La fracasada operación de rescate provocada por los errores de Jimmy Carter

Eagle Claw: el desastroso precedente de 1980 que podría repetirse por la debilidad de Biden

Se suele decir que aquellos que olvidan la historia están condenados a repetirla, y eso está ocurriendo una vez más en Estados Unidos.

Los avisos de funcionarios de inteligencia sobre Afganistán que Biden prefirió ignorar
Cinco efectos que puede tener el desastre de Afganistán para los países de Occidente

Biden cede ante los talibanes y acepta abandonar Afganistán el 31 de agosto

En las últimas horas los talibanes han puesto fecha al final de la evacuación de Kabul: el 31 de agosto. Con la debilidad de la que está haciendo gala desde que llegó a la Casa Blanca, el presidente de EEUU Joe Biden ha decidido plegarse a sus exigencias, afirmando: “cuanto antes nos vayamos de Kabul, mejor”. Al decir eso no parecía estar pensando en los estadounidenses y colaboradores afganos que aún no han podido llegar siquiera al Aeropuerto de Kabul para ser evacuados: más bien, parece que Biden quiere quitarse este asunto de encima lo más rápido posible y al precio que sea, tras quedar fatal ante todo el mundo. El problema es que el precio a pagar se cuenta en vidas humanas.

El suculento negocio de secuestros que incentiva la debilidad de Biden

La prisa de los talibanes por poner fin a la evacuación tiene dos razones principales: por una parte, están deseosos de tomar represalias contra los colaboradores afganos de las fuerzas occidentales. Pero la razón principal tiene un fondo económico: los talibanes saben que esos americanos que Biden podría dejar atrás pueden ser una fuente de ingresos por la vía del secuestro. Esa posibilidad está siendo abonada precisamente por la debilidad y la cobardía que está mostrando el actual presidente de EEUU: Biden ha dado muestras a los talibanes de estar dispuesto a humillarse ante ellos, y eso es un incentivo para cualquier extorsionador. Hasta ahora EEUU tenía como política no negociar con terroristas, y Biden ha tirado por la borda esa regla de oro incluso enviando al director de la CIA a negociar con los talibanes.

El precedente de Carter ante el régimen de los ayaltolas de Irán

No es la primera vez que un presidente de EEUU se arrastra de esta forma tan patética ante uno régimen terrorista. En febrero de 1979, un mes después del derrocamiento del Sha de Irán -un gran aliado de Estados Unidos-, Jimmy Carter se mostró dispuesto a “trabajar” con el régimen de Jomeini. Su actitud de debilidad ante el régimen de los ayatolas llevó a éstos incluso a exigir la entrega del Sha, que se había refugiado en EEUU. Cuando Carter no accedió, los islamistas iraníes asaltaron la Embajada de EEUU en Teherán. Como consecuencia de ello, 52 ciudadanos de EEUU fueron secuestrados por el régimen iraní.

Los efectos políticos de aquellos hechos fueron muy similares a los actuales. La penosa actuación de Carter frente a los ayatolas hizo que su popularidad se desplomase a los dos años de llegar a la Casa Blanca: cayó hasta el 29%, peor incluso el 31% alcanzado por Nixon con el caso del Watergate y el declive de la Guerra de Vietnam. Se había estado barajando desde hace tiempo una posible intervención estadounidense en Irán a gran escala -de hecho, algunos señalan que fue una de las motivaciones de la URSS para intervenir en Afganistán en 1979-, pero Carter la descartó y optó por una operación de rescate que se denominaría “Eagle Claw” (Garra de Águila).

Tres de los ocho helicópteros pesados RH-53D Sea Stallion con esquema desértico y sin marcas de ningún tipo que fueron usados en la Operación Eagle Claw. La foto fue tomada en la cubierta de vuelo del portaaviones USS Nimitz el 24 de abril de 1980, el mismo día que se lanzó la operación (Fuente: US Navy).

