El yihadismo y los musulmanes

Originalmente publicado en Actuall.com

Los recientes atentados islamistas en Bruselas han generado multitud de mensajes de crítica al Islam y a los musulmanes. Muchos se preguntan por qué los musulmanes no se manifiestan contra el terrorismo yihadista –a decir verdad, tampoco se han visto muchas manifestaciones en Europa contra esa lacra-, un fenómeno terrorista que sin duda tiene muchos partidarios entre los musulmanes. Algunos contestan que esto ocurre porque el yihadismo va contra los cristianos y no contra los seguidores de Mahoma. Nada más lejos.

Yo soy católico y mi simpatía por el Islam es más bien escasa, por no decir nula. Distingo, eso sí, Islam de musulmanes. Hace unos días Asad Shah, un tendero musulmán de origen pakistaní, fue asesinado en Escocia por felicitar la Pascua a los cristianos.

En diciembre de 2014 terroristas talibanes asesinaban a 141 personas, entre ellas 132 niños, en un ataque contra una escuela pública vinculada al Ejército pakistaní en Pesawar. El terrorismo talibán es muy frecuente en este país, y muchas de sus víctimas son musulmanes, pero en Europa mucha gente lo ignora.

Tan importante como combatir al yihadismo con las armas es la labor de deslegitimación de su actividad terrorista. Y ésta es una labor que también están haciendo muchos musulmanes, especialmente recordando lo que dice la Sura 5:32 del Corán: “Quien mata a una persona sin que ésta haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra es como si matase a toda la humanidad. Y quien salva una vida es como si salvase a toda la humanidad.”

Soy muy crítico con otras cosas que dice el Corán, pero si recordar esa Sura puede ayudar a combatir el yihadismo en el terreno de las ideas, al menos entre la población musulmana, no veo qué problema hay en recurrir a ello. Al contrario. Es una forma de restarle apoyos entre aquellos que podrían acabar siendo sus adeptos. Mi forma favorita sería recordar el quinto mandamiento: “No matarás”. Pero estamos hablando de dirigir mensajes a musulmanes, no a cristianos.

Lo que no tiene ningún sentido es combatir el yihadismo declarando enemigos a todos los musulmanes, sean buenos o malos. Me parece fenomenal y hasta necesario que se critique el multiculturalismo –yo lo hago a menudo, pues me parece una enorme estafa intelectual-, y creo que hay que plantear de una vez que las políticas de inmigración no pueden obviar la necesaria integración de los que llegan a una cultura que no es la suya. Lo contrario es arriesgarnos a que aparezcan ghettos en los que el islamismo capta adeptos con la misma facilidad con la que se pescan peces en un barril.

El problema, en buena medida, es que Europa a nivel oficial ha renunciado a los principios en los que se fundó su cultura, concretamente a sus raíces cristianas. Lo que se encuentran quienes llegan a Europa es un continente instalado en una vaga idea de la tolerancia según la cual lo mismo da la cultura occidental cristiana que la cultura musulmana, o que ninguna cultura. Muchos progresistas europeos consideran que no tenemos nada que enseñar al mundo musulmán, que incluso somos peores que él y en el fondo, nos hemos ganado el odio y la saña con que nos ataca el yihadismo. ¿Cómo integrar a quienes llegan si los europeos, en gran medida, se avergüenzan de lo que son a pesar de vivir en el único entorno cultural, el occidental, en el que han florecido la democracia y el amparo de los derechos humanos?

Yo creo que el gran problema de Europa frente al yihadismo no es la islamofobia, como predican algunos, sino la cristianofobia. La Europa relativista se odia a sí misma por sus raíces cristianas y cree que quienes comparten ese odio –los islamistas- sólo están equivocados en los medios –el terrorismo-, pero no en el mensaje, es decir, en el rechazo al Cristianismo. Por eso se ha creado una curiosa pinza entre la izquierda occidental y el islamismo, una pinza que, paradójicamente, deja expuestas a todas las víctimas del terrorismo yihadista, víctimas que son en su amplia mayoría musulmanes que residen en países de mayoría musulmana, por más que los atentados allí encuentren menos eco mediático en Europa que los perpetrados en Bruselas y París.

Así pues, si desde aquí queremos vencer al yihadismo tendremos que rearmarnos moralmente y abandonar la idea de que Occidente se merece lo que le pasa, o de que lo ideal es una Europa vacía de planteamientos morales y donde la única máxima sea la tolerancia.

