¿Qué diría Cayetana Álvarez de Toledo de Vox si hubiese aparecido en esta foto?

¿No hay espacio a la derecha de quienes firman acuerdos con el comunismo chino?

Este lunes El Mundo publicó un artículo titulado “A la derecha de la razón”, firmado por Cayetana Álvarez de Toledo, vocal del patronato de la Fundación FAES y exdiputada nacional del PP.

Carta de un deplorable a una cosmopolita / Santiago Abascal
China, un país sin libertad para pensar y para creer / Elentir

Cayetana critica a Vox por reunirse con el Frente Nacional francés

Ayer Santiago Abascal publicó una réplica en La Gaceta por las alusiones que hace Cayetana a Vox. Concretamente, la dirigente de FAES dedica un párrafo a descalificar al partido de Abascal, en estos términos:

“Ante esta apelación a un rearme ideológico, cualquier incauto exclama: ¡Eso es Vox! Otro equívoco. Por oportunismo o por convicción sobrevenida, Vox ha ido deslizándose por una pendiente inquietante. Reunión formal con el Frente Nacional. Acercamiento a la ultraderecha alemana y austríaca. Plagio del lema de Trump. Eso no es el futuro de la derecha española. Eso es nacionalismo, populismo, involución.”

Dice que el PP nunca fue tan situado a la derecha como ahora

Cayetana dedica mucho más espacio a criticar al PP, partido del que no tengo constancia de que haya causado baja la exdiputada:

“Ni con el antiguo ministro franquista Fraga, ni con Aznar durante la guerra de Irak, ni cuando Rajoy recogía firmas contra el Estatuto catalán. Los españoles nunca han situado al PP más a la derecha que ahora. En 1989 lo colocaban en el 8,27 de la escala. En 2004, en el 7,66. En 2008, en el 7,81. Hoy lo sitúan en el 8,35.”

Cayetana atribuye esto a “a la irrupción de un populismo de extrema izquierda o incluso a la aparición de Ciudadanos. Pero eso no exonera al PP. ¿Qué ha hecho para defender su espacio electoral? ¿Qué pedagogía? ¿Qué discurso? ¿Qué políticas?” Y añade: “El PP de Rajoy protagoniza una amarga paradoja: nunca ha sido considerado más de derechas y nunca ha tenido menos perfil ideológico.” Cayetana también habla de “un grave problema de la derecha, que es el de eludir las batallas culturales.” Sin embargo, en contradicción con lo anterior, Cayetana afirma: “No, no hay espacio a la derecha del PP. Lo que hay es un desafío ideológico y político en el gran espacio a la derecha de la izquierda.”

Una forma muy contradictoria de librar una batalla cultural

Con todos mis respetos para Álvarez de Toledo, creo que a pesar de su conocido papel de rebelde dentro del PP, le está pasando lo que a muchos en ese partido: pretende nadar y guardar la ropa al mismo tiempo. Y para no andarme con abstracciones, pondré algún ejemplo. La misma Cayetana que ahora critica -con razón- que la derecha se dedique a eludir batallas culturales, en julio de 2015 no figuró entre los cinco diputados que se desmarcaron de la traición abortista del PP (Antonio Gutiérrez, Lourdes Méndez, Javier Puente, Eva Durán y José Eugenio Azpiroz). Esos cinco se desmarcaron de una medida con la que el PP asumía, de facto, la Ley abortista de 2010, creada por Zapatero. Su decisión es especialmente incomprensible si tenemos en cuenta que Cayetana había acudido en octubre 2009 a una manifestación de Derecho a Vivir contra esa ley.

En lo demás, no se puede decir que Cayetana haya sido rebelde más allá de sus críticas -muy justas, todo hay que decirlo- a las cesiones de Rajoy ante el nacionalismo. No consta que se saltase nunca la disciplina de voto. Ha tenido, además, un amplio abanico de temas para señalar su descontento con la claudicación de su partido ante el discurso progresista (ideología de género, memoria histórica, matrimonio gay, ataques LGTB contra la libertad de educación…), pero o bien lo ha hecho con la boca pequeña, o ha optado por permanecer callada. Eso cuando no asumía, sin más, elementos del citado discurso, como ocurrió hace unos días en una entrevista en Res Pública, en la que Cayetana afirmaba: “la identidad se elige como se elige también la identidad de género, si uno es homosexual o heterosexual”. Suscribía así la idea que sirve de base a la ideología de género, surgida del marxismo. ¿Qué batalla cultural se puede dar en estas condiciones?

