Se niega a derogar las liberticidas leyes de género inspiradas por la ultraizquierda

Socialismo o Libertad: Isabel Díaz Ayuso sólo ha tardado tres meses en mostrar su elección

Como recordaréis, en las elecciones madrileñas de mayo, el PP usó como lema “Socialismo o Libertad”, primero, y “Comunismo o Libertad”, después.

Socialismo o Libertad: ¿en cuál de los dos lados colocamos estas posiciones del PP?
Tercer varapalo judicial a la ley de género de Madrid: ¿cuántos hacen falta para derogarla?

La contradicción que encerraban esos engañosos lemas

Con esos lemas, el PP pretendía identificarse a sí mismo con la causa de la Libertad y captar votantes de Vox. El 11 de marzo, en la precampaña de esas elecciones, ya advertí aquí las contradicciones que encerraba ese lema, y señalé concretamente el caso de las dos leyes liberticidas inspiradas en la izquierdista ideología de género que hay vigentes en Madrid, una de ellas votada por el PP junto al PSOE, Podemos y Cs.

El contenido totalitario de esas leyes de género de Madrid

Esta norma, la Ley 2/2016 de Identidad y Expresión de Género, incluye el mecanismo totalitario de la “inversión de la carga de prueba” (Artículo 48) para aquellos que sean acusados de discriminación, de modo que tendrán que probar su inocencia, algo que viola el derecho a la presunción de inocencia protegido por el Artículo 24 de la Constitución. Además, dicha ley impone las tesis de la ideología de género en todos los centros educativos (Artículo 22), algo que viola el derecho a la libertad de educación protegida por el Artículo 27 de la Constitución, y en los medios de comunicación (Artículos 40 y 41), lo cual viola la libertad de expresión protegida por el Artículo 20 de nuestra Carta Magna. La Ley 3/2016 de Protección Integral contra LGTBIfobia tiene esos mismos mecanismos totalitarios, como ya expliqué aquí.

Esas leyes ya han recibido tres varapalos judiciales por lesionar derechos fundamentales

A esto hay que añadir que dichas leyes de género ya han recibido tres varapalos judiciales por lesionar derechos fundamentales, concretamente por imponer sanciones administrativas contra ejercicios de un derecho fundamental como es la libertad de expresión y por establecer una persecución ideológica en toda regla, de forma ilegal. Que una norma haya recibido tres desaprobaciones tan claras de la Justicia por lesionar derechos constitucionales debería ser motivo suficiente para derogarla, pero el PP se ha empecinado en mantenerla, tal vez por miedo a que se enfade la izquierda liberticida, ante la que el partido de Casado actúa con una cobardía que provoca vergüenza ajena.

En junio el PP abrió la puerta a modificar esas leyes ante la presión de Vox

El 21 de junio, ante la presión de Vox, el gobierno de Ayuso abrió la puerta a modificar esas leyes de género. Era una incoherencia que tras identificarse a sí mismo con la Libertad frente al socialismo, el PP mantuviese leyes liberticidas inspiradas por una ideología de género surgida de la ultraizquierda. Pero si algo ha demostrado el tiempo es que el PP es un experto en prometer una cosa y hacer otra muy distinta, exhibiendo una pasmosa incoherencia y engañando una y otra vez a sus votantes.

Ahora el PP pone esas leyes como una «línea roja» frente a Vox

Hoy el diario La Vanguardia señala: “El PP planta cara a Vox y no derogará las leyes LGTBI”. La noticia apunta que el portavoz del Ejecutivo de Ayuso, Enrique Ossorio, ha reconocido que dichas leyes tienen “una literatura muy mala que se podría mejorar”, pues incluye “muchos artículos que podrían ser texto de un mitin”, pero ya no habla de derogarlas ni de modificarlas, y las considera una “línea roja” frente a Vox. Una nueva tomadura de pelo a los votantes del PP

Una posición que coincide con el acercamiento del PP a la ultraizquierda en Madrid

Todo esto llega, por cierto, unos días después de que el PP haya aceptado regalar ilegalmente un grupo parlamentario a diputados de extrema izquierda escindidos de Más Madrid a cambio de su apoyo al nuevo “Madrid Central” del PP, a pesar de que Almeida prometió derogarlo. Ante esa nueva traición, el diputado de Vox Javier Ortega Smith declaró: el PP hace muchos años renunció a combatir ideológicamente a la izquierda. Es más, el PP ha asumido como propia la ideología de izquierda. Aunque lo hace con engaño porque cuando está en campaña electoral dice una cosa y cuando llega al gobierno hace la contraria”.

