Era una de las posiciones artilleras del Ejército Español en el Estrecho de Gibraltar

La antigua batería D-2 de Paloma Baja en una exploración nocturna con un final inesperado

Con la ola de calor que están sufriendo en algunas partes de España, la exploración urbana también pasa a las horas, más frescas, de la noche.

Los enormes cañones de la antigua batería D3 de Paloma Alta: así es como disparaban
Una exploración de la antigua batería de artillería de costa D15 de Punta Acebuche

Una batería construida durante la Segunda Guerra Mundial

Es el caso del último vídeo publicado por nuestros amigos del Comando Entresierras, que han hecho una exploración nocturna de la antigua batería de artillería de costa D-2 de Paloma Baja situada e Tarifa. Como explicó Manolo Calavera en su blog en 2012, la construcción de esta batería se inició entre septiembre y diciembre de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, igual que otras fortificaciones españolas de la zona del Estrecho de Gibraltar.

Inicialmente la D-2 fue dotada con tres cañones Vickers Modelo 1923 de 152 mm, añadiéndose en 1953 una cuarta pieza procedente de la Fábrica de Reinosa. Los cuatro cañones estaban situados en sendos pozos. En 1945 se incorporó un telémetro Barr-Stroud Mod. FQ-20 para la dirección del tiro, y en 1972 se le añadió un radar Marconi RX-80 E-12. Al igual que la batería D-3 de Paloma Alta, la D-2 dependía del Regimiento de Artillería de Costa nº4 (RACTA 4), una unidad todavía activa y que tiene su sede en el Acuartelamiento “Camposoto” de San Fernando (Cádiz). Allí estaba la 5ª Batería de dicho Regimiento.

En esta batería hubo un posible avistamiento OVNI en 1997

Según el blog EMIP, en el verano de 1997 los soldados que hacían su servicio militar en esa batería avistaron un posible OVNI (si se repite la cosa, con sus excursiones nocturnas los amigos del Comando Entresierras podrían acabar apareciendo un día de éstos en Cuarto Milenio para contar sus peripecias). Por lo que he podido averiguar, la D-2 fue abandonada por el Ejército de Tierra a finales de 2008, sufriendo en los años siguientes los efectos del vandalismo y del pillaje que ya hemos visto en otras antiguas baterías españolas.

Os dejo sin más con el vídeo, y os animo a verlo hasta el final, pues ocurrió algo inesperado:

Sobre esta misma batería, el explorador urbano gallego Manuel Calavera también publicó este interesante vídeo en marzo de 2014:

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

Estados Unidos es uno de los países que más invierte en defensa, y en su territorio hay multitud de bases militares, algunas de ellas ya abandonadas.

Siempre digo que España es un país lleno de sitios interesantes y en el que compensa hacer el llamado turismo alternativo. Hoy veremos aquí otro ejemplo.

En la primera mitad de siglo XX, México vivió una ola de furibundo anticatolicismo promovido por el llamado Partido Nacional Revolucionario (PNR).

En el mundo hay muchos cementerios de coches, pero ninguno es como éste que se puede ver cerca de la ciudad de Düsseldorf, en el oeste de Alemania.

Hay muchos museos militares estatales en el mundo, pero también se pueden encontrar museos privados con contenidos muy interesantes.

En el mundo puedes encontrar faros de los más variados tipos en multitud de costas e islotes, pero donde uno no espera verlos es en mitad de un desierto.

En la historia de las infraestructuras hay construcciones hoy abandonadas y que nunca llegaron a cumplir el fin para el que fueron hechas.