La progresía española considera que defender el interés de España es de fachas

El anticolonialismo de la izquierda: Sáhara y Palestina libres… pero Gibraltar británico

Ayer fueron noticia las últimas acusaciones del Reino Unido contra España a propósito de unas supuestas aguas territoriales de Gibraltar, no cedidas por España en el Tratado de Utrecht.

Anticolonialistas sí, menos cuando se trata de defender a España

Que la colonia británica se salte lo establecido en dicho tratado en perjuicio de los intereses de España es algo que, desde hace muchos años, le importa un pimiento a esa izquierda española que presume de anticolonialista y antiimperialista. Ayer mismo en Twitter Gribaltar se convertía en trending topic, circulando numerosos comentarios de españoles de izquierdas tachando lo de Gibraltar de cortina de humo, de una obsesión de los fachas y de cosas parecidas. Por lo visto, que un país de la Unión Europea mantenga una colonia en el suelo de otro país de la UE es algo que a nuestros progres anticolonialistas les trae al pairo. Lo mismo ocurre con cualquier conflicto en el que estén en juego los intereses de España, ya sea en Cuba, Venezuela, Marruecos o en las quimbambas. Ante la duda, para un buen progre con pasaporte español, España nunca tiene la razón y defender los intereses nacionales es cosa de fascistas. Y punto.

Ceuta y Melilla: la excusa típica del progre ignorante

La cosa cambia si de lo que hablamos es de la causa de Palestina, Timor Oriental, el antiguo Sáhara español* o de cualquier otro territorio en el que nuestro país no pinte nada hoy en día. Si se trata de defender la causa anticolonialista de cualquier otro, nuestros izquierdistas siempre están prestos a ayudar: pero a su propia Nación, que la zurzan. En el fondo, parece que les da vergüenza haber nacido en España, que consideran que ser español es sinónimo de ser facha, y el mismo nombre de nuestro Patria les provoca urticaria, motivo por el cual prefieren referirse a ella como “el Estado” o el latiguillo “este-país”. De hecho, es frecuente que el progre ibérico mencione Ceuta y Melilla como contrapeso si se habla de Gibraltar. Lo hacen, por supuesto, con absoluta ignorancia o desprecio de la historia, pues dichas plazas españolas en el norte de África forman parte de España desde mucho antes (1580 en el caso de Ceuta, 1497 en el de Melilla) de la aparición de Marruecos como país (1956), de modo que son ciudades españolas de pleno derecho, por su historia, mientras que Gibraltar es una colonia cuyo territorio fue cedido por un Tratado. Para nuestra izquierda el mero hecho de que Ceuta y Melilla estén en África significa que tienen que ser marroquíes, y vale ya: una argumentación que nunca hace con Estambul, ciudad turca desde 1453 y que está en el continente Europeo, a pesar de que la amplia mayoría de Turquía está en Asia.

La izquierda británica y la española, sirviendo al mismo país

Pero ¿qué otra cosa podemos esperar de quienes no tienen reparos en pactar, aliarse, beneficiar y engordar a unos fanáticos que afirman que regiones españolas como Cataluña, el País Vasco o Galicia son en realidad colonias españolas? No hay esfuerzo que nuestra izquierda cainita haya escatimado para conseguir debilitar a España como Nación, dando alas a quienes la cuestionan y a quienes buscan quebrantar su unidad, incluso a costa de erosionar y liquidar derechos individuales tan básicos como el derecho a escolarizarse en español y a rotular tu negocio en español sin que te multen por ello en una parte de España. Es normal que a esa izquierda el asunto de Gibraltar le provoque incomodidad, pues deja en evidencia su odio patológico a España. Y dicho sea de paso, en esto me parece mucho más respetable la izquierda británica que la española. Porque si los intereses del Reino Unido y los de España no son los mismos, y en el caso de Gibraltar incluso chocan, al menos la izquierda británica defiende los intereses de su nación. La española no tiene ni ese mínimo sentido del patriotismo y de la lealtad hacia su pueblo.

* Incluyo el Sáhara en la lista porque es un territorio descolonizado por España. Los mismos que pedían la independencia ahora quieren que España les resuelva el papelón de la toma por Marruecos de ese territorio. Creo, desde luego, que tienen toda la razón contra Marruecos, pero el Frente Polisario debió saber dónde se metía cuando desató una oledada de terrorismo para obtener la independencia de España. Ahora esa misma organización quiere que seamos su primo de Zumosol frente a Marruecos. Es como si ETA consiguiese la independencia de la región vasca y, una vez conseguida, Francia invadiese ese territorio y los etarras viniesen suplicándonos ayuda.

(Foto: Mihael Grmek / Wikipedia)

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. asertus

    Es espectacular cómo la política exterior expañola ha sido tan mala desde prácticamente las guerras napoleónicas. Supongo que en consonancia con cualquier otra política.

    Salvo alguna victoria menor al final de la guerra mundial, con los acuerdos con Perón, USA y entrar en la ONU en los 50, y el tema de Europa, más o menos, el resto es un auténtico despropósito….

    En el tema Marruecos y Sáhara mismo, es espectacular la cortedad de miras de un régimen como el franquista, liderado precisamente por africanistas, que conocían el tema.

