Enfrentó a la Armada de EEUU y a la Armada Japonesa en el Mar de Filipinas

La Batalla de Samar: un formidable vídeo que recrea el último gran combate naval

La grandes batallas navales llegaron a su cenit con la época de los grandes acorazados en la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

El avión fantasma P-40 de Mindanao: la historia de un gran misterio de la SGM
Saburō Sakai: la historia de un piloto samurái japonés al que su honor convirtió en un héroe

La última de esas batallas ocurrió en el Mar de Filipinas, al este de la Isla de Samar, el 25 de octubre de 1944, y en ella se enfrentaron 13 buques y unos 400 aviones embarcados de la Armada de Estados Unidos contra 23 buques y 30 aviones de la Armada Imperial Japonesa.

La acción cogió desprevenidos a los americanos, que a pesar de su desventaja numérica en lo que a buques se refiere, tenían a su favor el hecho de contar con seis portaaviones de escolta (el grupo Taffy 3). Por la parte japonesa, su principal ventaja era el “Yamato”, el mayor acorazado de la historia, con 263 metros de eslora y 71.111 toneladas de desplazamiento.

La Batalla de Samar, que acabó en una victoria estadounidense, fue el penúltimo y principal episodio de la Batalla del Golfo de Leyte, que fue la mayor batalla naval de la historia. El combate de Samar fue, así mismo, la última gran batalla naval de la Segunda Guerra Mundial y también la última de la historia, pues esa guerra marcó el ocaso de los grandes acorazados y de los combates navales basados en artillería.

Las imágenes que acabáis de ver pertenecen a un formidable vídeo publicado ayer por el canal de Youtube Yarnhub, que siempre publica excelentes contenidos sobre historia militar recreados a ordenador. Este nuevo vídeo trata sobre la Batalla de Samar y se centra en un destructor de escolta de la US Navy, el USS Samuel B. Roberts (DE-413), capitaneado por Robert W. Copeland. El vídeo está en inglés pero dispone de subtítulos en español, podéis activarlos en la barra inferior del reproductor:

El USS Samuel B. Roberts fue un barco con una historia efímera: no pasó ni un año desde su puesta en grada el 6 de diciembre de 1943 hasta su hundimiento en esa batalla. A pesar de ello, se ganó una Estrella de Batalla y una Citación Presidencial por el “extraordinario heroísmo” que demostró su tripulación. Hoy sus restos descansan en el fondo del Mar de Filipinas junto con 90 miembros de su tripulación. Descansen en paz.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    interesante…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.