Ha sufrido un linchamiento mediático por criticar la islamización de ese país

Un pastor cristiano que huyó del comunismo tiene que huir ahora de la Suecia progresista

La imposición de un pensamiento único progresista en Occidente está asfixiando progresivamente la libertad de expresión y también la libertad religiosa.

Países europeos permiten a refugiados violar la ley para casarse con niñas y abusar de ellas
La TV sueca prohíbe la palabra ‘inmigrante’ y aconseja no usar ‘refugiado’ ni ‘mendigo’

Iván Knézy, un pastor húngaro que huyó de su país a causa del comunismo

Un ejemplo de ello lo demuestra un caso que he conocido gracias al periodista húngaro Miklós Cseszneky. El hecho ha ocurrido en el seno de la Iglesia de Suecia, una iglesia protestante que ha sido infestada por la ideología progresista hasta unos extremos esperpénticos. El protagonista de esta historia es un pastor perteneciente a esa Iglesia, Iván Knézy, de 71 años, de origen húngaro y nacido en el seno de una familia católica. Según ha explicado en una entrevista publicada por el diario húngaro Magyar Nemzet, su padre participó en la Revolución anticomunista de 1956 en Hungría, cayendo en ella.

Knézy huyó de Hungría el 16 de agosto de 1968. “Era un recluta y no quería participar en la ocupación de Checoslovaquia, que ya se sospechaba en ese momento y que comenzó el día 21. Fui primero a Italia y luego a Alemania Occidental. En condiciones aventureras, llegué a Suecia en 1972, y unas semanas después ya era soldador por puntos en la fábrica de Volvo”.

Un pastor protestante en una Suecia cada vez más islamizada

El joven húngaro aprendió el idioma sueco e hizo lo posible por adaptarse a la sociedad que le acogía. Se casó y formó una familia en Suecia. Desde niño había tenido el deseo de ser sacerdote, pero al estar casado ya no tenía esa opción. A mediados de la década de 1980 empezó a estudiar Teología en la Universidad de Uppsala, de la Iglesia de Suecia. En 1991 fue ordenado como pastor.

Con el paso de los años, Knézy ha visto lo mucho que cambiaba Suecia con una avalancha de inmigración islámica: “Suecia ha tiempo que dejó de ser el país al que vine, especialmente en los últimos 10 a 15 años, el cambio se ha acelerado, en una muy mala dirección”. También se siente alarmado al ver que esta nueva inmigración no se adapta a las costumbres locales: “Todos pueden venir y vivir como quieran. Si tienes tres esposas y hay una menor entre ellas, no hay problema, no debes estar sujeto a la ley sueca porque las autoridades dicen que el matrimonio no se hizo aquí”.

De hecho, como expliqué aquí en 2016, Suecia incluso ha aceptado los matrimonios de refugiados musulmanes con menores de edad, lo que implica dar cobertura legal a lo que sería una violación si lo hiciese cualquier ciudadano sueco. Hechos parecidos han ocurrido en Noruega, Alemania y Países Bajos.

Knézy criticó el verano pasado el rumbo que está tomando el país

El 24 de agosto de 2020, el pastor Knézy escribió una publicación en su perfil privado de Facebook en la que se mostraba escandalizado por ésos y otros hechos: “¿A dónde va Suecia? Pronto será la anarquía … ¡Todos hacen lo que quieren!”, denunciaba. Su mensaje criticaba la llegada de la ley islámica en Suecia y la formación de partidos islámicos que exigen la creación de tribunales religiosos. “Despierta, sueco, despiértate antes de que te conviertas en una minoría en tu propia país”, decía el pastor. Su mensaje apenas tuvo difusión durante meses.

Medios afines al Gobierno socialdemócrata lanzan una campaña contra él

Sin embargo, el 11 de enero el diario Sydöstran, afín al Partido Socialdemócrata Sueco (actualmente en el Gobierno junto al Partido Verde) le dedicó una noticia. Al día siguiente se hizo eco de ello la Radio Sueca, un medio público controlado por el Gobierno. Ese mismo día, la Radio Sueca publicaba otra noticia afirmando que Knézy sería investigado por la Iglesia de Suecia, una institución que estuvo vinculada al Estado hasta el año 2000 pero que en la actualidad sigue teniendo una mayoría de delegados afines al Partido Socialdemócrata, según ha denunciado el pastor húngaro. Empieza entonces una campaña de acoso político y mediático contra el pastor, algo que se está convirtiendo en habitual en aquellos países donde la democracia cede terreno a la dictadura de la corrección política.

Knézy regresa a Hungría en medio de la campaña de acoso

El 13 de enero, la Televisión Sueca, también controlada por el Gobierno, acusa al pastor de xenofobia y anuncia que ha dejado su puesto en la parroquia de Mörrum-Elleholm. En vista de la campaña de acoso que se ha lanzado contra él en Suecia, Knézy ha decidido volver a su país, Hungría, sin esperar a que la Iglesia de Suecia concluya la investigación contra él. “No pueden hacerme daño, sea lo que sea que surja la investigación, seguiré siendo pastor por el resto de mi vida. No se me puede quitar ninguna consagración, sólo el servicio. En Hungría, probablemente podría continuar con los luteranos si todavía quiero trabajar”.

Los imanes fundamentalistas que promueven la sharia se quedan

La paradoja es que mientras la dictadura progresista provoca que un pastor cristiano de la Iglesia de Suecia tenga que huir de ese país, al que llegó como exiliado del comunismo y a cuyas costumbres de adaptó, los que se quedan son los imanes fundamentalistas islámicos que están promoviendo la sharia en el país nórdico. Dentro de unos años, los mismos progresistas que ahora se afanan por censurar toda crítica a la islamización de su país tal vez sean las próximas víctimas de ese proceso, habida cuenta del pisoteo de los derechos fundamentales que se da en los países cuya población es de mayoría islámica. Aunque entonces los progresistas decidan reaccionar, para Suecia ya será demasiado tarde.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alejandro

    Nos deslizamos por una pendiente sin frenos y a toda velocidad. Si en Suecia sucede esto, estamos perdidos. En España creo que estamos peor. Quer triste.

  2. wladimir

    Deinitivamente….

    asi como van las cosas…vamos rumbo al desastre,al precipicio..ya veo hasta donde va el pensamiento progresista y sus aliados antioccidentales ateos, anarquicos e lslamistas…

    y esto es lamentable,justo en Europa que se se supone cuna de la civilizacion grecoromana occidental,sosten de los valores judeo-cristianos y democraticos…y aun asi justo en Europa…tambien hay esta clase de sujetos antioccidentales-progresistas atentando contra la democracia y libertad occidental…usando las propias lbertades y derechos democraticos europes…

    vea usted..si asi proceden con total impunidad en Suecia..que podria esperarse en España?…

  3. Sharovarov

    Si se apellidara “Pásztor” sería “El pastor Pásztor”.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.