Volcar todos los esfuerzos en señalar a la generalidad de los musulmanes como sospechosos de terroristas podrá dar réditos políticos a ciertos populistas, pero sólo sirve para reforzar la tesis de que el vacío moral del Occidente relativista debe ser llenado con la injusta pretensión de hacer pagar a justos por pecadores. Una pretensión errónea y peligrosa, que ofende a cualquier cristiano y que traicionaría dos de las bases en las que se basa nuestra democracia: la libertad religiosa y el derecho a la presunción de inocencia.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Saulot

    Interesante artículo, Elentir, aunque considero que un día deberías analizar también las diferencias entre las suras o aleyas de la época de Meca y las de la época de Medina y cómo, por el principio de abrogación, estas últimas anulan a las anteriores. Así como echar un vistazo a la sunnah, la colección de hadizes y la biografía de Mahoma (o sira). La manera en cómo dividen a la gente según la sharía, así como los tipos de castigo para los que infringen sus leyes, los tipos de mentiras permitidas para engañar a los no-musulmanes (o infieles) y la posición de la jihad como fard kafiya, situada como obligación por encima de los cinco pilares del islam, pero de tal manera que cuando se hace un llamamiento a la jihad han de seguirla, pero no están obligados si ya hay gente haciendo la jihad en esa zona.

    Creo recordar que Raad Salam (de Vox), iraquí cristiano, profesor de Filología árabe y Estudios islámicos, ya explicó algo de esto en algún programa de televisión.

  2. Saulot, yo no hago una justificación del Islam. Nada más lejos. Lo que digo es que se debe aprovechar aquello que proporciona el Islam para condenar el terrorismo. Por supuesto, lo ideal para el caso sería que los musulmanes se convirtiesen al Cristianismo. Eso haría todo mucho más fácil.

  3. Saulot

    No he dicho que justifiques el islam, Elentir, sólo te animo a que un día analices los libros islámicos, más que nada para ver aquello en qué se fundamenta la mentalidad islamista.

    Sobre qué proporciona el islam para condenar el terrorismo sólo existiría la parte del Corán de la época de Meca. Algunos que intentan reformar el islam desde dentro señalan algo así como quedarse con esa parte y eliminar la parte de Medina, pero son una pequeña minoría. Entre los pocos que ha alzado la voz para reformar el islam estaría el presidente de Egipto:

    En un discurso, el presidente de Egipto, ha señalado un «pensamiento equivocado formado por un mosaico de ideas y textos que hemos sacralizado en los últimos años» y que conduce a toda la comunidad islámica a «enemistarse al mundo entero». En la opinión de al-Sisi, los procesos desencadenados por la perversión islamistas deben ser bloqueados: «¿cómo es posible,- ha dicho entre otras cosas el líder político árabe- que 1.600 millones de personas puedan pensar que para vivir deben eliminar al resto de los 7 mill millones de habitantes del mundo? No, ¡eso es imposible!».
    El discurso de Al-Sisi ha usado fuertes tonos de amonestación sobre todo a los líderes religiosos del mundo islámico: «Lo que estoy diciendo», ha dicho, entre otras cosas el presidente egipcio «no podéis percibirlo si permanecéis atrapados en esta mentalidad. Tenéis que salir de vosotros mismos y observar esta forma de pensar desde fuera, para erradicarla y reemplazarla con una visión más iluminada del mundo».
    Según el presidente egipcio se necesita una «revolución religiosa», y los imanes y muftíes son «responsables ante Dios» de las decisiones que determinarán el futuro de toda la comunidad islámica. «El mundo entero» ha remarcado el líder político árabe «está a la espera de vuestro próximo movimiento. Porqué la Umma islámica se está desgarrando, se está destruyendo y perdiendo, a través de la obra de nuestras propias manos».

  4. pacococo

    En esencia comparto el artículo.

    Lo primero es la coherencia. Tenemos que tener claras las ideas y una vez las tengamos claras, exportarlas y entonces con fuerza moral, decirles a los islamistas que eso no está bien. Y hay muchas formas de decirlo y que les quede claro. Por ejemplo no comerciando con los países que “comprendan” el yijadismo.

