«No queremos el comunismo. No lo queremos nunca más», dice su letra

‘Nie chcemy komuny’: una inspiradora canción anticomunista polaca de la década de 1980

En el siglo XX, el pueblo polaco combatió contra los dos grandes totalitarismos, el comunismo y el nazismo, y esa lucha quedó plasmada en muchas canciones.

‘Bij bolszewika!’: una canción anticomunista que cantaba la resistencia polaca tras la SGM
Polonia 1970: cuando una dictadura comunista envió tanques a masacrar una protesta obrera

Hoy quiero hablaros de una canción que surgió en los años de la Ley Marcial (1981-1983), un periodo en el que la dictadura comunista polaca aumentó su represión y movilizó al ejército como respuesta a las crecientes protestas impulsadas por el sindicato católico Solidarność (Solidaridad), apoyado por el Papa San Juan Pablo II. Durante el año y medio que duró esa Ley Marcial, 56 personas fueron asesinadas por los comunistas (algunas fuentes hablan de hasta 91 muertos) y miles de opositores fueron encarcelados.

Fue precisamente en una de las prisiones a las que fueron llevados algunos opositores, el centro de internamiento de Łupków, junto a la frontera con Eslovaquia, donde surgió la canción “Nie chcemy komuny” (No queremos el comunismo), aunque en algunos lugares fuera de Polonia la titulan como “Czerwona Hołota” (Chusma Roja). Algunas fuentes señalan que fue escrita en la citada prisión. Leszek Dobrzyński apunta, además, que la grabación que más circula de esta canción fue grabada, de hecho, en Łupków. No he conseguido localizar a un autor conocido ni una fecha exacta de su composición, pero diversas fuentes señalan que fue escrita durante el periodo de la Ley Marcial. Podéis escucharla aquí (el vídeo tiene subtítulos en español):

En PrawicowyInternet.pl señalan que “Nie chcemy komuny” surgió de una canción de los “Soldados Malditos”, la resistencia anticomunista polaca surgida tras la Segunda Guerra Mundial. La música está basada en una famosa canción militar surgida en las Legiones Polacas en 1918, “Szara piechota” (La gris infantería), escrita por Bolesław Lubicz-Zahorski y Leon Łuskino y que podéis escuchar aquí:

La primera estrofa de “Nie chcemy komuny” hace referencia a cuatro dictadores comunistas polacos: Bolesław Bierut, Władysław Gomułka, Edward Gierek y Wojciech Jaruzelski. Más adelante menciona las masacres de prisioneros perpetradas por los soviéticos en Katyn, Grodno y Leópolis y también cita a Vilna, donde el Ejército Rojo traicionó a la resistencia polaca y envió a muchos de sus miembros al Gulag tras recibir su ayuda para conquistar esa ciudad, hoy capital de Lituania. Cuando cita “los días del WRON” se refiere a la época de la Ley Marcial, durante la cual estuvo vigente una junta militar denominada Wojskowa Rada Ocalenia Narodowego (WRON, Consejo Militar de Salvación Nacional).

Aquí puedes leer la letra original en polaco:

Był już krwawy Bierut
I krwawy Gomułka,
Potem krwawy Gierek,
Teraz wojtka spółka.

Obojętnie kto z nich
Będzie rządzić krajem,

Zawsze będzie rządził
Pałką i nahajem.

Nie chcemy komuny, nie chcemy już.
Nie chcemy ni sierpa, ni młota.

Za Katyń, za Grodno, za Wilno i Lwów
Zapłaci czerwona hołota.

Za Katyń, za Grodno, za Wilno i Lwów
Zapłaci czerwona hołota.

Za mordy, za gwałty, cierpienia i łzy,
Za lata w niewoli spędzone,

Za fałsze, oszczerstwa i cyniczne gry,
Nadzieje bestialsko zniszczone.

Za fałsze, oszczerstwa i cyniczne gry,
Nadzieje bestialsko zniszczone.

Od Jałty ten koszmar sowiecki już trwa
I z każdym wciąż rokiem narasta.

Nie lękaj się walki, w szeregu dziś stań.
Przed Tobą czerwona hałastra.

Nie lękaj się walki, w szeregu dziś stań.
Przed Tobą czerwona hałastra.

Nie chcemy komuny, podnieśmy więc głos.
Nasz protest do kremla już dotarł.

Więc weźmy w swe ręce parszywy nasz los.
Niech zadrży czerwona hołota.

Więc weźmy w swe ręce parszywy nasz los.
Niech zadrży czerwona hołota.

Choć w celach ponurych nadzieja w nas tkwi,
Wolności uchylą się wrota.

Nadejdą dla WRONy ostatnie już dni,
Zamilknie czerwona hołota.

Nadejdą dla WRONy ostatnie już dni,
Zamilknie czerwona hołota.

Czas błędów, wypaczeń już znudził się nam,
Wymierzmy sztywnemu więc kopa,

Czas Polsko wystawić rachunek swych ran,
Niech płaci czerwona hołota.

Czas Polsko wystawić rachunek swych ran,
Niech płaci czerwona hołota.

Y aquí la traducción al español:

Hubo una vez un sangriento Bierut.
Y un sangriento Gomulka.
Después, un sangriento Gierek
y ahora, Wojciech con sus camaradas.

Es indiferente quién gobernará nuestro país.
Ellos siempre gobernarán con un palo y un látigo.

No queremos el comunismo. No lo queremos nunca más.
No queremos una hoz ni un martillo.

Por Katyn, por Grodno, por Vilna y Leópolis.
¡La chusma roja nos pagará!

Por Katyn, por Grodno, por Vilna y Leópolis.
¡La chusma roja nos pagará!

Por asesinatos, por violaciones, por sufrimiento y lágrimas.
Por los años vividos en esclavitud.

Por las falsedades, por las calumnias y los juegos cínicos.
Por nuestras esperanzas que fueron brutalmente destruidas.

Por las falsedades, por las calumnias y los juegos cínicos.
Por nuestras esperanzas que fueron brutalmente destruidas.

Desde Yalta continúa esa pesadilla soviética
y crece cada año que pasa.

No tengas miedo de pelear, mantente en la fila.
Delante de ti está la chusma roja.

No tengas miedo de pelear, mantente en la fila.
Delante de ti está la chusma roja.

No queremos el comunismo. Por eso alzamos nuestra voz.
Nuestras protestas ya han llegado al Kremlin.

Pongamos nuestro destino en nuestras manos.
Haz que la chusma roja tiemble de miedo.

Pongamos nuestro destino en nuestras manos.
Haz que la chusma roja tiemble de miedo.

Aunque sombría, la esperanza todavía está en nosotros.
¡Se abrirán las puertas de la libertad!

Se acerca el fin de los días del WRON,
¡y así callaremos a la chusma roja!

Se acerca el fin de los días del WRON,
¡y así callaremos a la chusma roja!

La época de errores y distorsiones ya nos ha hartado.
¡Terminemos con ellos de una vez por todas!

Es hora de que Polonia repase todos tus heridas,
¡y hacer que la chusma roja pague por todos ellas!

Es hora de que Polonia repase todos tus heridas,
¡y hacer que la chusma roja pague por todos ellas!

Foto: Manifestación en Gdansk, Polonia, el 7 de agosto de 1980.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.