El socialista continúa plegándose al separatismo a costa de humillar a España

La brevísima palabra que Sánchez olvidó decir en su humillante reunión con Torra

Hoy el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, aceptó ser recibido por Quim Torra en el Palacio de la Generalidad de Cataluña, a pesar de la reciente inhabilitación de éste.

El PSOE confirma el referéndum pactado con ERC: una traición a España y a la Constitución
Movilizaciones en toda España para denunciar los pactos de los socialistas con el separatismo

Una reunión para legitimar a un político inhabilitado por un delito desobediencia

Como ya señalé aquí, en diciembre el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) condenó a Torra por un delito de desobediencia, una condena que conlleva la inhabilitación especial “para el ejercicio de cargos públicos electivos, ya sean de ámbito local, autonómico, estatal o europeo, así como para el desempeño de funciones de gobierno”. Por ese motivo, Torra ya se ha quedado sin acta de diputado. Pero con eso no basta: este individuo está inhabilitado también para gobernar, y que Sánchez se haya reunido hoy con él, y para más inri en unas condiciones propias de un mandatario extranjero en un país independiente, supone dar legitimidad a un gobernante que no la tiene y que ya no debería seguir en ese cargo. Así pues, con su reunión de hoy, Sánchez ha venido a manifestar que le importa un pimiento dicha sentencia condenatoria, un desacato a la Justicia que es intolerable en un gobernante. Pero los despropósitos no se acaban ahí.

Sánchez omite toda referencia a la Constitución en la reunión

Tras la reunión con Torra, Sánchez ha comparecido en rueda de prensa. La Moncloa ha publicado la transcripción completa de su intervención. En ella, el mandamás socialista no ha citado ni una sola vez la Constitución, a pesar de que hoy se ha reunido con un gobernante ilegítimo que se empeña en saltársela. Ante un individuo como Torra, lo que debería haber recordado Sánchez es que nadie está por encima de la Constitución, y que todo diálogo ha de hacerse dentro de sus márgenes. Es evidente que no lo ha hecho, y que una vez más se ha plegado a los deseos de los separatistas, no con el propósito de quitar tensión a la situación en Cataluña. Nada de eso. Lo único que le importa a Sánchez es seguir como sea en La Moncloa, aunque el precio a pagar sea humillarnos a todos ante el separatismo.

Por otra parte, tras la reunión con Torra, La Moncloa ha publicado una “Agenda para el recuentro” (ver PDF) en la que contesta a una serie de requerimientos planteados por la Generalidad. Una vez más no hay ni una sola mención a la Constitución como marco para el diálogo; como mucho, en el punto 2 se habla de una “búsqueda de soluciones en el marco de la ley y el respeto a la seguridad jurídica”. Una mención vaga a la ley que el propio Sánchez se apresuró a invalidar en la citada rueda de presa, en la que afirmó: “La Ley por sí sola tampoco -lo hemos visto durante estos últimos años- tampoco basta”. Una forma cínica de decir que la ley le importa tan poco como la sentencia que inhabilitó a Torra.

El dirigente socialista no fue capaz de decir que “no” a las exigencias de Torra

Pero en dicha “Agenda” se echa de menos algo más que una mención a la Constitución. Falta una palabra mucho más breve. Y es que Sánchez no ha sido capaz de contestar con un “no” a ninguna de las exigencias de Torra. De hecho, en la rueda de prensa, y como refleja la citada transcripción, al ser preguntado por los periodistas Sánchez ha reconocido que Torra le ha hablado de autodeterminación y amnistía para los golpistas presos, y nuevamente ha sido incapaz de decir que no. Al hablar sobre la autodeterminación, Sánchez se ha ido por los Cerros de Úbeda, diciendo que “estamos ante un dialogo que va a ser largo, que no va a ser fácil, que va a ser muy complejo, pero en definitiva es un camino”, y también ha dicho que “las posiciones que he mantenido en público y en privado en relación con la autodeterminación de Cataluña, que es lo que defiende el independentismo, siempre van a encontrar la posición política que he manifestado en público y en privado”. ¿Y qué confianza nos puede dar la palabra de un presidente del Gobierno que ya ha mentido por activa y por pasiva? Recordemos, sin ir más lejos, que en 2016 dijo: “yo no voy a permitir que la gobernabilidad de España dependa de partidos independentistas como ERC” (ver vídeo).

Sánchez se pliega ante Torra tras amenazar a Murcia con los tribunales

El colmo de la irresponsabilidad es que Sánchez, que hace poco amenazó con llevar a los tribunales a la Región de Murcia por negarse a pisotear la libertad de educación, ahora es incapaz de decir que no a nada de lo que le pide el gobierno separatista catalán, que está instalado desde hace años en la desobediencia a la ley y a las sentencias judiciales, la deslealtad a España y el golpismo contra nuestro marco constitucional. De hecho, en la citada “agenda”, La Moncloa responde con un “sí” a la exigencia de la Generalidad de “evitar la judicialización de la política”, una exigencia con la que el separatismo pretende obtener impunidad para saltarse la ley, las sentencias judiciales y la Constitución. Y Sánchez es incapaz de decir que “no”, aunque eso signifique traicionar la promesa de guardar y hacer guardar la Constitución que hizo para asumir su cargo. Una traición que merece ser llevada cuanto antes a los tribunales.

Foto: La Moncloa.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Juan Recarte

    Qué ascazo me produce este presidente de mi país…¿No se le puede denunciar por traición???

  2. Luna

    Al menos queda clara una cosa: Los separatistas tampoco están dispuestos a negociar. Lo que ha hecho Sánchez ha sido sentarse y dejar que Torra le leyera la cartilla, sabe perfectamente que es imposible dialogar con ellos y que lo único que pretenden es que cumpla todas sus exigencias.

    Lo curioso del caso es que basta con dejar que sus mentes retorcidas consuman el tiempo buscando otras nuevas. Piden el oro y el moro, pero si no les das nada reclamarán también el moro de oro, luego se pelearán entre ellos y no llegarán a ninguna parte. En cuanto a conseguir que aprueben los presupuestos generales del Estado… Pero vamos a ver, hombre de Dios, ¿Quién te garantiza que éste u otro candidato, éste u otro partido van a ser los que estén en la Generalidad para cuando toque hacerlo?. Se lo van a montar para que no sea así, para que negocies con uno y sea reemplazado por otro a quien no corresponda cumplir nada, porque nada pactó. Funcionan por conspiraciones e intrigas, no se puede negociar con ellos. Son estafadores natos. (La prueba es que en realidad manda puigdement y Sánchez se reúne con su títere, no con él)

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.