Doble vara de medir en países de la Unión Europea ante los ataques a templos

Si lanzas jamón contra una Mezquita acabas en prisión, pero profanar una Catedral sale gratis

El 31 de enero del año pasado Douglas Cruikshank, Wayne Stilwel y Chelsea Lambie lanzaron lonchas de tocino contra la Mezquita Central de Edimburgo, Escocia, y ataron algunas en los pomos de las puertas de ese templo islámico. Por ese estúpido intento de ofender gratuitamente a los musulmanes -su religión les prohíbe comer o siquiera tocar carne de cerdo y sus derivados- los tres provocadores van a ir a prisión 9, 12 y 11 meses, respectivamente.

Diputada del PSOE compara a los niños de los pasos de Semana Santa con ‘islamistas’
Público y los ultrajes a los creyentes: dos varas de medir para Islam y Cristianismo

Contra una Mezquita es ‘ataque’, contra una Catedral es ‘protesta’

John Logue, fiscal procurador del Este de Escocia, tachó los hechos de “ataques” de una “minoría odiosa”, a la que asoció con el “prejuicio” y el “fanatismo”, frente a los que contrapuso el intento de Escocia “por llegar a ser una sociedad más justa y tolerante”. El tratamiento del asunto en los medios también ha distado mucho de lo que hemos visto en relación con otros ataques. Por ejemplo, la BBC, que llamó “protesta” a la profanación de una Catedral Ortodoxa por las Pussy Riot, ha tachado de “ataque” el lanzamiento de lonchas de jamón contra la Mezquita escocesa. En la misma línea, la edición británica del digital progre Huffington Post, que había llamado “gig” (actuación) la profanación del templo ortodoxo moscovita por las citadas feministas radicales, ahora habla de “ataque” para referirse a lo ocurrido en la Mezquita de Ediburgo. Obvia decir que ya pueden esperar sentados los provocadores escoceses si pensaban recibir una campaña internacional de apoyo como la que disfrutaron las Pussy Riot tras su ataque.

Profanar una Catedral y agredir a un Cardenal sale gratis en España

Hace unos días dos integrantes del grupo ultrafeminista Femen profanaron la Catedral de la Almudena en Madrid, encadenándose a la cruz del altar y coreando consignas contra el derecho a vivir de los niños por nacer. El pasado mes de febrero esas mismas energúmenas atacaron al Cardenal Rouco, Arzobispo de Madrid. La asociación cristiana Enraizados pidió al Fiscal General del Estado que actuase tras el ataque al Cardenal, el segundo que sufría Monseñor Rouco en el espacio de unos meses. No hubo respuesta. Tras la profanación de la Catedral madrileña, más de 26.000 personas han pedido al Fiscal General que actúe contra las profanadoras por medio de una alerta publicada por HazteOir.org el 13 de junio, petición que hasta la fecha tampoco ha tenido respuesta. Ante la inacción de los organismos del Estado encargados de velar por el cumplimiento de las leyes y por el respeto a la libertad religiosa, ayer la Asociación Española de Abogados Cristianos presentaba una querella contra las Femen.

¿Esperan a que reaccionemos como los musulmanes para darnos amparo?

Esta diferencia de trato que vemos en el seno de la Unión Europea, todo un síntoma de la deriva que está tomando el viejo continente -salvo contadas excepciones-, me lleva a plantear una pregunta: ¿para que se nos ofrezca amparo tendríamos que reaccionar los cristianos ante esos ataques igual que lo hacen los musulmanes contra cualquier mera ofensa a su religión? Esta amnésica Europa, que esconde bajo el manto de la “tolerancia” un absoluto desprecio a sus propias raíces espirituales y una incomprensible reverencia al Islam, sabe que los cristianos no somos como los seguidores de Mahoma y por eso confía en que soportemos estoicamente todo tipo de infamias, como si incluso nos las mereciésemos. Piensan, tal vez, que son nuestras mejillas las que se llevarán la peor parte, pero con esa indolencia ante el odio y la violencia contra los cristianos, Europa está labrando su propia perdición, pues está dando alas no sólo a los fanáticos de ultraizquierda cuyo tuétano ideológico es la cristianofobia, sino también a los fundamentalistas islámicos que desearían ver colgados a laicistas, a indiferentes y a cristianos por igual. A este paso los dos primeros acabarán parafraseando los famosos versos de Martin Niemöller: “Cuando fueron a por los cristianos, yo no dije nada. No era cristiano.”

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. En España meterse con la Iglesia sigue siendo el deporte nacional, pero con los musulmanes naturalmente no nos atrevemos.

  2. Porque la Unión Europea ya tiene bien asentada la marcha de siglos por los musulmanes para conquistarnos y asentar la ley Sharia de una vez y por todas.

  3. Cipriano

    La omisión de “Su Majestad” a cualquier referencia a Dios y la Biblia en su coronación, en el fondo viene siendo algo parecido a lo que hacen políticos y jueces: ningunear a la Iglesia

  4. Pacococo

    Vamos a ver si aceptamos de una vez por todas un hecho, que debería ser evidente, pero al parecer no lo es. Y como parece que no lo es, lo digo: estamos en persecución. Insisto: persecución. ¿Os suena?

    Claro que si esperais a que os echen a los leones en el circo, podeis esperar sentados, no se pueden hacer espectaculos sangrientos con animales.

    Es la persecución acorde con el país y con los tiempos. ahora lo que se lleva es ignorar y cuando se presenta, menos preciar. Si reclamas alguna ofensa, te dicen que no es para tanto. Y mientras se favorece a otra religión, a ser posible violenta, para que descargues tu ira contra esa religión y no contra la casta. y de paso se crea tensión, que para D. alfredo es lo que conviene en todo momento.

    Además, no se trata de matar cristianos, se trata de sacarlos de su error, por eso se les ridiculiza de forma que no te atrevas a proclamar tu fe, de esa forma los jóvenes crecen en la ignorancia. De esta forma dentro de un tiempo cuando la biología se ocupe de los cristianos, tendremos un mundo feliz y ateo.

    Porque a los islámicos ya les llegará su hora. Pero eso a nosotros nos es indiferente.

  5. Luna

    Y a todas estas, ¿Qué podría hacer en un caso como este el Ministerio de Igualdad?¿Quizá demostrar lo muy orwelliano de su nombre una vez más? Porque no creo que buscara una igual consideración a unas supuestas feministas y a los fieles de la Iglesia Católica.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.