    En vez de ver por dónde iban los acontecimientos tras la guerra mundial, con la descolonización y demás, permanecieron como comparsas de Francia, lo que siempre ha sido españa desde Napoleón.

    Simplemente con haberse adelantado 5 años a los acontecimientos, en 1950, haber dado la independencia al Sáhara, manteniendo el español y estrechos acuerdos bilaterales, incluido apoyo militar, y, más importante aún para España, haber hecho lo mismo con el Protectorado de Marruecos, con el RIF, aprovechando lo que fue la República del Rif, dando la independencia y el poder a gobierno de tribus locales, con estrechos acuerdos económicos, culturales y militares, ganando así un aliado al sur, colchón con Marruecos francés. Hasta Tanger podría haber permanecido como ciudad libre y ser hoy día un pseudo Singapur.

    Al final, nada de esto, comparsas de Francia, todo regalado al gran Marruecos pro francés.., y así con todo. Y hasta hubo suerte de que no se quedaran también Ceuta, Melilla y Canarias…

    Pero, en fin, un país que no se valora a sí mismo no puede hacerse valer.

    Saludos

  2. Alfonso

    Sólo unas pocas puntualizaciones; Ceuta y Melilla son españolas desde hace mucho más que el siglo XV. La historia de la España africana se remonta cuando menos a tiempos del Imperio Romano, cuando en el año 69 d.C. el emperador Otón agregó la provincia imperial de la Mauritania Tingitana, que tenía su capital en Tánger (Tingis), a la provincia Bética de la Hispania Ulterior y al convento jurídico de Cádiz, llamándola Hispania Transfretana (más allá del fretum -estrecho-).Tanto los visigodos como despues los andalusíes defendieron energicamente la españolidad de Ceuta y Melilla frente a bizantinos y moros norteafricanos.Recordemos que la plaza ceutí (ciudad de Septem) ya había pertenecido a los visigodos en el siglo VI.Ceuta y Melilla pertenecian al Califato deCordoba frente al expansionismo de los moros idrisíes y fatimitas. Ya en el siglo XII Melilla quiso volver al dominio castellano frente a la amrenaza almohade, ETC.
    Las izquierdas con el fin de jo…robar a los españoles, incluidos a los gallegos, no duda en apoyar a un paraiso fiscal lleno de blanqueadores de dinero,evasores de impuestos, narcotraficantes, contrabandistas y chorizos en general.

  3. Alfonso

    Xosé Manuel Beiras y sus amigos izquierdistas (batasunos en su día, podemitas hoy), siempre han hecho gala su anticolonialismo, anti-Otanismo y anti-imperialismo.Pues bien, con el proposito de hacer daño a España y de paso a los pescadores de la Linea expulsados por los piratas gibratareños Beiras no ha tenido empacho en apoyar en el contencioso gibraltareño al colonialismo britanico-mafioso-Otanista de Gibraltar.

  4. Juana

    En los 70 Gran Bretaña estaba contra las cuerdas, y entonces Felipe González abrió la verja sin ninguna contrapartida.

    Mejor explicado aquí

    https://youtu.be/Bq8vdccfGz0

  5. Una izquierda de Salón, mariscos a costa de los contribuyentes y vende patrias. Le importa un carajo el progreso material del español, aunque lo utilice lavándose el cerebro, para luego medrar. Asimismo la tal Ada Colau, usar a los que padecen los desahucios,p ara entrar en política, y luego enchufar a sus coleguis. Por otro nulidad en iniciativas de crear empleo, más bien espantar. Los progres ibéricos explotan al pueblo

  6. Un análisis muy acertado como siempre.

  7. pacococo

    Un buen análisis al que voy a puntualizar un poco.

    Dicen los franceses: cherchez la femme y siempre se resuelve el misterio. Siguiendo ese dicho, y poniéndolo en la España de hoy podríamos decir: busca la pasta. Y si miramos en todos estos izquierdistas seguro que encontramos la pasta. Pasta que les dan todos los paises para que se dediquen a defender los intereses extranjeros y fastidien los españoles.

    Por ejemplo, con Gibraltar contra las cuerdas, de pronto se abre la verja y poco después se le ocnceden 27 000 línes telefónicas para que los casinos de Gibraltar puedan operar. ¿qué debemos buscar?

    Asertus

    La política exterior ha sido la que se ha podido o la que han comprado. La neutralidad en las guerras mundiales fue una buena cosa. Lo del protectorado fue lo que fue pues Francia mandaba y mandaba mucho. No cabe duda que la república del Rif nos vendría muy bien, pero Francia no lo iba a permitir porque Marruecos es su cortijo. Y hoy por hoy Francia tiene más poderío que nosotros.

    Pero el problema es que cuando los paises caen en la decadencia, todo se vuelve en contra y todo se hace mal. Tal vez se cae en la decadencia por la falta de gente competente.

  8. Guillermo Hispánico

    La izquierda es antiimperialista, pero ante todo, anticristiana y antiespañola. No es casualidad que el imperio que más critiquen sea el español y algunos todavía apelen contra él los argumentos de la Leyenda Negra antiespañola.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.