A Stalin le divertía que mujeres y niñas alemanas fuesen violadas por sus tropas

Machismo comunista: la violación en masa de mujeres y niñas por soldados del Ejército Rojo

Hoy, 8 de marzo, se celebra el día de la mujer, una fecha de la que la extrema izquierda se ha apropiado con el fin de convencer a las mujeres que están oprimidas por los hombres.

Los más de 100 millones de muertos que causó el comunismo, divididos por países
La persecución comunista a los homosexuales: 9 hechos que algunos callan y muchos ignoran

La violación en masa usada por la URSS como un táctica para infundir terror

Hay un episodio horroroso de la historia que la extrema izquierda suele pasar por alto: la violación masiva de mujeres y niñas (algunas de muy escasa edad) por el ejército de Stalin durante la Segunda Guerra Mundial. Un crimen monstruoso que lejos de ser desaprobado por los dirigentes soviéticos, fue abiertamente instigado por el propagandista soviético Ilyá Ehrenburg en un mensaje a los soldados del Ejército Rojo: “Apliquen fuerza y rompan el orgullo racial de esas mujeres alemanas. Tómenlas como su despojo legal. ¡Maten!” “Las tropas del Ejército Rojo utilizaron la violación en masa como una táctica terrorista mientras avanzaban hacia Alemania”, señala la Enciclopedia Británica. Hay que decir que las víctimas de esta maquinaria de violación puesta en marcha por esa dictadura comunista no se limitaron a las mujeres y niñas alemanas. Veamos a continuación en qué se tradujo esa incitación clara a la violación.

Alemania: dos millones de mujeres y niñas violadas

En Alemania, durante la ofensiva soviética y la posterior ocupación, los soldados del Ejército Rojo violaron a dos millones de mujeres y niñas. La peor parte se la llevaron las que vivían en la capital alemana y sus alrededores: 100.000 de ellas fueron violadas durante la ocupación de Berlín. En muchos casos las víctimas fueron violadas repetidas veces, y se estima que el 10% de las mujeres y niñas violadas fueron, además, asesinadas. Según Berlín. Según el historiador británico Antony Beevor, “Stalin conocía perfectamente lo que estaba pasando y encontraba divertido que todas las mujeres alemanas, desde niñas a ancianas, fueran violadas”.

Todavía hoy se alza en Berlín, en el Treptower Park, un monumento a los soldados soviéticos que muestra a uno de ellos con una niña en brazos. En Berlín a menudo se mencione el monumento como “Grab des unbekannten Vergewaltigers”, la Tumba del violador desconocido.

Hungría: cientos de miles de mujeres violadas y niñas usadas como esclavas sexuales

En Hungría, los soldados del Ejército Rojo violaron hasta 200.000 niñas y mujeres, aunque el historiador Horvath Attila (“Silenced Shame”, 2013) calcula que pudieron llegar a ser 800.000, es decir, en torno al 20% de las mujeres y niñas húngaras de aquel momento (según el profesor Vojin Majstorović, Hungría fue ocupada por unos 900.000 soldados soviéticos). El historiador estadounidense Norman Naimark ha señalado que en medio de esa ola de violencia, niñas húngaras incluso fueron secuestradas y llevadas a los cuarteles del Ejército Rojo para ser utilizadas como esclavas sexuales, siendo repetidamente violadas allí y en algunos casos, además, asesinadas. En enero de 2020, la Asamblea Metropolitana de Budapest anunció que se construirá un monumento a las víctimas de aquellas violaciones soviéticas, un asunto que fue un tabú durante la dictadura comunista instaurada por los ocupantes soviéticos en ese país.

Polonia: más de 100.000 mujeres y niñas violadas de entre 4 y 80 años

En Polonia, como ya señalé aquí, más de 100.000 niñas y mujeres polacas de 4 a 80 años fueron violadas por soldados del Ejército Rojo, siendo muchas de ellas, además, brutalmente asesinadas, como lo ocurrido en el pueblo de Gołąb, en el que soldados soviéticos violaron en grupo a una niña de 8 años, dejándole las piernas casi arrancadas, una escena espantosa contada por un soldado de la resistencia polaca que se encontró con los resultados de la orgía criminal de los bolcheviques. Esa ola de violencia, que no se detuvo con el final de la Segunda Guerra Mundial, provocó una pandemia de enfermedades de transmisión sexual, que llegó a afectar al 10% de la población polaca. En este caso, la excusa de querer vengarse contra la población de Alemania o de sus países aliados no tenía ninguna base: Polonia había sido invadida por alemanes y soviéticos en 1939, y los soldados polacos lucharon contra los alemanes en diversos frentes a lo largo de toda la guerra, siendo uno de los países que más tropas aportó a la guerra.

Austria: decenas de miles de violaciones y contagios de enfermedades venéreas

Según el historiador británico Geoffrey Roberts, en Viena fueron violadas entre 70.000 y 100.000 mujeres. En “Austria in the First Cold War, 1945-55: The Leverage of the Weak”, el historiador Günter Bischof ha señalado que en la zona oriental del Estado de Estiria hubo entre 5.000 y 10.000 violaciones, en el distrito de Melk 1.300, en Mühlviertel más de 700, en Graz 5.000, en Scheibbs 150, y en algunas localidades de la Baja Austria el 25% de las mujeres fueron violadas. No obstante, Bischof señala que tanto éstas como las cifras de Viena ofrecidas por Roberts son estimaciones a la baja, “ya que numerosos casos de violación no fueron denunciados”. Estas violaciones contagiaron enfermedades venéreas, especialmente la sífilis, a miles de mujeres y niñas austriacas.

Rumanía: una ola masiva de saqueos y violaciones

La llegada de los soviéticos a Rumanía dio lugar a una ola masiva de saqueos y violaciones, según relató un testigo de los hechos, el escritor Mihail Sebastian. El profesor Vojin Majstorović ha señalado que las autoridades rumanas recibieron 17.760 denuncias de mujeres de ese país violadas por los soldados soviéticos, aunque él calcula que la cifra real de violaciones rondaría las 355.000.

Las violaciones soviéticas en otros países y en campos de concentración

Antony Beevor, ha señalado que los soldados del Ejército Rojo también violaron a mujeres soviéticas y polacas de los campos de concentración alemanes ocupados por la URSS. Norman Naimark apuntó que las violaciones en los territorios ocupados por el Ejército Rojo continuaron hasta el invierno de 1947-1948. Así mismo, en 2008 Andrew Roberts señaló que soldados del Ejército Rojo perpetraron numerosas de violaciones en Bulgaría, en Checoslovaquia y Yugoslavia. Según el historiador Vladimir Dedijer (“Josip Broz Tito: Prilozi za Biografiju”, 1953), que fue partisano comunista, los soviéticos violaron a más de 1.200 mujeres en Yugoslavia, asesinando a 111 de ellas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. El gato con botas

    “Vae Victis”

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.