En 1940 el PCE intentó desmovilizar a los republicanos españoles en Francia

Así atacó el Partido Comunista a los exiliados españoles que querían combatir contra Hitler

Hoy en día, muchos comunistas presumen de “antifascistas”, olvidando el pacto entre Hitler y Stalin de agosto de 1939 y los efectos que tuvo en muchos países.

Así es como el Partido Comunista de España justificó la invasión nazi-soviética de Polonia
Las impresionantes cifras de comunistas alemanes que se unieron al Partido Nazi

Cuando Hitler y Stalin eran aliados

Hace unos días vimos aquí la coordinación que hubo entre alemanes y soviéticos para la invasión de Polonia tras la firma de ese pacto. En 2017 también abordé aquí la justificación de esa invasión por parte del Partido Comunista de España (PCE) desde su periódico oficial “España Popular”, editado en México. En 2015 también repase el sabotaje del Partido Comunista Francés al esfuerzo bélico de su país frente a la invasión alemana de mayo de 1940, una traición llevada a cabo siguiendo las órdenes dictadas desde Moscú por Stalin, que trató a Hitler como a un aliado hasta que Alemania invadió la URSS en junio de 1941, y las tornas cambiaron.

Soldados alemanes y soviéticos en la localidad polaca Brześć Litewski (hoy Brest-Litovsk, en Bielorrusia) en septiembre de 1939, donde ambos ejércitos se encontraron después de invadir conjuntamente Polonia (foto coloreada por Mirek Szponar).

El PCE en 1940: críticas duras a los aliados y críticas leves a Hitler

He estado leyendo con detalle varios números del citado periódico comunista español (se puede descargar aquí). En los números de este periódico que se pueden consultar en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, publicados entre el 18 de febrero y el 25 de abril de 1940, hay una característica común: durante esas fechas, en ese periódico del PCE apenas se leían críticas a la Alemania de Hitler, pero había críticas feroces y constantes contra los gobiernos francés y británico. Siguiendo las consignas de Stalin, el PCE intentó convencer a sus seguidores de que había que oponerse a la guerra declarada por Francia y el Reino Unido contra Alemania por la invasión de Polonia, afirmando que el propósito real de británicos y franceses era atacar a la URSS.

La consigna era un puro disparate. De hecho, una de las cosas que se les puede reprochar a los gobiernos de Francia y del Reino Unido fue que no declarasen la guerra a la URSS tras invadir la parte oriental de Polonia, igual que declararon la guerra Alemania por invadir la parte occidental de ese país.

El diario comunista francés L’Humanité defendiendo el pacto germano-soviético el 25 de agosto de 1939.

Un falso pacifismo impuesto desde Moscú

Obviando ese hecho, el periódico del PCE abundaba en mentiras y paranoias para intentar justificar algo repugnante: los comunistas se oponían a la guerra porque Stalin se lo había ordenado, pues tanto ellos como los nazis tenían un enemigo común: las democracias occidentales, como vimos hace poco en la correspondencia diplomática de la época. Recordemos, además, que en el desfile conjunto que ambos ejércitos hicieron en Polonia para celebrar su victoria, el general soviético Semyon Krivoshein invitó al general alemán Heinz Guderian a Moscú tras lo que les deseó que fuese una rápida victoria sobre la Inglaterra capitalista.

Intentando desmovilizar a los republicanos españoles frente a Hitler

En el número 1 de “España Popular” hay un artículo muy interesante. Está en la página cinco, que estaba encabezada por un enorme titular a toda plana intentando convencer a los republicanos españoles exiliados en Francia de que no luchasen contra Alemania: “¡Ni una gota de sangre española para la guerra imperialista!”, exclamaba el periódico del PCE.

En la parte derecha de la página había un artículo a doble columna titulado “España y la contienda europea”, que arremetía con dureza contra el resto de la izquierda española: “los jefes republicanos y los jefes socialistas, que en su mayor parte sustentaban la teoría de que era preciso terminar la guerra como fuese” (en referencia a la Guerra Civil Española), “se han pasado con armas y bagajes al campo de la burguesía franco-inglesa, buscando de esta forma el camino de la reconciliación con Franco; es decir, de sumisión a Franco, si hemos de usar la expresión verdadera”. El PCE intentaba convencer a los izquierdistas españoles de que franceses y británicos eran unos franquistas, para impedir que tomasen las armas contra Alemania. Era una maniobra de un maquiavelismo atroz.

La página 5 del primer número del periódico “España Popular”, editado por el Partido Comunista de España (PCE) desde México. El panfleto comunista intentó convencer a los españoles exiliados en Francia para que no tomasen las armas contra Alemania (Fuente: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes).

Tras decir que los gobiernos francés y británico “no son demócratas” y llamarles “viles explotadores de la humanidad”, el artículo afirmaba: “Son los que van a esta guerra a defender sus intereses imperialistas contra la incompetencia de Alemania. ¡Y junto a estos perros de presa del capitalismo internacional se alinean los jefes republicanos y socialistas españoles!” Acto seguido, el PCE arremetía contra los líderes de Izquierda Republicana porque “han dirigido una carta a Daladier”, el primer ministro francés, “calificando de demócrata al Gobierno -cubil reaccionario- de Polonia. En esa carta, nuestros bravos republicanos ofrecen a Daladier su colaboración entusiasta y la de los millares de correligionarios que es encuentran en tierra francesa”.

El PCE también criticaba que “los republicanos hacen constar en su carta su condenación al pacto germano-soviético”. El periódico comunista acusaba a los republicanos de ofrecer “a sus correligionarios como carne de cañón”, y añadía: “La burguesía franco-inglesa entra a la parte en el reparto imperialista de España, bailándole el agua a Musolini, con la sana decisión de desplazar al cuarto en disputa: Hitler”.

