La escasa paridad de las cifras de hombres y mujeres muertos en ese naufragio

La «masculinidad tóxica» y el Titanic: unos datos que contradicen las tesis feministas

Una de las ideas centrales del feminismo de género es la de que los hombres oprimen a las mujeres, una opresión que incluiría el maltrato y el asesinato.

Así pudo ser el naufragio del Titanic si hubiese ocurrido en el políticamente correcto siglo XXI
En estos trabajos las feministas de izquierdas nunca reclaman cuotas femeninas: ¿por qué?

Una cultura que ha hecho lo indecible por proteger a las mujeres

En base a esa tesis que traslada el dogma marxista de la lucha de clases a los sexos, el feminismo de género ha acuñado un término, “masculinidad tóxica”, con el que resume todo lo malo que ve en los hombres, que es casi todo lo que les caracteriza como tales. Sin embargo, contradiciendo a esa tesis ideológica que pretende enfrentar a media humanidad con la otra mitad, hay multitud de hechos históricos que demuestran que los hombres, tradicionalmente, han hecho lo indecible por cuidar y proteger a las mujeres.

Sin ir más lejos, históricamente han sido los hombres quienes han ido a la guerra. El feminismo ha retorcido este hecho presentando a los hombres como causantes de las guerras, como si todo el sexo masculino se pusiera de acuerdo para arrasar la humanidad y perjudicar a las mujeres. La realidad es que sólo iban los hombres porque las mujeres eran consideradas más imprescindibles que ellos para la sociedad, al ser las únicas capaces de engendrar hijos y garantizar así la supervivencia de la especie (además de porque ellas tienen, de media, menos fuerza física). Esto ha sido así desde los albores de los tiempos.

«Las mujeres y los niños primero»

Otro hecho habitual que indica la preferencia por las mujeres (y por lo niños) a la hora de salvar vidas son los desastres. La popular expresión “las mujeres y los niños primero” resume la prioridad de los hombres a la hora de poner a salvo a la gente. Podríamos repasar muchos ejemplos históricos en los que se ha repetido esa máxima, pero hay uno muy revelador y representativo de todos ellos: el naufragio del Titatic. Precisamente sobre esta cuestión, la profesora universitaria ecuatoriana Mamela Fiallo ha escrito un mensaje de Twitter en el que aborda esas cifras.

Las cifras de muertos por cada sexo en el naufragio del Titanic

En la Wikipedia están recopilados los datos de los pasajeros por sexos, tomados del libro “Titanic: Women and Children First” de Judith Geller, en el que se publicaron las cifras totales de pasajeros por sexos. Los datos son muy reveladores:

  • En primera clase murieron 4 mujeres (el 2,8% del total de las 144 de esa clase) y 118 hombres (el 67,4% de los 175 que viajaban en esa clase), además de un niño (el 16,7% de los 6 que iban en esa clase).
  • En segunda clase murieron 13 mujeres (el 14,4% de las 93 de esa clase) y 154 hombres (el 91,7% de 168). Los 24 niños que iban en segunda clase lograron sobrevivir.
  • En tercera clase murieron 89 mujeres (el 53,9% de 165) y 387 hombres (el 83,8% de 462), así como 52 niños (el 65,8% de 79).
  • En total, murieron 106 de las 402 mujeres que había a bordo (el 26,4%) y 659 de los 805 hombres (el 81,9%), además de 53 de los 109 niños (48,6%).

De los 1.316 pasajeros del barco murieron 818 (el 62,2%), un porcentaje que contrasta con los de mujeres muertas en cada una de las clases del barco. La imagen del joven Leonardo DiCaprio poniendo a salvo a Kate Winslet en una tabla, a costa de morir congelado en las frías aguas del Atlántico, fue un añadido ficticio de la película “Titanic” (1999) a la historia real, pero simboliza muy bien lo ocurrido en ése y en otros naufragios. Es una situación que se ha dado muchas veces en la historia, pero que el feminismo de género obvia simplemente porque estropea su discurso antimasculino.

¿Qué harían las feministas ante un naufragio como ése hoy en día?

Cabe preguntarse qué ocurriría hoy en día si se diese una situación parecida. ¿Creéis que alguna feminista exigiría voluntarias dispuestas a morir ahogadas en aras de la paridad de sexos? ¿Llamarían “cerdos machistas” a los hombres que quisiesen poner a salvo a las mujeres antes que a sí mismos? A lo largo de la historia, para cualquier hombre ha sido y es una grandísima deshonra intentar salvarse a sí mismo antes que a una mujer, especialmente si se trata de una persona cercana. Las mujeres siempre han tenido preferencia. Y esto es lo que el feminismo de género llama hoy “masculinidad tóxica”. La monda.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    en verdad….

    ¿Qué harían las feministas ante un naufragio como ése hoy en día?..seria una interesante pregunta que me gustaria saber como responderian ellas….y si se sacrificarian en aras de su llamada “paridad”…..

    por otro lado ese término, “masculinidad tóxica” nunca lo he entendido..acaso se refieren a lo que uno conoce como caballerosidad o el buen trato?…que a su particular punto de vista es mal visto por ellas…aun sigo sin entenderlo…

  2. El Peregrino Gris

    Quizás, en caso de naufragio, las feministas se liarían a tortas para subirse al barco. Digo esto porque veo en las feministas de hoy algunas características del movimiento “woke”, bien descritas en el periódico de El Manifiesto.

    https://elmanifiesto.com/sociedad/251185959/Siete-signos-del-virus-woke.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=34&tipo=3&identificador=251185959&id_boletin=423417911&cod_suscriptor=38633050

  3. Anacrusa

    El último párrafo es sensacional, Elentir. Enhorabuena.

  4. Lunaa

    Y no nos confundamos: No hay una feminidad tóxica, ni siquiera un feminismo tóxico. Lo que encontramos en la realidad es una toxicidad feminista, que es cosa diferente. Cuando la consideración de la mujer desde el punto de vista del derecho se hace de forma correcta puede ser completamente legítima. el problema llegó cuando se convirtió en un pretexto para meter de tapadillo pretensiones absolutamente abusivas y para convertir a la mujer en una cosa que respalde chiringuitos misteriosos.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

La alimentación de los soldados es un aspecto importantísimo de las operaciones militares. Y en este asunto, España ha venido sacando buena nota.

El consenso progre da por hecho que se puede criminalizar a la mitad de la población por su sexo, pero que no se puede criticar siquiera a ciertos colectivos.

La capital de Ucrania es hoy noticia a diario por la invasión rusa de ese país iniciada hace ahora tres meses, en la que ha sufrido frecuentes ataques aéreos.

Rotunda respuesta de Juan García-Gallardo, procurador de Vox en las Cortes de Castilla y León, a las manipulaciones y mentiras de La Sexta:

A comienzos de marzo, España envió a Ucrania lanzacohetes Instalaza Alcotán 100 y C-90, con 1.370 proyectiles para ambos.

Si algo se puede decir de la izquierda es que es una mezcla de miseria moral y cinismo, y que acusa a los demás de sus propios vicios y perversiones.

Los partidos de la coalición socialista y comunista que gobierna en España han protagonizado este martes un momento vergonzoso en el Congreso.