Un peligroso argumento que mañana se podría volver contra tu propio país

Ucrania, Israel y el riesgo de justificar un ataque a un país porque no es perfecto

Después de la Segunda Guerra Mundial, al conocerse las atrocidades cometidas por el nazismo, muchos se preguntaron cómo fue posible eso.

Israel y Ucrania, dos naciones atacadas por terroristas mientras Occidente sigue dormido
El patriotismo y la invasión rusa: ¿pides a Ucrania lo que no aceptarías para tu país?

Esa misma pregunta podríamos plantearla sobre las atrocidades cometidas por las dictaduras comunistas. Dejando a un lado las cifras de muertos provocadas por nazis y comunistas, hay un denominador común en ambas ideologías totalitarias que desafía la comprensión de muchos: ¿cómo pudo surgir tanta maldad?

Me gusta mucho la historia, y repasar los crímenes cometidos por nazis y comunistas es encontrarse con el mal en su máxima expresión. Si ya es triste que haya ocurrido algo así, lo alarmante es ver que la historia se repite. Desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania, las tropas rusas han cometido unas horrendas atrocidades contra el pueblo ucraniano que recuerdan terriblemente a los episodios más oscuros del siglo pasado. Lo mismo podemos decir de las atrocidades cometidas por los terroristas de Hamás en su ataque contra Israel del 7 de octubre de 2023, con hombres, mujeres y niños quemados vivos, mujeres violadas por decenas de terroristas y una larga lista de crímenes.

Para quienes creemos que la historia debe servir para evitar que se repitan los errores del pasado, estos hechos resultan desalentadores. Pero más pasmoso resulta ver, escuchar y leer a algunas personas que justifican o disculpan esos crímenes criticando a los países agredidos. Según ellas, Ucrania e Israel no son santos ni perfectos por esto o por lo otro. Es un infame intento de equiparar a agresores y agredidos, a asesinos y víctimas, a los invasores y a quienes defieden a su país de una invasión.

No me extraña escuchar justificaciones como ésas en la extrema izquierda. Al fin y al cabo, es una parte del mapa político donde no existe ni el más leve atisbo de moral, donde el fin justifica cualquier medio. Es mucho más difícil comprender a quienes dicen defender nobles principios (el Cristianismo, el patriotismo, la dignidad humana, la libertad o la tradición) y al mismo tiempo centran sus reproches en los agredidos, como si mereciesen sufrir todas esas atrocidades porque su país, por lo visto, no es perfecto por los motivos que sean.

Dejando a un lado que moralmente es repudiable equiparar a agresores y agredidos, quienes hacen esas justificaciones se ponen en riesgo a sí mismos y a sus países. Yo soy español y amo profundamente a mi país, pero nunca se me ocurriría justificar una agresión a otro país con un argumento así porque mi país no es perfecto ni por asomo. Si justificas que Ucrania e Israel sean agredidos porque no son perfectos, ¿con qué derecho te indignarías si tu país fuese el agredido? Nadie vive en un país perfecto, por lo que según esa forma de pensar, todo el mundo se merecería una invasión extranjera, teniendo en cuenta que en los dos casos citados, los agresores son peores que los agredidos.

A quienes justifican de esa forma la invasión de Ucrania, por ejemplo, les animo a plantearse una pregunta: ¿cuánto tardarían muchos prorrusos en justificar un ataque contra España porque es un país de la OTAN? O porque es un país capitalista, porque hay un gobierno socialista o porque aquí el aborto está legalizado (igual que en Rusia), o por cualquier otro motivo. Cada uno elegiría el motivo (real o falso) que prefiera para justificar algo así, igual que hacen con Ucrania e Israel.

Lo absurdo de esa forma de pensar es que, con sus argumentos, lo que están haciendo es dar munición ideológica para que otros justifiquen un ataque a su país. Y no sólo un ataque, sino también que unos criminales puedan venir a España y hacer cosas tan horrendas como las que Rusia y Hamás han hecho en las agresiones contra sus vecinos. Obviamente, dirán que ellos nunca justificarían algo así contra su propio país: ¿y por qué lo justifican contra otros?

---

Imagen: MrDm / Freepix.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    yo veo claramente….

    que las guerras de Rusia contra Ucrania y de Hamas contra Israel estan enmarcadas en la causa contra Occidente y eso para mi es injustificable y es una evidente e inecesaria agresion contra otro pais a menos que el pais agresor se justifique con razones ideologicas y expansionistas propias….

    y este argumento yo tampoco lo podria justificar porque los agresores siempre se justificaran a si mismos y siempre tendran la razon a su modo de ver las cosas…asi tengan que acabar al mundo entero por sus razones y motivaciones propias….asi lo hicieron los Nazis y despues los Comuistas….ahora lo hacen los Putinistas y los Yihadistas…..

    lo peor es que los simpatizantes y fanes de estos grupos justifican lo injustificable y lo criminal de estos agresores…hasta el dia que ellos y sus paises sean invadidos por esos mismos agresores que tanto alabaron y justificaron antes….a menos que esos fanes y simpatizantes acaben siendo colaboracionistas con los agresores que los hayan invadido….

    y eso es criminal e injustificable….

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.