faena, apostilló: “Los populares nos cabreamos, pero cuando nos afeitamos o nos metemos en la ducha, no cuando votamos, que tenemos muy claro a quién tenemos que votar.

¿El PP se cree propietario de los votos de sus pasados votantes?

De las palabras de Villalobos cabe deducir que esta señora se debe pensar que el PP tiene títulos de propiedad sobre sus afiliados y votantes y que si en algún momento hemos tenido la insensata ocurrencia de votarles, tuviésemos en lo sucesivo la obligación de repetir ese gesto de insensatez. Pues va a ser que no. En unas elecciones se evalúan la capacidad y las propuestas de los políticos, pero también el cumplimiento de sus compromisos. El pluralismo político implica, además, la libertad para cambiar de partido o fundar uno nuevo si los existentes no defienden los principios de uno. Lo que parece gustarles a Villalobos y a otros dirigentes del PP es que los votantes seamos rehenes a la hora de votar, y que para nosotros el criterio más importante a la hora de acudir a las urnas sea el mismo que para ellos: el partido por encima de todo. El caso es que un partido se debe a los ideales y principios por los que se fundó y a los compromisos con sus votantes, y si traiciona todo eso, no se merece que éstos le sigan brindando su apoyo. Ya está bien de pensar que votantes y afiliados tienen el deber de otorgar un cheque en blanco a las direcciones de los partidos, cheque con el que éstas pueden hacer lo que les venga en gana.

La traición la ha cometido la dirección el PP para con sus votantes

Desde hace dos años y medio vengo repasando los constantes incumplimientos del PP, un partido que tras prometer que bajaría los impuestos, los subió nada más llegar al poder, prolongando todo este tiempo el calvario social y económico que vive España. Se trata del mismo partido que tras prometer firmeza contra el terrorismo, se ha dedicado a soltar a etarras -entre ellos, el que secuestró a Ortega Lara-, cruzándose de brazos ante la presencia de las marcas electorales de ETA en las instituciones. Estamos hablando, así mismo, del partido que tras prometer “reforzar la protección del derecho a la vida”, ha dejado pasar dos años y medio sin aprobar freno alguno a la matanza de niños por nacer, metiendo en un cajón hasta después de las Elecciones Europeas -o eso dicen- la reforma de la ley del aborto. También estamos hablando del mismo partido que mientras se dice defensor de la Constitución y de la unidad de España, se cruza de brazos ante el desafío separatista de Artur Mas, concediéndole una y otra vez partidas millonarias pagadas por todos los ciudadanos en un absurdo intento por apaciguarle, y transmitiendo la idea de que ser desleal a nuestras normas de convivencia y a los principios democráticos es motivo de recompensa por parte del gobierno de Rajoy. Y así podría seguir enumerando muchas cosas más que vengo denunciando desde diciembre de 2011. Abandonar este PP es un gesto de rebeldía frente a tantas mentiras, incumplimientos y burlas a sus votantes y afiliados. Aquí los que han traicionado al PP, en especial a sus votantes, son los actuales dirigentes de ese partido, que tras recibir un apoyo sin precedentes en las urnas con la promesa de llevar a cabo un “cambio”, se han limitado a prorrogar el mandato de Zapatero.

Tirar el voto es votar a un PP que incumple sus promesas

Y es que Rajoy y su gabinete han dejando intactas las leyes con más carga ideológica impuestas por el PSOE entre 2004 y 2011, continuando con su política de cesiones ante ETA y ante los nacionalistas y prorrogando la deriva de España hacia la ruina económica, social, política, educativa y sobre todo, moral. Rajoy y su camarilla llevan dos años y medio desperdiciando una ocasión histórica de enderezar el rumbo de nuestra nación y lo han hecho traicionando la confianza y las esperanzas depositadas en ellos. Por mucho que ahora personajes como Villalobos pretendan convencernos de que cuatro o cinco son lo mismo en función de lo que diga su partido, los hechos son los que son y al final la dura y tozuda realidad les está poniendo en su sitio, a ellos y sus mentiras. Personalmente, las declaraciones de Villalobos y las palabras de Rajoy diciendo que votar a partidos minoritarios es “tirar el voto” me han aclarado muchas ideas de cara al próximo domingo. Porque si ya tenía claro que tirar el voto es volver a votar a quienes han incumplido sus promesas una y otra vez, ahora no puedo hacer menos que arder en deseos de acudir a las urnas a otorgar mi voto a quienes ponen tan nerviosos a esos troleros.

(Foto: PP.es)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Como tengo voto en estas elecciones (comunitarios no españoles) puedo opinar. Hay dos maneras de obrar. Uno es votar porque estoy de acuerdo con la política y el programa del partido y el segundo es porque la alternativa (oposición) es impresentable. ¡Sin mas comentarios!

