Un episodio de valor y sacrificio que aún se recuerda anualmente en la India

Saragarhi: una épica batalla de 21 valientes soldados sij contra más de 10.000 enemigos

En la historia de la humanidad hay notables ejemplos de batallas desiguales, como las farmosas Termópilas o la también célebre Batalla de Wizna de 1939.

Saburō Sakai: la historia de un piloto samurái japonés al que su honor convirtió en un héroe
Pub Ye Olde: el bombardero B-17 americano salvado por el piloto de un caza Bf-109 alemán

Una batalla desigual en el norte de la India británica en 1897

Hoy quiero hablar de una de esas batallas desiguales que, por la distancia geográfica y cultural, es poco conocida en el mundo hispano: la Batalla de Saragarhi de 1897. Este combate tuvo lugar en el marco de la Campaña de Tirah, que enfrentó a los afganos contra las fuerzas de la India británica entre 1897 y 1898. El 12 de septiembre de 1897, una fuerza de entre 10.000 y 12.00 afganos invadió el noroeste de la India, dirigiéndose contra el fuerte de Saragarhi, defendido por 21 soldados sij del Ejército Británico.

Recreadores con uniformes de soldados sij del Ejército Británico durante la Primera Guerra Mundial (Foto: First World War in Focus).

El sijismo, una religión de valientes guerreros

Hago un paréntesis en el relato para hacer una pequeña anotación sobre el sijismo, una curiosa religión monoteísta que tiene su centro espiritual en Amritsar, en el norte de la India. Uno de los elementos distintivos de los sij, y por el que mucha gente les confunde a menudo con los musulmanes, es que llevan un turbante llamado dastar, dentro del cual llevan atado su cabello, pues no se lo pueden cortar. Los sij siempre llevan consigo tres objetos: un kanga (nombre que dan a un pequeño peine que suelen llevar dentro del turbante), un brazalete de hierro llamado kara y una daga de hierro denominada kirpan. Hay que decir que el sijismo es una religión de bravos guerreros, que han servido en el Ejército Británico y sirven hoy en el Ejército Indio. Lucharon con valor en las dos guerras mundiales, sufriendo decenas de miles de bajas, pues a diferencia del resto de los soldados, nunca llevan casco, sino su turbante.

Imagen de la película india "Kesari" (2019), sobre la Batalla de Saragarhi.

Una heroica resistencia sin ninguna posibilidad de victoria

Pero volvamos a Saragarhi. Los defensores de aquel fuerte sabían que no iban a recibir refuerzos. Eran 21 contra más de 10.000. No tenían ninguna posibilidad de victoria. Pero eran soldados sij, conocidos por su sentido del honor y del valor. Sin temor a la muerte y sin mostrar la menor queja, aquellos 21 valientes se dispusieron a defender aquellos muros hasta la muerte, para dar tiempo a la llegada de refuerzos al fuerte de Gulistán, situado a escasas millas de allí y con el que los 21 sij de Saragarhi estuvieron comunicándose, hasta el último momento, gracias a un heliógrafo. Contra todo pronóstico, los 21 soldados sij lograron rechazar el primer ataque de los afganos, provocando a éstos numerosas bajas con sus fusiles y con sus espadas.

El épico combate del Havildar (Sargento) Ishar SinghImagen, el comandante de los soldados sij de Saragarhi, contra los atacantes afganos. Cartel de la película india "Kesari" (2019).

El grito de guerra del último superviviente tras llevarse a 40 enemigos por delante

La lucha fue encarnizada. Poco a poco, los defensores del fuerte de Saragarhi fueron cayendo, hasta que finalmente los afganos lograron echar abajo las puertas y asaltar la posición, matando a todos los sij salvo a uno. Desde una de las torres de la posición, el cipayo Gurmukh Singh, el único superviviente, comunicó lo ocurrido al fierte de Gulistán mediante su heliógrafo y pidió permiso para coger su rifle. Tras recibir ese permiso, guardó el heliógrafo, cogió su fusil y consiguió abatir a 40 atacantes, hechos observados a distancia desde el fuerte de Gulistán. Los afganos, finalmente, decidieron prenderle fuego a la torre. Gurmukh murió pronunciando el grito de guerra sij: "¡Bole So Nihal, Sat Sri Akal!" (Será bendecido eternamente quien diga que Dios es la verdad última).

Su sacrificio no fue en vano: salvaron a sus compañeros del fuerte de Gulistán

Gracias al heroísmo de aquellos 21 valientes soldados sij, los refuerzos llegaron en la noche del 13 al 14 d septiembre antes de que los afganos consiguiesen tomar el fuerte de Gulistán. Con su sacrificio, aquellos 21 valientes habían salvado a sus compañeros. Cuando los refuerzos llegaron al fuerte de Saragarhi, además de los cuerpos de su compañeros caídos encontraron más de 600 cadáveres de afganos que habían sido abatidos por los defensores.

Los 21 fueron condecorados, a título póstumo, con la Orden del Mérito de la India, la máxima condecoración militar del país, siendo la única vez en la historia que ha sido concedida a título individual a todos los participantes en una batalla. En la actualidad, cada 12 de septiembre el Regimiento Sij del Ejército Indio celebra el Día de Saragarhi, con el que honran la memoria de sus hermanos caídos.

Hace un mes, el canal de Youtube Yarnhub publicó una excelente recreación a ordenador de esta épica batalla. El vídeo está en inglés pero dispone de subtítulos en español:

---

Foto principal: NDTV. Imagen de la película india "Kesari" (2019), que aborda los hechos de la Batalla de Saragarhi.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Alfonso

    Alucinante esta historia.
    Vi un excelente documental sobre este hecho en youtube. ¡Qué tíos!

  2. wladimir

    interesante...

    desconocia esta historia...me hace recordar a la epopeya de los 300 espartanos en las Termopilas contra el Imperio Persa...

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.