La Junta de Andalucía quiere arrebatar la Catedral a su legítima propietaria

Córdoba: prohíben ceremonias judías en la Sinagoga y ahora quieren robar la Catedral

La Junta de Andalucía está estudiando cómo arrebatarle la Catedral de Córdoba a la Iglesia Católica, su legítima propietaria desde hace siglos. Estamos ante un intento de robo en toda regla, como apunta Luis Fernando Pérez Bustamante. El fin que persigue el PSOE con esta nueva campaña cristianófoba podemos imaginarlo viendo el trato despótico y contrario a los derechos humanos que también han sufrido los judíos en la antigua Sinagoga cordobesa.

Firma: No a la expropiación de la Catedral de Córdoba
Quieren robarnos la Catedral de Córdoba / Luis Fernando Pérez Bustamente
Diez cosas que usted debería conocer sobre las inmatriculaciones / Navarra Confidencial

La Junta niega el uso de la Sinagoga de Córdoba para ceremonias judías

Pues parece surrealista, pero es lo que está ocurriendo. El PP pidió que este histórico templo judío pueda ser usado para lo que se construyó, es decir, para oficiar bodas y otras ceremonias religiosas judías. Demostrando el mismo desprecio que manifiesta hacia la libertad religiosa de los cristianos, el PSOE negó a los judíos el derecho al culto en su propio templo alegando que “no debe usarse como reclamo turístico”, diciendo que la función social de la Sinagoga “debe ser la de su uso adecuado por la colectividad, no por los ciudadanos en particular”.

La ‘función social’: los políticos pueden suspender tus derechos a su antojo

El cínico rechazo del PSOE al libre ejercicio de un derecho humano como es la libertad de culto en ese templo judío demuestra qué es lo que pretende con su intención de robar la Catedral cordobesa, pero también deja al descubierto uno de los trucos jurídicos introducidos en 1978 en la Constitución Española: la mal llamada “función social” de la propiedad, que se desarrolla en su Artículo 33. El punto 3 de dicho Artículo afirma: “Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés social, mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con lo dispuesto por las leyes.”

¿Quién decide qué es de utilidad pública y de interés social? Pues los políticos, lo que en la práctica deja en suspenso el derecho a la propiedad cuando se les antoje. Lo de hacer estudios jurídicos para justificar estos robos a manos del Estado no es más que una formalidad para hacerlos menos escandalosos a los ojos de la opinión pública, pero al fin y al cabo, este truco de los políticos para arrebatar sus bienes a los demás deja la seguridad jurídica de la propiedad en España a la altura de la Venezuela de Nicolás Maduro. Porque, no le quepa la menor duda a nadie, si la propietaria durante siglos de una Catedral puede ser víctima de un robo a manos del Estado, ¿qué le impide a la Junta de Andalucía hacer lo mismo con cualquier ciudadano de a pie que sea propietario de su casa desde sólo 20 o 30 años atrás?

Un peldaño más en la ofensiva anticatólica de la izquierda en España

Por supuesto, estas consideraciones le traen sin cuidado a la izquierda cristianófoba. En sus filas hay fanáticos que no dudan en reclamar la violación de los derechos de ciertos ciudadanos apelando a que son católicos (y lo hacen los mismos que luego apelan cínicamente a la “no discriminación” para cercenar derechos fundamentales). Esto ya no sólo se limita a la posibilidad de arrebatarle a la Iglesia sus propiedades, sino también a negar a los padres el derecho a decidir la formación religiosa y moral que desean para sus hijos, negar a los católicos en general el derecho a expresar públicamente sus creencias e incluso negar que colegios, ONGs, hospitales, comedores para necesitados y otras iniciativas sociales católicas (que son la amplia mayoría de las que hay en España, y que ayudan a millones de personas) puedan optar a ayudas públicas en pie de igualdad con las demás iniciativas sociales. Y es que el intento de robo de la Catedral de Córdoba es un peldaño más en la ofensiva de la izquierda laicista contra las libertades y los derechos de los católicos, una ofensiva en la que a la izquierda le importa un rábano amenazar con poner fin a esas obras sociales católicas, igual que tampoco le importó empujar al paro a buena parte de los cinco millones de españoles que hoy reciben la ayuda de Cáritas y de las parroquias. De hecho, esa ofensiva laicista se viene plasmando también en ataques a templos -a esos sitios a los que encuentran ayuda los necesitados- e incluso en incitaciones a la violencia tan descaradas como amenazas de quemar a la Conferencia Episcopal y a todos los católicos sin que el PSOE ni Izquierda Unida -que van de la mano en Andalucía- las hayan condenado.