  2. ioannes

    Aquí hacen falta ráfagas de aire fresco, respirable. No podemos seguir ciscándonos en la Lógica eternamente. Al que le encante la confusión o ya no sea capaz de honradez intelectual ¡al camarote de los hermanos Marx con él, a disfrutar con el barullo y el esperpento! Somos -debemos ser- una gran Nación.

  3. James,
    votar con la nariz tapada no es opción.

  4. Eos

    Pues mi voto no es cautivo de nadie y menos de gente que luego hace lo que le da la gana

  5. Votar al PP, a este paso, va a ser un acto de fe ciega e irracional.
    Tienen a gente como Ana Botella, el ministro socialista Montoro, un Rajoy desaparecido –en especial cuando hay que parar los pies a los que quieren destruir España–, un ministro del Interior que hace bueno a Rubalcaba, Celia, Arriola… El actual gobierno está casi siendo peor que el de González, y hasta cierto punto comparable con Zapatero.

    Los votos son de los ciudadanos, no de los partidos. No recuerdo la opinión de Celia, cuando varia gente se fue del PSOE y montó UPyD. ¿Los llamó traidores? ¿Ha llamado también traidor a Albert Rivera (Ciudadanos, ex-PP), a Guillermo Fernández Vara (PSOE, ex-PP) o a Santiago Cervera (PP Navarra, ex-UPN)? ¿Ella misma es traidora al PP cuando vota a favor del aborto?

  6. El problema, James, es que el PP se está volviendo tan impresentable como la oposición. De hecho, va asumiendo uno a uno los disparates ideológicos del PSOE. Por eso mantiene intactas las leyes ideológicas de Zapatero. Oponerse al PSOE votando al PP es como oponerse a Izquierda Unida votando al PSOE: sólo tiene un cada vez más efímero efecto retardatorio.

    Por cierto, tiene narices que Celia Villalobos hable de traición, cuando ella se ha dedicado a romper con la disciplina de voto de su partido todas las veces que le ha dado la gana. Curioso sentido el de la lealtad el que tiene esta tipa.

  7. pacococo

    La Sra Villalobos militó de joven en un partido comunista revolucionario y no sé qué más, luego se hizo de derechas de toda la vida. El marido de la Sra Villalobos es la eminencia gris del partido. Este matrimonio son progres de solemnidad, con lo cual, al cabo de los años el pp se ha convertido en un partido progre.

    Un grupo de personas del pp viendo que ellos no hacen nada en un partido progre, han fundado otro partido. Se lo han pensado, porque romper con lo que tú has sostenido con tue esfuerzo es muy duro, pero al final han dado el paso.

    Pero han dado el paso no por capricho, sino porque el matrimonio progre los ha echado y ahora la señora progre habla de traición.

    Si se analizan los estatutos del pp de cuando la fundación y se analiza el comportamiento de ahora, seguro que hay diferencias suficientes como para considerar que son dos partidos distintos. ¿Quienes son los traidores?

    Creo que los de4l pp están jugando a la contra. Ven que no van a alcanzar las metas propuestas y están nerviosos. Vox es una incógnita. Las encuestas le dan un escaño, pero en todas las encuestas hay un 15 o 20% de indecisos y eso asusta, porque la participación va a ser baja.

    ¿Qué pasa si van a votar menos del 50 % del censo? ¿Qué validez tiene que le pp saque el 50 % de los votos? Secillamente que menos del 25 % de los españoles aprueba la gestión del gobierno. Y eso da miedo, aunque nunca lo reconozcan.

  8. pacococo

    Agradezco a los que me han dado ideas, sobre mi pregunta, ideas que deben ser para todos, pues todos debemos tener respuestas a las falacias de los progres.

    Naturalmente cuando hablas de derecho natural o de moral se quedan sin argumentos y entonces echan mano de esa superioridad que se han autoconcedido y dicen que eso es de meapilas.

    Por eso planteaba contestar con argumentos lo ma´s alejados de la moral posible de forma que no les quede ningún resquicio para llamarte meapilas y dar por teminado el debate.

    Ellos no están acostumbrados a eso. Ellos tienen las respuestas a los argumentos morales. Respuestas absurdas, pero les da igual, suelen tenr cuatro mantras aprendidos y con eso les basta. Por eso creo que argumentos laicos los pueden dejar descolocados y hasta puede que les hagan pensar un poco.

  9. Pelayo

    El PPSOE a lo suyo. Núñez Feijóo y Felipe González ya están pidiendo una gran coalición, así que por lo menos ahora ni se molestan en disimular.

  10. paco prieto

    al señor rajoy -delante de mi alcalde y amigo- le dije textualmente…TENEIS QUE ACTUAR SIN COMPLEJOS.

    bueno, pues no repertiré su respuesta pero me REAFIRMO EN MIS PALABRAS… ESTAN ACTUANDO CON COMPLEJOS Y CON COBARDIA.

    no sólo han perdido votos con vox, hay muchos ex-votanmtes del p.p. que se han cambiado de acera..

    en fin, ¡¡REACCIONA, MARIANO, REACCIONA, COJONES¡¡

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.