El dictador y genocida alemán Adolf Hitler fue blanqueado por el periódico del PCE “España Popular”, que le presentó como alguien esquivo a unos británicos y franceses presentados como maquiavélicos y que, según el panfleto comunista, querían “sustituirlo por un Gobierno más dócil”.

El blanqueamiento de Hitler en el periódico del PCE

Las referencias al dictador alemán en “España Popular” llegaron a ser muy llamativas, pues el periódico comunista llegó a presentar a Hitler como un hombre razonable frente a los gobiernos británico y francés. El 4 de marzo de 1940, el número 3 del periódico del PCE (se puede descargar aquí) afirmaba: “Hitler comprendía que el camino hacia Moscú, que le habían brindado Chamberlain y Daladier, aunque para ello tuvieron que hacer inimaginables concesiones a costa de los países débiles, era demasiado largo y espinoso. Por esto, prefería las turas de Occidente para lanzar sobre ellas sus columnas motorizadas. La pugna iba a estallar, sino con guerra abierta -todavía no la hay-, sí con presión diplomática, propaganda y bloqueos, con el fin de desmontar al esquivo fhurer y poner en su lugar a otro y a otros más dispuestos a complacer a la Citty”.

El PCE continuó con sus consignas para presentar a Hitler como alguien esquivo a los deseos de unos británicos y franceses presentados como maquiavélicos. El 28 de marzo de 1940, en la contraportada del número 7 de “España Popular” (se puede descargar aquí), el periódico comunista volvía a atacar con dureza a Francia y al Reino Unido: “La reacción inglesa coincide plenamente con su aliada de Francia en la necesidad de incrementar la guerra. Después de los titubeos de que ha dado muestras desde septiembre -originados en la esperanza de volver a Hitler contra la U.R.S.S. o de sustituirlo por un Gobierno más dócil en política exterior que se plegara a sus deseos- la City ha desesperado de lograr la transformación de la contienda en la forma deseada”.

En el número 8 de “España Popular”, publicado el 4 de abril de 1940 (se puede descargar aquí), el PCE volvió a salir en auxilio de Hitler y arremetiendo contra Francia y el Reino Unido. En la segunda columna de la página 4 se lee lo siguiente: “La guerra de Daladier y de Chamberlain contra Hitler es una querella de bandidos imperialistas, ávidos de nuevas riquezas; es una guerra que no aspira más que a saquear al vencido y dominar al mundo, arrastrando en sí el germen de nuevas guerras, si los pueblos no terminan con el régimen que las engendra, con el régimen capitalista. Esta guerra es una guerra injusta, reaccionaria, antiobrera, antipopular, que quieren transformar en una cruzada antisoviética”.

La razón de este blanqueamiento de Hitler en un periódico comunista es evidente: el PCE no podía transmitir la idea de que su idolatrado Stalin estuviese aliado con un loco criminal, así que los malos tenían que ser británicos y franceses.

Soldados alemanes desfilando por París tras la invasión de Francia en la primavera de 1940.

¿Se habría salvado Francia si los comunistas no hubiesen saboteado su defensa?

Cabe preguntarse qué habría pasado si los comunistas no hubiesen hecho tantos esfuerzos por desmovilizar a la izquierda frente a la invasión alemana de Francia. El Tercer Reich logró adueñarse del país vecino en sólo un mes y medio, en gran medida por la baja moral de combate de buena parte del Ejército francés. Siguiendo las órdenes de Stalin, los comunistas no sólo traicionaron a Francia frente a una potencia invasora, sino que lo hicieron, además, ante una brutal dictadura totalitaria como fue el nazismo. Los comunistas sólo cambiaron de discurso tras la invasión alemana de la URSS. Hasta entonces, les importó muy poco que la Alemania de Hitler invadiese gran parte de Europa. Antes de junio de 1941, los movimientos de resistencia comunistas en los países ocupados fueron exiguos. Pero hoy, sin ninguna vergüenza, presumen como si fuesen los campeones del antifascismo.

Foto principal: Soldados franceses en enero de 1940.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. wladimir

    Esto es lo que los progres y sus amigos deberian ver….

    es una buena leccion de historia,basada en sucesos reales y verificables,con esto se les demuestra que su admirado Idolo Jose Stalin no es precisamente el “Dios” socialista-antifascista que pretenden hacerles creer…

    si supieran que incluso Stalin estuvo a punto de solicitar que la URSS fuera el cuarto miembro de la Alianza del Eje….o que el “Padrecito de los Pueblos” tambien tuvo sus propios planes de lanzarse a una Conquista “Revolucionaria” agresiva contra Europa Occidental en que se volveria contra Alemania su “aliado” de conveniencia…

    cosas como estas no las creerian…dirian que son puras mentiras “Fascistas” Y “Reaccionarias” para denigrar los hermosos recuerdos de su amado lider…

  2. Liuva

    Orwell en estado puro

  3. Hernando García González

    Me interesa estos temas porque soy Docente en la Facultad de Derecho de la UNIVERSIDAD LIBRE DE COLOMBIA, donde regento la materia de CIENCIAS POLÍTICAS, Y actualmente estoy tratando el tema de la guerra civil española, dentro de la cuál estudio de la participación del PCE.

  4. Hernando García González

    Es una valiosa herramienta para desmitificar el tema. Y estudiar un pasaje definitivo de un la historia.

  5. Hernando García González

    Espero divulgar entre mis alumnos el aporte académico de sus publicaciones

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.