Tres vehículos de la década de 1970 que llevan décadas a la intemperie

Los trenes experimentales de Colorado: vestigios de una tecnología que fracasó

La ciudad de Pueblo, en Colorado (EEUU), debe gran parte de su desarrollo a los ferrocarriles. Allí se probaron algunos muy avanzados para su época.

La bellísima estación fantasma del Metro de Nueva York que fue diseñada por un español
La curiosa historia de un furgón ferroviario abandonado en medio de un bosque

En una zona industria de esa ciudad se pueden ver tres de esos trenes experimentales, que llevan años situados en un lugar más bien anodino, esperando poder ocupar un sitio más digno en el Pueblo Railway Museum. El explorador urbano Bob Thissen ha podido verlos y entrar en ellos, y los ha mostrado en un vídeo publicado hace unos días en su siempre interesante canal de Youtube Exploring the Unbeaten Path:

Podéis ver a continuación algunas capturas del vídeo. Quizá el más impresionante de esos trenes experimentales es este prototipo del aerotrén Rohr Tracked Air-Cushion Vehicle (TACV), un tren eléctrico diseñado para circular por un monorraíl sobre un colchón de aire. Fue probado en Pueblo, y tras el fracaso del invento, la compañía fabricante lo donó a la ciudad en 1977 con la condición de exhibirlo en un museo. Fue llevado al Pueblo Aircraft Museum, y en 2008 fue donado al Pueblo Railway Museum, permaneciendo siempre al aire libre. En total lleva 45 años a la intemperie:

Tristemente, el interior del TACV se ha ido deteriorando por el paso del tiempo y por la falta de un lugar adecuado para su exhibición:

Otro de los trenes experimentales expuestos en Pueblo es el aerotrén Linear Induction Motor Research Vehicle (LIMRV), un vehículos sobre ruedas diseñado para circular sobre vías convencionales, impulsado por dos motores a reacción Pratt & Whitney J52, consiguiendo el 14 de agosto de 1974 un récord mundial de velocidad sobre raíles de 411,5 km/h. Como se puede ver, tiene un estado lamentable de conservación.

Finalmente, en Pueblo también se puede ver el Grumman Tracked Levitated Research Vehicle (TLRV), de 1970. Un tren con aspecto de nave espacial. Como sus otros dos compañeros de intemperie, era una tecnología muy avanzada para su tiempo y fracasó debido a sus altos costes y a que no era práctico:

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    interesante...

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.