«El 90% de los personajes son hombres blancos», se lamenta en Twitter

La disparatada crítica de una periodista feminista a la obra más famosa de Tolkien

La feminista, periodista y escritora colombiana María Antonia García de la Torre ha generado una polémica hoy en la red con un comentario sobre “El Señor de los Anillos”.

Una feminista llama “sexista” a la ciencia por demostrar que hombre y mujer son diferentes
Una feminista niega el derecho a vivir del hijo por nacer porque “no puede escribir poemas”

«El 90% de los personajes son hombres blancos», se queja la periodista

Después de ver nuevamente la versión cinematográfica de esa obra de J.R.R. Tolkien dirigida hace años por el cineasta neozelandés Peter Jackson, la periodista feminista escribió ayer por la tarde lo siguiente: “El 90% de los personajes son hombres blancos y las mujeres sólo aparecen cuando el héroe está en peligro para susurrarle en el oído: ¡tú puedes!”.

Critica también que no haya «ni un solo afroamericano ni mestizo»

Ya de madrugada, García de la Torre escribió otro comentario más en el mismo hilo quejándose de lo siguiente: “El porcentaje de diálogos y de tiempo en escena que tienen hombres y mujeres evidencia la vergonzosa disparidad”. Además, la periodista feminista se queja también del tema racial en dicha obra: “Ni un solo afroamericano ni mestizo ni nada en un planeta mutiétnico”.

Sinceramente, me parece que es una colosal estupidez valorar una obra por la cantidad de personajes de uno u otro sexo que aparecen en él, o por el color de su piel. El feminismo radical y la corrección política están dando lugar a auténticos inquisidores -e inquisidoras- incapaces de reconocer la buena calidad literaria de una obra, pero empeñados en que el reparto de personajes sea paritario para que ningún lector hipersensible se moleste por ver menos mujeres o menos personas de tal o cual raza. Un completo absurdo.

¿Se quedó dormida la periodista durante la película?

Por otra parte, lo que demuestra esta mujer es que se ha dormido durante la película y -por supuesto- no ha debido leer los libros, o que simplemente no se ha enterado de nada. En “El Señor de los Anillos” el grupo protagonista no está formado siquiera por un 90% de “hombres blancos”, pues hay personajes de cinco razas distintas (cuatro hobbits, un enano, un elfo, un istari y dos hombres). En las películas no dejan de aparecer orcos, elfos (de varias etnias distintas), trasgos, uruk-hai, ents e incluso hay un balrog de Morgoth. Y si se molesta en leer otros libros de Tolkien (como “El Silmarillion” o “El Hobbit”) encontrará más.

En cuanto al mestizaje, en la obra de Tolkien incluso hay relaciones entre hombres y elfas. De hecho, el fruto de una de esas relaciones es Elrond, un medio elfo, nieto de Beren (un hombre) y Lúthien (una elfa) e hijo de otros dos medio elfos: Eärendil y Elwing. Infórmese un poco antes de hablar, María Antonia, que para eso es usted periodista.

Los nuevos censores odian la buena literatura

Obviamente, Tolkien hizo una obra épica para entretener al gran público, y no para satisfacer los caprichos de los fanáticos de ninguna ideología. Si el profesor británico hubiese escrito la obra siguiendo los dictados de feministas como María Antonia García de la Torre, sin duda alguna “El Señor de los Anillos” se habría convertido en un fracaso editorial y sus escasos ejemplares estarían hoy en día calzando muebles.

Y es que los obsesionados con la corrección política podrán crear libros la mar de igualitarios, pero eso no es sinónimo de buena literatura. De hecho, la literatura histórica y la fantástica están llenas de buenos relatos que podrían ser pasto de las llamas si echan sus garras sobre ellos estos nuevos censores, unos intolerantes al pensamiento libre que jamás tendrán la calidad literaria de J.R.R. Tolkien, y tal vez por eso intentan ganar alguna notoriedad ejerciendo de comisarios políticos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    No se puede exigir cuotas de discriminación positiva con efecto retroactivo. Muchos clásicos del cine y de la literatura no cumplirían semejante criterios.

    Están haciendo el ridículo porque han olvidado defender el respeto a la dignidad de las personas, y lo que hacen es sexismo reverso y racismo reverso, convirtiendo al que antes era oprimido en un nuevo opresor. Como en el planeta de los simios, donde estos antes eran los esclavos y luego se vuelven los opresores.

    Cualquiera con unas nociones básicas de habilidades sociales y diplomacia sabe que no se puede forzar a los demás a que te den la razón y te sigan la corriente, y que cuando se dan cuenta que estás intentando apelar al complejo de culpa y a la vergüenza para manipular emocionalmente entonces ya lo has fastidiado a lo grande.