La Operación Eagle Claw

El plan implicaba a varias unidades de los Marines, la Fuerza Aérea, la Armada y el Ejército de EEUU, y consistía en volar hasta Teherán con ocho helicópteros pesados RH-53D Sea Stallion desde el USS Nimitz hasta llegar a un punto a 970 kilómetros tierra adentro en Irán, donde repostarían combustible y embarcarían a miembros de la fuerza especial Delta y de los Rangers transportados hasta el lugar en tres aviones de transporte MC-130E Combat Talon, además de otros tres EC-130E para cargar los suministros. Después, los ocho helicópteros volarían otros 420 kilómetros hasta otro punto ya cerca de Teherán, donde deberían ocultarse hasta que cayese la noche, para iniciar entonces una operación de rescate por tierra con apoyo de operativos de la CIA. La evacuación se haría desde una base iraní abandonada, la de Manzariyeh, usando dos aviones C-141 Starlifter. Los RH-53D serían destruidos y abandonados en el lugar.

Los restos del EC-130 accidentado en Irán durante la Operación Eagle Claw. Perdieron la vida cinco de sus tripulantes.

Un desastre agravado por los titubeos de Carter

Era una operación ambiciosa y complicada. La misión estaría sujeta a muchos imponderables que podrían arruinarla nada más comenzar. Y fue lo que ocurrió. La operación se lanzó el 24 de abril de 1980. Uno de los RH-53D tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia antes de llegar al primer punto de encuentro, siendo abandonado. Los demás helicópteros se toparon con una enorme tormenta de arena que hizo abandonar a otro de los RH-53D. Sólo seis helicópteros llegaron al primer punto de encuentro, Dessert One, con más de una hora de retraso y uno de ellos con problemas mecánicos. Ya sólo quedaban cinco helicópteros, pero se había estimado que harían falta un mínimo de seis para completar la operación. Se recomendó abortar la operación. Los militares desplegaron en el terreno estuvieron dos horas y media esperando la confirmación de la Casa Blanca, que finalmente canceló la misión.

El retraso de Carter en abortar la operación provocó un desastre más: uno de los EC-130 se quedó sin combustible antes de tiempo. Uno de los RH-53D acabó colisionando con él, provocando una explosión. Murieron cinco de los tripulantes del EC-130 y tres de los Marines que iban a bordo del RH-53D, cuyos pilotos resultaron gravemente quemados. En vista de lo ocurrido, se decidió abandonar los cinco helicópteros que quedaban -que no pudieron ser destruidos- y evacuar al personal en los restantes EC-130. Como consecuencia del fracaso de la Operación Eagle Claw, Irán diseminó a los rehenes por todo el país para impedir su rescate. No serían liberados hasta el 20 de enero de 1981, el mismo día que Reagan llegó a la Casa Blanca tras ganar las elecciones presidenciales de 1980.

Los restos del RH-53D Sea Stallion de la US Navy accidentado en Irán durante la Operación Eagle Claw. Tres de los marines que iban a bordo del helicóptero fallecieron durante el accidente.

Las consecuencias del desastre de la Operación Eagle Claw

Como consecuencia de aquel desastre, Carter se convirtió en uno de los presidentes peor valorados de la historia de EEUU, y desde entonces se ha dedicado a cortejar y piropear a toda clase de dictadores izquierdistas e islamistas, contribuyendo a aumentar la antipatía que sienten muchos americanos hacia él. Eagle Claw fue un claro ejemplo de cómo los militares acaban pagando las malas decisiones de ciertos políticos que quieren nadar y guardar la ropa al mismo tiempo, guiados por la tibieza y la debilidad, y más preocupados por salvar su futuro político que por cualquier otra consideración.

Como muchos se habrán dado cuenta a estas alturas -no sólo los talibanes-, Biden se parece cada vez más a Carter, y sus decisiones están llevando a EEUU a una crisis de rehenes aún peor que la de Teherán. Lo que cabe preguntarse es cuánto tardará en poner en marcha una operación parecida a Eagle Claw, con la diferencia de que Afganistán no tiene acceso al mar y ahora habría mucha más gente que salvar.

