Nueva incoherencia de un político que ha hecho de la mentira su medio de vida

Pablo Iglesias culmina su campaña con una ‘puerta giratoria’ que tachó de ‘corrupción’

El todavía jefe de Podemos ha dejado en evidencia en un periódico italiano el mal resultado que espera obtener en las elecciones madrileñas del 4M.

El teatro podemita se va al garete: el que envió una navaja a Maroto votó a Podemos
¿Comunismo o Libertad? La respuesta de Pablo Iglesias en la SER: «Comunismo, qué cojones»

Iglesias prepara su abandono de la política

El diario Abc reveló ayer que Iglesias prepara desde hace semanas su adiós a la política negocian liderar un proyecto televisivo con el dueño de Mediapro y del diario Público. Es decir, que mientras incendiaba la campaña con insultos a sus oponentes y justificando las agresiones a Vox, Iglesias se preparaba para dejar tirados a sus votantes una vez pasadas las elecciones madrileñas.

Aunque el jefe de Podemos ha negado esas negociaciones en declaraciones a la web socialista El Plural, lo cierto es que la noticia de Abc coincide con lo que dijo Iglesias en una entrevista al diario La Vanguardia el 27 de abril: “en política no se puede estar eternamente. Mi profesión es ser profesor universitario, y me gustaría retomar también mi experiencia en el periodismo crítico, el trabajo que hice en La Tuerka. No sé cuándo llegará eso, me queda tiempo. Si gobernamos en la Comunidad de Madrid es evidente que empieza a contar un reloj diferente, pero a mí no me parece que la política tenga que configurar carreras interminables. Yo sigo siendo un profesor de políticas y un periodista que está de paso en la política”.

Una sucesión de incoherencias que han ido minando su credibilidad

De confirmarse que Iglesias dejará la política si fracasa el 4M, algo que apuntan las últimas encuestas, estaríamos ante la enésima incoherencia de su carrera política. El comunista que dijo que preferiría seguir viviendo en su piso en Vallecas no tuvo reparos en irse a un chalet de lujo en Galapagar en 2018. Así mismo, el Código Ético de Podemos obligaba a sus miembros a “no percibir ninguna remuneración ni cesantías de ningún tipo una vez finalizada su designación en el cargo”, pero nada más dejar la vicepresidencia Iglesias solicitó una indemnización de 5.316 euros al mes, un hecho que ha erosionado la credibilidad de Iglesias y la campaña de Podemos para las elecciones madrileñas.

Lo que decía Pablo Iglesias sobre las ‘puertas giratorias’

Lo que le faltaba a Iglesias era torpedear la campaña de su propio partido con unas negociaciones que chocan con sus declaraciones sobre las puertas giratorias, de las que dijo que eran “una forma legal de corrupción” y “un peligro para la democracia”:

Es más: en mayo de 2014, Iglesias anunció una iniciativa europea de Podemos “para combatir las puertas giratorias”. Irónicamente, para anunciar esta iniciativa el jefe de Podemos enlazaba una noticia del diario Público, propiedad de Jaume Roures, con quien según Abc habría mantenido esas conversaciones. En la noticia se señalaba que Podemos afirmó que “deberían pasar al menos 10 años para acceder desde un alto cargo ejecutivo a la empresa privada y en ningún caso acceder a los Consejos de Administración, tal y como hemos visto en repetidas ocasiones en nuestro país”.

Pablo Iglesias lleva siete años haciendo de la mentira su medio para captar votos, diciendo una cosa y haciendo la contraria con un pasmoso descaro, que él suele disfrazar con esa cínica expresión de “cabalgar contradicciones”. Todo parece indicar que éstas podrían ser las últimas elecciones en las que sus engaños tengan algún eco. Desde luego, si el propio jefe de Podemos ya ha expresado su voluntad de volver al mundo de la comunicación, no resulta nada descabellado que ya haya estado buscando un posible patrocinador. Lo que no tiene ya ninguna credibilidad es su desmentido, como el resto de sus declaraciones. Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe, y eso es lo que le ha pasado a Pablo Iglesias con sus mentiras.

Foto: Podemos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. El Peregrino Gris

    No puedo esperar a que se vaya ya. Él junto con todos sus matones tarados que se dedican a lanzar piedras, pelear con la policía y tirar huevos a niñas inocentes.

  2. pacococo

    Eso sí son puertas giratorias. Un trabajo donde se gana mucho y se trabaja poco, porque lo importante es trabajar poco. El muchacho nació cansado.

  3. Luis A. Recinos

    Con respecto a eso de “cabalgar contradicciones”, parece ser que es una característica que define la esencia del marxismo. De acuerdo a Douglas Murray,(Murray, The Madness or Crowds, Bloomsbury Continuum, 2020, London), “Uno de los rasgos de los pensadores Marxistas siempre ha sido que no tropiezan o se auto-cuestionan de cara a las contradicciones de cualquiera dedicado a la búsqueda de la verdad. Los Marxistas siempre han salido al encuentro de las contradicciones.”(P.58) Tomando el tema de la interseccionalidad como ilustración, dice lo siguiente: “Cualquiere que hubiese pensado que la intersccionlidad se disolvería en medio de sus inherentes contradicciones, no podía haber considerado la miríada de contradicciones que pueden ocupar la mente de un Marxista en un momento dado.”(Ibid.) Con la venía de los lectores y el Sr. Murray, esta es una traducción libre de quien esto escribe. Solo deseaba compartir esta idea, e invitarlos a leer el libro de Murray, sumamente pertinente a la luz de todo lo que está en juego.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.