  2. Andrés

    En el “delirium tremens” no tienen medida, y mucho me temo que ya se han propuesto reescribir toda la historia, literatura, ciencia, escultura, pintura… etc (la cristiana occidental, se entiende), aplicando el demencial enfoque integrado de género (mainstream de género, por emplear el anglicismo).

    ¡Tengo unas ganas de que aplican el enfoque integrado de género al Corán! El resultado va a ser fabuloso.

  3. Pues hay casos aún peores: “HBO retira ‘Lo que el viento se llevó’ de su plataforma tras las protestas por considerarla racista”.

    https://www.elmundo.es/cultura/cine/2020/06/10/5ee078ecfdddff98148b45b7.html

    Los que hacen esto son los progres que tanto se llenaban la boca criticando la “censura”. Por lo visto, el problema de la censura es que no la imponían ellos.

  4. Alvaro

    Personalmente, prefiero mil veces leer “El Señor de los Anillos”, donde se narra el viaje al Monte del Destino para destruir el Anillo Único, que leer “La Tía de los piercings”, donde se narra el viaje de vuelta a casa, borracha y sola.

    Aunque claro, si la cosa no se limita al feminismo, tal vez podamos imaginar cómo quedaría semejante historia en pantalla. Por ejemplo, el saludo de Elrond a los miembros de la Comunidad del Anillo al inicio del Concilio de Rivendel quedaría más o menos así:

    https://m.youtube.com/watch?v=QNjRnqqW28I

    Dudo mucho que después de esto quede ningún espectador despierto para enterarse de lo que se debate a continuación.

    Un saludo.

  5. Andrés

    No respetan ni a lo más selecto del “séptimo arte”. Ya me voy preparando para que Netflix, la Internacional Obamita del Progreso televisivo, produzca un remake de “Lo que el viento se llevó”, en donde la plantación sureña de algodón, en vez de ser comandada por el linaje irlandés de los O´Hara, lo sea por una banda de Panteras Negras adelantados a su tiempo, a mayor abundamiento con su cuota de género confuso “geer” en alguno de sus componentes, y que diariamente reciben orgullosos ósculos en sus pies por parte de unos esclavos blancos, profundamente arrepentidos del pecado original del “white male”. Y así ya quedaría la obra al gusto perfecto de la delicada sensibilidad del progresista contemporáneo.

    Ni que decir tiene, nada de un Clark Gable en su papel de macho alfa heteropatriarcal, por Dios, en su lugar, un hombre progresista y moderno, concienciado de su deber cívico de reprimir sus gestos micromachistas.

    Eso sí, como licencia graciable, se mantendrá la escena del incendio de Atlanta, como símbolo de una civilización blanca y opresora que ha de arder para que, de entras las cenizas, resurga el Ave Fénix del multiculturalismo liberador.

    Y mejor me callo, lo mismo hasta les estoy dando ideas, y se toman como algo serio mi “animus iocandi”.

  6. Genjuro

    Cada vez veo más cerca la censura de la Biblia por machista y su posterior reescritura. Esta sociedad se está volviendo loca

  7. Alan

    Honestamente creo que esa mujer habla en clave de humor/parodia, ni aposta alguien podría poner algo tan disparatado en serio, y ya lo de HBO pues… bueno… se acercan tiempos muy oscuros.

  8. Mi primera impresión fue que sería una parodia, hasta que empecé a leer otros comentarios suyos en su cuenta de Twitter… y resulta que lo dice toda convencida. Eso es lo curioso de las feministas radicales: cuesta distinguir a las auténticas de las parodias.

  9. JuanM

    Pero vamos a ver, esta progresía que nos ha tocado en desgracia es tonta de remate ¿o qué? A ver: no les gusta Mark Twain, por racista; no les gusta Tolkien porque no saca suficientes negros, hispanos… (por cierto, siempre que se queja esta gente echa en falta negros pero no hispanos). No les gusta “Lo que el viento se llevó”…etc., etc.

    Bueno, pues digo yo: ¡qué les cuesta a estos progres escribir una novela, por ejemplo, que en vez de titularse “El señor de los anillos” sea “La señora de los collares”, donde abunden negros, pero negros negros y bien zumbones; lesbianas, transexuales, etc., etc!, Ya está, que lean escriban lo que les apetezca y lean lo que les dé la gana.