Una traición que era más que previsible

Me pregunto qué cara se les quedará ahora a los que votaron a Vox en anteriores comicios pero decidieron apoyar al PP de Ayuso en las últimas elecciones madrileñas, creyendo que ella tenía una línea distinta a la del resto del PP. El 29 de abril ya avisé aquí que Casado planeaba utilizar una clara victoria de Ayuso para impulsar su estrategia antiVox, es decir, la enésima rendición del PP ante los dogmas ideológicos de la izquierda. No había que ser un lince para comprender que pasaría eso: el PP lleva muchos años riéndose de sus votantes, prometiéndoles una cosa antes de las elecciones y haciendo algo muy distinto después. Bastaba con tener una pizca de memoria. A ver si algunos escarmientan de una vez.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Can Cerbero

    Mira que Ayuso tenía mejor reputación que otros miembros del PP, pero al final es la misma historia de siempre desde la epoca de Rajoy.

  2. Luis

    No, no escarmentarán. Son imbéciles y demasiado cobardes

  3. David Pertika

    EL QUE NO LO QUIERA VER…

    Si alguien tenía alguna esperanza en que un partido sin cabeza, sin claridad, sin complejos y sobre todo sin convicciones, iba a actuar como su electorado natural espera, pues que pierda toda esperanza. A pesar del paripé más o menos sincero y logrado de Ayuso, con su palabrería estudiada e impostada, los hechos son los que son. El PP hace mucho tiempo que se convirtió en un aparato de clientelismo político, con gigantescos agujeros de corrupción, a semejanza del PSOE. Muchos estómagos agradecidos y la fe puesta en las encuestas han convertido la política española en un erial intelectual obediente al globalismo y sus causas, una auténtica neoreligión de fanáticos amorales y totalitarios.

    La batalla cultural está en otro lado, afortunadamente.

  4. Marcial

    A ver qué dicen ahora aquellos a quienes se les advirtió. Y muchos eran o fueron simpatizantes de Vox.

  5. Alejandro

    PP, el partido pa’to…
    Creo que no engañan a nadie.
    Cada cuál que saque sus conclusiones.

  6. Marcial

    Tuve la suerte de asistir mucho antes de las elecciones andaluzas a una conferencia en San Fernando (Cádiz) de Contreras y de Serrano, cuando Vox era considerado un reducto de marginados, y recuerdo que Serrano hablaba de la ausencia de diferencias entre PSOE y PP, dominados por el pensamiento socialdemócrata.

  7. Luis

    Típico del PP actual.. utilizar el miedo de “ellos o nosotros” para ganar y luego no hacer un verdadero cambio

    Llamarles aprovechados y cobardes es muy poco para lo que se merecen.

  8. María

    De acuerdo con todo el magnífico artículo y con los comentarios anteriores, PERO… Quisiera que también Vox reflexionara sobre lo mal parado que queda apoyando a todo lo que hace el PP allá dónde se necesite. A cada desprecio del PP salen diciendo que su apoyo no es incondicional, pero antes o después tragan con tal de que no gobierne la izquierda. Y el PP lo sabe… y, por supuesto, se aprovecha de ello. Eso también nos decepciona y duele a los votantes de Vox.

  9. Alfonso

    Así son, nos lo han demostrado mil veces.
    Y si Ayuso era diferente era porque estaba pendiendo de un hilo y le daba más miedo Cs que VOX. Ahora, ya está “marcando líneas rojas” con la ¡oig, qué asquito! “ultraderecha”, no vaya a ser que se manche.
    El camino va a ser largo y difícil. Nos lo han enseñado en Polonia, Hungría, Francia, etc.

  10. Tessa

    Asumid la derrota de una vez por todas Progres!!…tendreis a Ayuso por mucho tiempo, gracias a Dios y a la democracia.

  11. Ramón

    Era algo esperable. No por decepcionante era menos previsible. Los políticos (y las políticas, que no se quieran escapar de ésta) son así. Prometen lo que no piensan hacer cuando alcancen el poder.
    Es una lástima porque Ayuso apuntaba buenas maneras pero los partidos regionales tienen la autonomía justa. IDA No es libre de hacer lo que quiera.
    Reza el dicho popular que es más poderoso un ejército de ciervos con un león al frente que un ejército de leones con un ciervo al frente. El PP tiene al frente un ciervo capado, indeciso y confuso, si no algo peor. No lograrán nada con Casado al frente. Es imposible. No tiene lo que hay que tener: arrojo y convicciones firmes. Ninguna de las dos cosas.

  12. Lugareño

    Yo, hace ya mucho tiempo, nunca me refiero a ese esperpento de partido como se le conoce,Partido Popular, sino como el PPOE, siglas que muestran perfectamente la calidad de sus políticas llenas de complejos.