El acuerdo PP-PCCh del que no se ha quejado Cayetana

La crítica de Cayetana al hecho de que Vox haya tenido una reunión con el FN francés contrasta, por lo demás, con su clamoroso silencio no ante una mera reunión, sino ante algo mucho más grave, como es lo que podéis ver en esta captura tomada de la web del PP:

Esto no fue una mera reunión, sino un acuerdo entre el PP y el partido único de la dictadura comunista de China, un acuerdo que -cito lo que pone la web del PP“servirá para el entendimiento, el intercambio y la cooperación entre ambas organizaciones políticas”. El PCCh es el partido que ha estado gobernando en la China comunista desde el ascenso al poder de Mao, el mayor genocida de la historia. Cuando se firmó ese acuerdo, Cayetana aún era diputada nacional del PP. Y chitón. Ahora sigue militando -que a mí me conste- en ese partido que, insisto, firmó un “un Memorándum de entendimiento, intercambio y cooperación” con el Partido Comunista Chino. ¿Con qué cara se critica desde el PP una simple reunión de Vox con el FN? Y dicho sea de paso: si nos ceñimos a planteamientos de derechas como la defensa del derecho a la vida desde la concepción, el derecho a la propiedad, la libertad económica y la democracia liberal, ¿cómo se puede decir que no hay espacio a la derecha de un partido que firma acuerdos con el partido único de una dictadura comunista que es líder mundial en abortos forzados? ¿Se trata de una broma o qué?

(Foto: Reunión entre el PP y el Partido Comunista Chino en 2011, publicada en el propio Flickr del PP)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    La cosa es muy simple, los pperos ven como los votos se les pueden escapar, no porque vox pueda sacar algo, sino porque entre los que gane vox y gane el psoe y ciudadanos, ellos pueden perder unos cuantos escaños, mas de los que perdieron y eso sería la debacle. Por eso están de los nervios. Aún no ha empezado el efecto Trump, pero ellos saben que cuando llegue a la gente, van a perder un montón de votos.

    Vox tiene que definir un ideario claro, una ideología, para entendernos. Algo claro y que pueda llegar a la gente. Eso es difícil pero como no lo consigan no van a salir del pozo y aún consiguiéndolo les resultará muy difícil. Y otra cosa que tienen que procurar es tener copia de las actas de una o varias ciudades y demostrar que la suma de los votos no coincide con lo que ofrece el ministerio del interior. Demostrar que les han robado votos sería un buen punto.

    Todo es muy difícil, pero las victorias buenas son las más difíciles.

  2. Jandro

    Ya me lamenté en su día de la reunión de VOX con el Frente Nacional francés. Fue un tremendo error para mí, y no tanto por lo que pueda pasar en una reunión así, sino por el tufo que puede destilar este tipo de acercamientos, por la munición que estás dando al enemigo –que ya está disparando, como comprobamos–.

    Por otro lado, en cuanto a lo que dice Pacococo, yo creo que VOX ya ha dado y muy bien un ideario claro desde que Abascal está al frente. Solo tiene que perseverar en él, no cambiar ni una coma y no aceptar ningún aliado xenófobo, por tentadora que parezca su irrupción en el terreno político de los países de Europa, sino seguir proponiendo simplemente un discurso bueno para los intereses de los que vivimos en esta tierra llamada España, empezando, por supuesto, por instaurar el derecho a la vida.

    La respuesta de Santiago Abascal en La Gaceta a Cayetana Álvarez de Toledo es, por cierto, muy atinada. El artículo de esta mujer era una esquizofrénica carta que se autodestruye en su misma lectura. Todo por parecer crítica sin abandonar la fidelidad perpetua a su PP.

  3. El Izquierducho

    El PP jamás volverá a tener 11millones de votos…y desaparecerá.
    Después de la misteriosa desaparición de Rajoy, tras la matanza del 11M, parece que esa es su labor.

    Se esforzaron mucho en desarticular y desprestigiar a otros partidos de derechas y apoyar a partidos de extrema izquierda, con cuantiosas ayudas económicas a medios de información e intoxicación, afines al izquierdismo.

    Rajoy y la directiva popular, creen que van a sustituir esa perdida de votos, con votantes de la psoe o podemos. Nunca lo conseguirán!
    Esos votos perdidos por el PP, son votantes perdidos para la democracia, nadie los incorrpora. Pero están, estarán ahí…

    Una democracia en la que sólo votan unos, no es democracia

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.