Cuando los comunistas se hicieron con el poder, Rusia era ya una república

El 'Octubre Rojo' de 1917: un golpe de Estado contra una democracia, no contra el zarismo

Hoy se cumplen 105 años del golpe de Estado que dio lugar a la primera dictadura comunista, establecida en Rusia bajo el mandato del tirano Vladimir Lenin.

Lenin: números, datos e imágenes de los crímenes del primer dictador comunista
Las dictaduras comunistas establecidas en el mundo desde 1917 hasta el presente

Existe una confusión muy habitual sobre ese golpe de Estado, habitualmente conocido como "Revolución Bolchevique" y "Octubre Rojo". Esa confusión ha sido inspirada, a menudo, por los propios comunistas, y se basa en la creencia de que el golpe de Estado bolchevique del 7 de noviembre de 1917 (25 de octubre, en el calendario juliano que se utilizaba por entonces en Rusia) fue contra el zarismo. Los hechos históricos desmienten rotundamente esa idea.

El zarismo fue derrocado por la Revolución Rusa en marzo de 1917

Esa confusión es muy común porque, por así decirlo, en Rusia hubo dos revoluciones distintas en 1917. Fue la Revolución Rusa del 8 de marzo de 1917 la que derrocó al zar Nicolás II, que abdicó una semana más tarde, el 15 de marzo. Se estableció entonces un gobierno provisional en Rusia, encabezado por Aleksandr Kerenski, miembro del Partido Social-Revolucionario (una formación socialdemócrata) e integrado en su mayor parte por liberales. Recordemos que Rusia estaba entonces en guerra con Alemania y el Imperio Austrohúngaro. El gobierno provional continuó la guerra, a pesar de las dificultades que eso suponía con la gran inestabilidad política que había en el país.

El gobierno de la República Rusa convocó elecciones para el 25 de noviembre de 2017

Por iniciativa de ese gobierno provisional, el 1 de septiembre de 1917 se proclamó la República Rusa, poniendo fin a 370 años de zarismo. La nueva república afrontó numerosos retos. El antiguo territorio del Imperio Ruso estaba en descomposición, con polacos, finlandeses, ucranianos, lituanos, letones y estonios poniendo las bases para su independencia, ycon los bolcheviques controlando parte del territorio ruso. El 9 de septiembre de 1917, el gobierno provisional sufrió un primer golpe de Estado, encabezado por el general Lavr Kornilov y apoyado por fuerzas de derechas. Este primer golpe fracasó, pero sirvió para debilitar al gobierno de Kerenski y dar más fuerza a los bolcheviques, la facción comunista y más radical del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (POSDR). Una facción encabezada por Lenin.

Los bolcheviques tomaron el poder por la fuerza el 7 de noviembre de 2017

Ya antes del golpe de Kornilov, el gobierno provisional había convocado unas elecciones a la Asamblea Constituyente Rusa, en las que debería ser elegido el nuevo gobierno. Las elecciones fueron fijadas para el 25 de noviembre. Sin embargo, en la noche del 7 de noviembre de 1917, los bolcheviques, encabezados por Lenin, dieron un golpe de Estado, deteniendo a los miembros del gobierno provisional (si bien Kerenski logró eludir su captura). Nada más tomar el poder, lo primero que hicieron los bolcheviques fue aprobar una ley de censura de prensa, con el fin de silenciar a sus rivales. El golpe de Estado bolchevique provocó el inicio de una guerra civil en Rusia.

Los bolcheviques perdieron las elecciones a pesar de su campaña represiva

A pesar del golpe, los bolcheviques mantuvieron la convocatoria de elecciones del 25 de noviembre, tal vez con la esperanza de que las ganarían gracias a la ola represiva que habían puesto en marcha. Pero no fue así. Las elecciones dieron una rotunda victoria a los social-revolucinarios, con un 41% de los votos, obteniendo los bolcheviques un 23,5%. Indiferentes al resultado, los bolcheviques se mantuvieron en el poder y continuaron con su campaña represiva, ilegalizando al Partido Democrático Constitucional, que había obtenido buenos resultado en Moscú y Petrogrado. Rusia había dejado de ser una democracia.

Lenin disolvió la Asamblea Constituyente tras su primera reunión

La más clara prueba del inicio de la dictadura de Lenin llegó en diciembre, cuando el gobierno bolchevique fundó su brutal policía política: la Cheka, que se hizo famosa por recurrir a los más salvajes métodos de tortura. Empezó entonces el llamado terror rojo, una dictadura comunista en la que durante seis años fueron asesinadas más de un millón de personas por motivos políticos. La Asamblea Constituyente elegida en las elecciones del 25 de noviembre de 1917 sólo llegó a reunirse una vez, el 5 de enero de 1918. En una confirmación de la clase de régimen que se había instaurado en Rusia, el 19 de enero de 1918 el gobierno de Lenin disolvió la Asamblea Constituyente.

Los comunistas siguen celebrando aquel golpe de Estado antidemocrático

A día de hoy, y a pesar de los hechos que acabamos de repasar, los comunistas siguen celebrando aquel golpe de Estado antidemocrático, confundiéndolo con el derrocamiento del zar y presentándolo cínicamente como una liberación. Así lo hizo el comunista Alberto Garzón, hoy ministro del gobierno de España, en 2017, afirmando que el 7 de noviembre de 1917, el día que tuvo lugar ese golpe, "el sol salió por el Este animando a la clase trabajadora de todo el mundo a liberarse de sus cadenas". Una forma desvergonzada de referirse a la instauración de una brutal dictadura que perpetró un genocidio.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    esto no fue una libewracion…

    en realidad fue el inicio de una larga dictadura Comunista que perduro hasta los años 90…de este golpe se levanto el primer gobierno totalitario de corte Comunista del Mundo…

    y estos Comunistas Rusos quisieron «exportar» su ideologia a Polonia (milagro de Varsovia) a Mongolia Exterior,despues a España (Gobierno Republicano) asi como a China Comunista como sus primeros experimentos en el exterior…

  2. Teros

    Mucha lucha queda para que esto se ve como lo que es, una dictadura y no como algo bueno y democrático.

  3. FaramirGL

    El poder, el control absoluto, es el único y verdadero objetivo del socialismo, especialmente de sus versiones más radicales, comunistas, nacional-socialistas y feministas.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.