    Por otra parte, con las ideas claras formamos una piña y los malos se lo pensarán dos veces. El gran problema es que la mitad de la sociedad “comprende” al yijadismo y los medios no son claros al respecto, siempre nos dicen que no podemos culpar a todos los musulmanes. Claro que no culpamos a todos los musulmanes, pero es que deberíamos exigir a los musulmanes que viven aquí, una condena tajante. Pero no podemos porque no tenemos las ideas claras y por tanto no somos capaces de arrancar la mala hierba.

    Pero eso viene de arriba, la gente normal, tanto cristianos, ateos o musulmanes repudia el terrorismo, pero por la razón que sea el mensaje no es claro.

  5. MR (Monárquico y Republicano)

    Aquí no son los musulmanes quienes asaltan capillas y persiguen al cristianismo con el pretexto de la laicidad, traje respetable con el que se visten los que odian la fe. He encontrado más compresión como cristiano entre compañeros musulmanes que entre mis paisanos… Por lo menos, a lo musulmanes no tengo que oírles blasfemar continuamente.

  6. Saulot. Estamos en el siglo XXI. Revisar y justificar debido a la historia esta muy bien pero soy de los que piensa que lo que vivimos hoy es lo que importa y estamos ante una Guerra Mundial religiosa y si el Occidente no se da cuenta, y me refiero a la ciudadanía no hay salvación contra esta barbarie. Los radicales musulmanes son muy astutos porque lo que pretenden a la larga es arruinar la economía occidental (que ya comenzó con las Torres Gemelas) con estos ataques. Europa se hunde (economía) y nadie (ciudadanía) se esta dando cuenta que detrás están los ataques. Insisto, si uno no ha trabajado y vivido en un país Musulmán para entenderlo mejor que se calle la boca.

  7. El problema es quizás más profundo que la interpretación del Corán. Un ejemplo, la comunidad de musulmanes belga se ha negado a rezar por las víctimas de los atentados, porque son “infieles”, según esta información:

    http://www.alertadigital.com/2016/03/25/los-musulmanes-de-belgica-rechazan-rezar-por-las-victimas-de-los-atentados-terroristas-de-bruselas-por-ser-infieles/

    No sé si esto es creíble (la fuente es un digital que no se cuenta entre mis lecturas selectas), pero no me sorprendería que fuera verdad. Y no porque el Consejo de musulmanes de Bélgica o como se llame apoye la yihad, que quiero creer que no, sino porque la religión islámica es en esto completamente distinta de la cristiana. Los cristianos podemos (es más, debemos) rezar por todos los que no son cristianos, incluso por nuestros enemigos. En el islam no es así. No es una religión que defienda la fraternidad universal, por decirlo suavemente, incluso sin considerar sus deformaciones extremistas. Por eso lo tienen tan difícil convivir con otras culturas, sólo están cómodos si son ellos quienes dominan. Hay que rezar mucho por ellos, pero eso no implica no defendernos ni precavernos.

  8. sanabria

    Si hay musulmanes “buenos”,que los habra , que se identifiquen en manifestaciones ,organizaciones ,declaraciones y sobre todo informando de aquellos que sospechan que son fanaticos y no hay otra .El enemigo esta en su casa y lo conocen que lo erradiquen ellos mismos.si no lo hacen los “buenos”nunca seran bien vistos en occidente,

  9. Russell

    La sura que citas en el artículo:
    “Quien mata a una persona sin que ésta haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra es como si matase a toda la humanidad. Y quien salva una vida es como si salvase a toda la humanidad.”

    deja abierta una puerta a la interpretación “sin que ésta haya […] sembrado la corrupción en la Tierra”. Si no aceptas a Alá dudo mucho que esta sura te proteja.

  10. Saulot

    Claro, James G. Skinner, por eso decía que aquellos que quieren reformar el islam desde dentro son una pequeña minoría. Estoy de acuerdo contigo en que estamos ante una Guerra Mundial, pero Occidente parece no querer darse cuenta, y si la ciudadanía no está al tanto es en parte por la comodidad de no querer informarse y en parte por todo el empeño desde la élite y los medios de comunicación de censurar la realidad en aras de su sacralizado multiculturalismo y relativismo moral.

    No sé si conocerás al historiador Bill Warner, sus vídeos sobre la historia de la expansión musulmana son clarificadores:

    https://youtu.be/Cy6vNQ8t-pU
    https://youtu.be/xsCxihKya-4

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.