Además de eso, un tribunal amenaza a Marine Le Pen con hasta 3 años de prisión

En Francia por mostrar los crímenes del ISIS te obligan a someterte a un examen psiquiátrico

Uno de los países de Europa que más lejos están llegando con la censura progresista es Francia. Una noticia conocida hoy demuestra el grado de represión al que se puede llegar contra el disidente.

Francia: la nueva ‘Ley Mordaza’ de la izquierda iguala criticar el aborto con incendiar bosques
Censura: el Consejo de Estado de Francia prohíbe mostrar a personas como mi tío

Diarios españoles mutilan sus titulares presentando a Le Pen como una loca

Algunos diarios españoles han publicado la noticia este mediodía con titulares engañosos, tanto los de izquierda como los de derecha. Veamos algunos ejemplos:

Los titulares son engañosos porque esconden el motivo de esa orden y parecen lanzar la idea de que la líder de Rassemblement National está loca. La agencia Europa Press sí que ha publicado un editorial completo: “Un tribunal ordena una evaluación psiquiátrica de Le Pen por difundir fotos de Estado Islámico. ¿Y en qué consistían esas fotos? En la citada noticia de El Mundo se indica lo siguiente: Marine Le Pen tuiteó el 16 de diciembre de 2015 imágenes de los crímenes del grupo yihadista, en respuesta al periodista Jean-Jacques Bourdin, quien denunció “un paralelismo” entre el Estado Islámico y el Frente Nacional francés. Las imágenes compartidas por Le Pen mostraban a un soldado sirio aplastado vivo por un tanque, un piloto jordano quemado vivo en una jaula y una foto del periodista decapitado estadounidense James Foley, con su cabeza apoyada en su espalda”.

Le Pen podría ser enviada a prisión durante 3 años por publicar esas imágenes

Un tribunal francés ha considerado que Le Pen pudo cometer un delito de difusión de imágenes violentas, que se castiga una pena de hasta 3 años de prisión y multa de 75.000 euros. La amenaza judicial que se cierne sobre Marine Le Pen es propia de una dictadura. Independientemente de la coincidencia de cada uno con las ideas de su partido, imponer exámenes psiquiátricos y amenazar con la cárcel la difusión de imágenes como ésas es un atentado contra la libertad de expresión y la libertad de información. Es más: con esa decisión, da la impresión de que la Justicia francesa tiene un inusitado interés por ocultar los crímenes cometidos por el ISIS, como si no pudiesen ser mostrados por ser muy violentos. ¿Qué pasaría si hubiese una reacción judicial como ésa ante la difusión de imágenes de los crímenes cometidos por el nazismo, muchos de ellos en Francia? Sería un completo escándalo, con razón. ¿Por qué se ha de consentir esa censura hacia las imágenes de las atrocidades del ISIS, y más ahora que los canales de televisión rebosan de imágenes violentas? Y sobre todo, ¿qué clase de periodismo hacen los medios que contribuyen a esa censura presentando a la persona censurada como una loca mediante titulares engañosos?

El primer ministro italiano muestra su apoyo a Le Pen

Esta mañana, Marine Le Pen ha denunciado en su Twitter: “Pensé que tenía derecho a todo: ¡pues no! Por haber denunciado los horrores del Daesh mediante tuiteos, ¡la “justicia” me somete a un examen psiquiátrico! ¿Gasta dónde van a llegar?” En otro mensaje, en el que ha mostrado la comunicación judicial, Le Pen ha tachado de “alucinante” la decisión judicial y ha añadido: “Este régimen empieza a dar miedo”. La política francesa también ha recordado que ese tipo de exámenes se impone a los pedófilos. Según Europa Press, en una rueda de prensa la dirigente de Rassemblement National ha anunciado: “No me someteré, por supuesto, a esta evaluación”, y ha añadido: “Estoy esperando a ver cómo me obligan los jueces”. Por el momento, Le Pen ya ha recibido el apoyo del primer ministro italiano Matteo Salvini, que a través de su Twitter ha expresado su “solidaridad con ella y los franceses que aman la libertad”. Desde aquí expreso también mi solidaridad con Marine Le Pen ante ese vergonzoso intento de censura. Y añado: si así es la Unión Europea que quieren construir algunos, lo mejor sería disolverla de inmediato.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Hristina Asenova

    Lo mismo era antes en los países comunistas. Los “enemigos del pueblo” que por alguna razón no se pueden matar y llevar a la carcel, les declaraban enfermos mentalmente y les cerraban en manicomnios. A veces me pregunto, ¿estamos en UE o en EURSS?

  2. Luis Recinos

    Sí, no cabe duda de que la medida es más típica de un régimen estalinista que de la tradición francesa de igualdad y libertad y, desde esa perspectiva, reprochable. Ahora bien, a juzgar por el comportamiento observado por tantas figuras políticas, ya sea en Europa como en Canadá, los Estados Unidos, América Latina y otros tantos países africanos y asiáticos, tal vez no sería mala idea que todos pasaran por un exámen psiquiátrico y psicológico profundos para establecer un dignóstico diferencial por psicósis, trastornos de personalidad antisocial, histeria, alcoholismo y otras patologías semejantes. Ah sí, y sin duda también que pasen una prueba de polígrafo para establecer que dicen la verdad o que, por lo menos, no mienten. ¡Ja!

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

El gobierno de Sánchez está inventándose cada poco tiempo nuevos motivos para hacer que las mujeres se sientan víctimas de la sociedad e incluso de la naturaleza.

Este martes, el Consejo de Ministros aprobó la reforma de la actual ley del aborto que ha promovido la comunista Irene Montero, ministra de Igualdad.

En el mundo puedes encontrar faros de los más variados tipos en multitud de costas e islotes, pero donde uno no espera verlos es en mitad de un desierto.

El P-51 Mustang es uno de los cazas más famosos de la Segunda Guerra Mundial, y también uno de los mejores que hubo en aquellos años.

Hoy en Galicia se celebra el Día de las Letras Gallegas, una jornada en la que se suele ignorar, por sistema, la lengua materna de la mitad de los gallegos.

Todos los totalitarios tienen una cosa en común: su odio a la Libertad, que les lleva a querer dictarnos, por la fuerza, lo que podemos leer y lo que no.

En la historia de las infraestructuras hay construcciones hoy abandonadas y que nunca llegaron a cumplir el fin para el que fueron hechas.