  13. Blanca

    Yo nunca tuve dudas respecto a Ayuso. Aquello de la hostelería no fue más que algo de paso, un bluff. Ayuso es globalista, sin ideología y sin principios éticos ni morales, como Casado o Egea por ejemplo.

  14. In aqua veritas

    Sí, Blanca; yo también sospechaba que en cualquier momento la cebeza de Casado asomaría por detrás de Isabel Díaz Ayuso, que le ha servido de “pantalla protectora” frente al auge de Vox, en las elecciones de Madrid.

  15. Jesus Fernandez

    Para general conocimiento, si PP y VOX licitan por el mismo espectro político, gana la PSOE.
    El PP puede virar algo al centro, porqué VOX a la derecha no puede más.
    Si lo hacen bien, ganaremos las próximas elecciones, habrá que hacer concesiones a los tibios del centro, que por cierto también están hasta los …. de la PSOE.
    Todo lo demás son P. Mentales que nos llevan al desastre, o no ?

  16. Sharovarov

    Tessa, ¿¿??

  17. Jandro

    Yo creo que Ayuso sí tiene un esbozo de ideología. El haberse dedicado a imitar a Vox en gran parte de sus intervenciones en el Parlamento de Madrid y en campaña, pienso que no solo obedece a interés electoralista, sino que también cree en algunas de las cosas que dice. Su problema es que el cimiento de sus ideas es la tradición en lugar de la convicción, por lo que sus principios tienen un arraigo miy débil. Con estos mimbres, ella pretende mantenerse en un equilibrio imposible y, cuando entran en colisión Soros y los valores de inspiración cristiana, que es muy a menudo, siempre ha ganado y va a ganar Soros.

    La mayoría de los que votaron a Ayuso sabían lo que había, pero querían autoengañarse. Es bueno que queden de manifiesto “detalles” como el de no renunciar a la ideología de género para que encuentren menos excusas cuando vayan a votar la próxima vez. Y, para que no haya amnesia entre comicios, esto habrá que repetirlo una y otra vez.

  18. pacococo

    Marcial

    Los que votaron, dicen ahora lo que comenta Jandro. Sabían lo que había pero el ser humano parece que tiene miedo de reconocer que se ha equivocado, de modo que es imposible para muchos reconocer que votaron mal y por tanto siguen votando a los mismos, porque no pueden reconocer que se equivocaron.

    Y por eso los cambios en la tendencia de voto son tan lentos, la gente no quiere reconocer que se han equivocado y siguen votando a los mismos. De alguna manera, las encuestas, aún cocinadas, nos dicen las tendencias y vemos que el pose no sufre un descalabro, se limita a perder unos cuantos escaños, debido fundamentalmente a que muchos no van a votar, no a que haya un cambio de voto.

    Así que la Sra Ayuso seguirá cosechando sus votos, algo disminuidos, pero suficientes como para gobernar.

    La cuestión importante es si a vox le interesa la muerte a plazos, que representa el pp o la muerte rápida que representa el marxismo. ¿Qué es mejor, que gobiernen los maricomplejines y nos lleven a la ruina moral en unos años o que gobierne el marxismo y nos lleve a la ruina moral en poco tiempo?

  19. Marcial

    pacococo

    Pues sí. Nada que añadir. El PP es un partido que debe desaparecer.

  20. DIEGO VALOR

    La ninia,es como su jefe el ninio.
    Puede ser buena gestora, o tener buen equipo, que es lo mismo.
    Pero es del PP de Mariano y Pablito.

    Lo que tiene que hacer VOX es marcar SUS lineas rojas.
    Y la ninia o traga o que pida ayuda al Perro de la sauna

  21. jose Antonio mquel calatayud

    Vox es el UNICO partido decente, los demas, pura escoria.

  22. Felipe

    Desde luego coincido con Diego en que Vox debería marcar sus lineas rojas en los presupuestos y si el PP no las acepta que negocie con sus socios de la izquierda y la extrema izquierda. Vox no tiene mucho que perder negándose a aprobar unos presupuestos que no estén en sintonía con su ideario, en cambio el PP puede perder muchos votantes si se niega a derogar esas leyes liberticidas.

  23. Zuce

    Pues sí. Ha tardado poco en enseñar la patita. Posiblemente el gran error es el cometido por los votantes de Vox que pensaron que Ayuso era diferente, pero a pesar de sus desplantes y enfrentamientos con la oposición, su política sigue siendo la del PP. Seguidismo de la del PSOE, mismas leyes y mismas mañas, ya lo hizo Cifuentes. No han corregido ninguno de los atropellos cometidos por los socialistas y en algún caso, como el gallego, les copian. Espero que en lo que quede para que este patán gobernante se vaya, la vayan conociendo y no cometan el error de votar a Casado. Se ha hecho ilusiones con lo que ha conseguido Ayuso.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.