    Pero no. A estos progres no les mueve el deseo de que haya una literatura acorde con su mentalidad, que por otra parte, la hay. La cuestión de fondo es doble: de una parte esa literatura “suya”, que existe, no la leen ni ellos por infumable (ahí está la Almudena Grande, que ni los glandes la leen). Y, en segundo lugar, lo que ellos quieren no es que haya una literatura acorde con su ideología, sino destruir lo que no les gusta.

  10. Maggie

    Mi pregunta es si esa mujer se quedó dormida cuando *spoiler* Eowyn mata al Nazgul más poderoso que era el Rey brujo.
    No soy muy de Tolkien pero tener familia que le encanta es lo que se me queda.

  11. teporcapi

    Elentir, me has dejado de piedra con lo de “istari”. Aunque es obvio que (por eliminación) hacías referencia a Gandalf, es la primera vez que veía ese término, y tras hacer una breve búsqueda en la red, me he podido formar una idea del grupo “racial” al que hace referencia. Te doy las gracias por dármelo a conocer, pues, aunque no soy ni mucho menos un ilustrado en la mitología Tolkien, sí que me siento muy unido a “El Hobbit” y “El Señor de los Anillos”, pues me marcaron muchísimo al leerlos cuando tenía 20 años, más o menos. De la señora protagonista de esta entrada, pues en fín, qué más se puede decir. Dicen que hay más tontos que botellines de Cruzcampo. Supongo que le gustarán mucho más obras cumbre del inclusismo y del poder femenino como “Cazafantasmas” (la de 2016, por supuesto), o esa otra maravilla “Ocean’s 8”. Que las disfrute.

  12. Luna

    “La señora de los collares”, muy bueno. Imposible que al oír eso no se me venga a la cabeza Doña Carmen Polo, la “Franca”.

    Por poner un ejemplo al azar, la primera novela que se me ha venido a la cabeza en donde casi la totalidad de personajes son judíos es un ejemplo de puro antisemitismo, escrita por Hugo Wast y con el título “oro”. Allí sólo se hace referencia a los que no son judíos como un colectivo que en general sufre sus supuestos ataques financieros. (Supuestos, no olvidemos que es novela y por tanto, ficción). Podemos concluir que no basta con aglutinar negros o mujeres para que un texto deje de ser racista, si a Hugo le hubiera dado por redactar algo “antinegro” o xenófobo, podría haberlo escrito igual que hizo con los judíos.

    Hay pelçículas y novelas de extraterrestres en donde no salen negros, ¿Serán también racistas?¿Qué decir de “el libro de la selva” (rollazo impresionante) en donde sólo aparece una mujer y todo se da entre animales y un hombre?. ¿Y del “Decameron” o “Las mil y una noches”, en donde abundan las mujeres pero todas son rameras entre relatos eróticos?.

    En fin, que me juego el cuello a que esta periodista usa a menudo del lenguaje “inclusivo” y hace referencia a los y las loque sea, pero excluye en esa inclusión a los negros como si fuera racista, que no dice “los hombres, las mujeres, los negros, las negras, los aceitunados, las aceitunadas, los cobrizos, las cobrizas, los arios, las arias… etc.” Pero aunque perdiera el tiempo en semejantes enumeraciones infinitas, ¡Olvidaría a los y las transraciales y a los y las interespeciales, los y las antiespeciales y los y las postespeciales!. Sacrilegio imperdonable, naturalmente.

    Le aconsejo que hable con les de la granja aquella de los vídeos que fueron la rechifla de la temporada, eses que decían que no se podía violar a les gallines, ¡Esos sí que saben!.

  13. Minaya

    Esto es un síntoma más de que el progresismo es intrínsecamente racista. Para ellos el color de la piel divide el mundo en personas de varias categorías. No son capaces de entender que Tolkien hiciese un alegato antirracista usando rasgos distintos del color de la piel para diferenciar las razas.

  14. Minaya

    Y la censura de “Lo que el viento se llevó” demuestra que el racismo progre supremacista negro es profundamente machista y heteropatriarcal. Lo que odian no es el trato que se da a los negros, sino que cuenta una historia donde los personajes femeninos están empoderados, toman sus propias decisiones y dominan a los varones. Ahí están tanto Escarlata O’Hara como Mamie, que son quienes manejan a todos los demás personajes.

  15. gjrr

    El nivel de estupidez intelectual a donde estan llevando al mundo presionados por lo “politicamente correcto” va a acabar en otra edad oscura, en otra edad media, en otra edad de persecusion y de violencia.

    Y la culpa la tienen esas feminazis como Maria Antonia García de la Torre, los izquierdistas de salón que apoyan a chaves y tienen al che guevara como heroe.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.