Los agentes de ambos cuerpos están defendiendo la ley y el orden en Cataluña

No ofrezcan dinero a los golpistas: úsenlo para dar un sueldo justo a guardias civiles y policías

Ayer el gobierno volvió a mostrar debilidad ante el desafío separatista, ofreciendo más dinero a la Generalidad a cambio de que abandone su proyecto golpista. Una maniobra vergonzosa.

Cientos de catalanes plantan cara en la calle al grupo separatista que acosó a la Guardia Civil
Cataluña: esto es lo que casi nunca explican algunos medios españoles e internacionales

Una peligrosa muestra de debilidad ante los separatistas

El golpe separatista en Cataluña y la tibieza que está manifestando el Gobierno de España ante él -hay que tener en cuenta que las detenciones practicadas anteayer se hicieron tras una querella de Vox está transmitiendo un peligroso mensaje a toda la sociedad española: que saltarse la ley puede salir gratis si tienes la fuerza suficiente para doblarle el brazo al ejecutivo. Tal vez el gobierno no se da cuenta de la gravedad de la situación, pero con esa actitud de debilidad se están poniendo en peligro la unidad y la convivencia entre españoles, y también los derechos y libertades de aquellos que residen en Cataluña. Tanta debilidad nos lleva al desastre.

Lo que nos cuesta la irresponsabilidad fiscal de la Generalidad

A esto hay que añadir el coste económico que está teniendo para todos los españoles la irresponsabilidad de la Generalidad a la hora de llevar sus cuentas: desde 2012 el gobierno ha inyectado 82.000 millones en Cataluña entre rescates e inversiones. De los 217.000 millones aportados por el Estado a las comunidades autónomas para financiar su déficit, 66.550 millones han ido a parar a manos de la Generalidad. Es decir, que a Cataluña se le ha destinado el 32% de esa ayuda, siendo la autonomía que más dinero ha recibido. El 63% de la deuda pública catalana correspondía ya en marzo a la deuda de 46.700 millones que tiene con el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) del Estado. Es la comunidad más endeudada de España y la que más dinero debe al Estado. Y para colmo, ahora tenemos que aguantar la chulería de la Generalidad, que lejos de cumplir con sus obligaciones fiscales, se lanza a desafiar la legalidad con una deriva golpista.

¿Nos cobran impuestos para apaciguar a unos golpistas?

Para todos los contribuyentes españoles -catalanes incluidos, por supuesto-, este espectáculo es cuanto menos indignante. No se puede premiar a un gobierno autonómico incompetente y que ha gestionado pésimamente sus cuentas, mostrandose más preocupado en desarrollar un proyecto separatista que en ejercer de forma leal y responsable sus obligaciones legales. Pero lo que ya es el colmo es que, además, se le ofrezca nuestro dinero como premio por iniciar un golpe separatista. Ése es el mensaje que se transmite a la sociedad al ofrecer dinero a unos golpistas a cambio de que desistan de su actitud. Ese dinero procede de los bolsillos de los españoles. Es un dinero que nos ha costado muchos esfuerzos ganarlo. Cuando el Estado se lleva una parte considerable de nuestros ingresos lo hace con la promesa de ofrecernos una serie de servicios públicos que son los que justifican su existencia. Sobornar a golpistas no es un servicio público.

Premien con ese dinero a quienes están defendiendo la ley y el orden

Ese dinero de nuestros impuestos sí que está justificado cuando, por ejemplo, sirve para recompensar la magnífica labor de servicio al ciudadano que hacen los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Su retribución es de unos 1.450 euros para los guardias civiles de la escala más básica, y unos 100 o 150 euros más para los policías nacionales del rango equivalente. Sin embargo, el sueldo de la escala más básica de los Mozos de Escuadra supera los 2.500 euros. A eso hay que añadir que la semana pasada, en pleno golpe separatista, la Generalidad se comprometió a pagarles 300 euros anuales más. Se trata de unas generosas retribuciones que se entienden todavía menos ante la inacción que está demostrando la Policía catalana frente al golpe separatista, una inacción que no se debe a sus agentes, por supuesto, sino a las órdenes de sus altos mandos. Así pues, si al gobierno le sobra el dinero, en vez de premiar a los golpistas, que lo use para proporcionar un sueldo justo a guardias civiles y policías nacionales, equiparando sus ingresos con los que reciben los Mossos. Ya está bien de premiar a los desleales a costa de tener mal pagados a quienes acumulan más méritos en la salvaguarda de nuestras libertades.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Eso lo típico de los mansos que se cierran en tablas. Despotismo absoluto con los suyos y servilismo absoluto con los que le plantan cara.

    El ministro Guindos ya está hablando de dar más dinero e incluso de dar un cupo a Cataluña.

    Pero como es nuestro dinero…

    Lo malo de todo es que todos son unos traidores. Traidor el gobierno, pero traidores los de la oposición. Ante los presupuestos, los vascos van a vender caro su voto, porque no hay ocho o nueve socialistas que voten a favor de los presupuestos. Creo que ese es el gran problema, que votamos a traidores, que les estamos dando la cuerda con la que nos ahorcan.

  2. Luna

    Una propuesta excelente. Con más justicia y menos soborno ganaremos todos.

  3. Luna

    Perdón, le he dado al botón antes de terminar.
    No puede ser que estén acusando a la Generalidad catalana de malversación (aunque no les falten motivos para hacerlo) y que luego malversen ellos con esta compra de cariño al niño malcriado.

  4. Russell

    El PP de Mariano fuerte, duro e implacable con el débil y sumiso, dócil y servil con el fuerte.

  5. Jandro

    Mariano es lo peor que le ha ocurrido a España en los últimos tiempos. Nefasto.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.