Foto: Los restos del EC-130 accidentado el 24 de abril de 1980 en Irán durante la Operación Eagle Claw.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Fernando

    Vemos cómo se repiten errores en la gestión de las crisis

  2. wladimir

    es cierto…

    y esto me hace recordar la falllida operacion norteamericana en Somalia, La caida del Halcon Negro,que sucedio durante la presidencia de Bill Clinton…

    observe que cuando estos desastres ocurren es justo bajo administraciones Democratas?

    es casualidad o pura coincidencia…

  3. Antonio

    Con dos peros;

    1º.- El acuerdo secreto de EEUU con los Talibanes (Doha Deal) con cláusulas secretas.

    2º.- No va a quedar ni un sólo norteamericano en aquellas tierras. Ni uno sólo. Así que el resto… sálvese quien pueda.

  4. Sergio Millán

    ¡Qué fácil es decir lo que deben hacer los demás! ¿No es curiosa la rapidez con la que se desplomó el estado afgano? Es lamentable el poco aprecio que le tienen los afganos a sus libertades y la opresión que parecen preferir al combate. Demagogos, oportunistas, populistas, fundamentalistas, cautivan a quienes creen que la libertad se defiende sola o atacan a quienes se defienden. Desde que Etienne de la Boetie escribió su tratado de la servidumbre voluntaria los pueblos parecen preferir la ignorancia y la tiranía. No hay solución militar.al terrorismo.

  5. Más fácil que decir lo que deben hacer los demás es juzgar a todo un pueblo, generalizando desde la distancia, y obviando el hecho de que el Ejército y las Fuerzas de Seguridad de Afganistán han sido los que más muertos han tenido en la lucha contra los talibanes. Y de la noche a la mañana se han visto abandonados por EEUU, cuyo presidente, Biden, ordenó una retirada vergonzosa que puso el país entero a los pies de los talibanes. En cuanto al terrorismo, hay que combatirlo por todos los medios y se puede acabar con él a base de perseverancia. Como no se soluciona el terrorismo es cediendo ante él.

  6. Fernando

    No quiero ser defensor de Biden o Jimmy Carter pero hay cosas que aclarar:
    1- Tanto Carter como Biden son percibidos como débiles pero muchos olvidan que el primero apoyo a los muyahidines apenas comenzó la invasión soviética, también inicio las primeras sanciones contra Irán y a la URSS por lo de Afganistán; y el segundo apoyo la política exterior agresiva de Bush hijo y decidió retrasar la retirada de tropas de EEUU de Afganistán hasta el 31 de agosto cuando, según el acuerdo de Doha firmado por la administración anterior y el talibán, el plazo máximo era el 1 de mayo de este año.
    2- Los ayatolas como ahora los talibanes alargaron mas la crisis, los primeros reteniendo a los rehenes hasta la toma de mando de Reagan y los segundos bloqueando el aeropuerto de Kabul lo que dificulta mas la evacuación y hace necesaria una extensión de la permanencia de las tropas de la OTAN; y en ambos casos su objetivo también era minar la política interna de EEUU.
    3- Si queremos culpables del debacle afgano debemos señalar a los políticos afganos y a sus corruptos comandantes.
    https://www.elconfidencial.com/mundo/2021-08-25/papeles-afganistan-retirada-eeuu-veinte-anos-guerra_3249422/
    https://www.elconfidencial.com/mundo/2021-08-23/pavor-aereo-sobornos-tiros-justos-exito-guerra_3244586/
    https://rusi.org/explore-our-research/publications/commentary/why-did-afghan-army-evaporate

  7. James G. Skinnner

    Elentir. El malo de la pelicula siempre es USA. Como dicen en ingles ‘damned if you do damned if you don’t’. Haga lo que haga el gobierno americano siempre salen las quejas. Es demasiado pronto criticar a Biden por in lado (que esta en consulta con los aliados y la OTAN) incluido España y segundo que no quiere ser el primero en causar mas muertes, que van a ver porque Afganistan terminara con una Guerra Civil interna. Tampoco se puede comparar con Carter que fue un asunto muy pero muy distinto. Esta situación es verdaderamente peligrosa y USA hace bien en consultar con todo el mundo incluido Putin de Rusia antes de obra como la 7ª de Caballeria de decadas anteriores. Leer al articulo de Fernando Ramos en el Atlantico Diario y el mio este sabado sobre el avance islamico en Europa y mundo aplicando la ley Sharia.

  8. DAGM4

    Muy interesante.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.