(Foto: Alonso de Mendoza / Wikimedia)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Hace un par de días comentaba que es demasiado sospechoso que los políticos aplaudan tiranías de forma descarada y la gente les siga votando y ese razonamiento viene a cuento de esto.

    Porque o una de dos, los votantes de izquierda se sienten identificados con la dictadura del proletariado, con todo lo que significa y eso incluye las expropiaciones o no se enteran de nada y lo que tenemos es una colección de votantes tontos del final de la espalda. Y eso es mucho peor.

    De todas formas por muy ilusa que pueda ser Dª Susana (la del ratón, que dicen las malas lenguas) no creo que cometa la estupidez de expropiar a la Iglesia. Porque eso sería una estupidez con repercusiones internacionales que dejaría a la izquierda con el antifonario al aire.

    Creo que se trata de una maniobra para satisfacer a sus votantes y eso es grave en cuanto los votantes consideran que hay personas de varias categorías, algo así como en la India, donde a los dalitas o parias, se les puede hacer de todo de forma impune.

    Pero hay otra razón tal vez más importante y es que la casta marca los tiempos y ahora toca gastar energías en defender la catedral y si no entras al trapo entonces a los católicos no les importa la catedral.

    Hay que buscar algo que obligue a la casta a gastar energías defendiendose o cada vez nos amargarán más la vida.

  2. Jandro

    Creo que pacococo se equivoca, deliberada o inconscientemente: el PSOE expropiaría a la Iglesia de lo que les diera la gana y apelarían a su cuadrilla europea comiéndoles el coco para apoyarles. El PSOE puede hacer lo que se le antoje y sin consecuencias, pues dispone de los medios de comunicación como eficientes lobotomizadores de la opinión pública, como se está pudiendo observar con el aborto.

  3. Hace un rato HazteOir.org ha publicado una alerta para rechazar el robo de la Catedral de Córdona, ya la he enlazado en esta entrada. Os animo a firmarla:

    http://hazteoir.org/alerta/56781-no-expropiacion-catedral-cordoba

  4. Nestor

    Lo que aquí no se comenta es que la mezquita/catedral no pertenecía al obispado de córdoba. Mediante la reforma de la ley hypotecaria en 1998 se le dió a la iglesia la posibilidad de registrar como suyas propiedades y lugares de culto que no estuvieran registradas.Uno de estos casos es el de la mezquita/catedral de córdoba. El registro se produjo el 2 de marzo de 2006. Al parecer ha pasado inadvertido porque la iglesia esta exenta de hacer público este tipo de adquisiciones mediante edicto.
    De modo que en este caso concreto lo que la junta de Andalucía esta tratando de hacer es de evitar que el obispado de Córdoba se quede con la catedral, cosa que pasará de forma definitiva en escasos meses que son los que tienen de plazo para presentar recurso.

    Por último y antes de que alguien me tache de comunista o laicista radical..etc Quiero exponer que soy católico prácticante(lo he sido toda la vida) pero que a parte de eso me gusta hacer análisis crítico de las cosas que recibo y que leo pues no creo que el mundo se divida sencillamente en el grupo de los buenos y el de los malos, siendo por supuesto nosotros los buenos y el resto los malos. Creo que uno debe tener cuidado con las ideas preconcebidas y no firmar todo lo que llega al correo electronico.

    Gracias por la atención,
    un abrazo

  5. Que no, Néstor, que las inmatriculaciones no son cosa reciente -vienen del siglo XIX- y que si el Arzobispado de Córdoba ha registrado esa Catedral es simple y llanamente porque es propiedad de la Iglesia desde antes incluso de que existiese España tal y como la conocemos. No es una “adquisición”, como tú dices, sino el registro de una propiedad. Y si lo que pretendes “evitar que el obispado de Córdoba se quede con la catedral”, lo que pretendes entonces es arrebatársela a su legítima dueña, que es la Iglesia Católica (el arzobispado no es más que su representación en Córdoba). Menudo católico practicante más curioso que estás hecho, si pretendes quitarle a la Iglesia algo que es de su propiedad desde la Edad Media…

    Por cierto, sobre el tema de las inmatriculaciones, recomiendo leer este artículo que enlazo en la entrada:

    http://www.navarraconfidencial.com/2012/04/26/diez-cosas-que-usted-deberia-conocer-sobre-las-inmatriculaciones/

  6. pacococo

    Jandro

    Todo se puede hacer, sólo hay que estar dispuesto a pagar el precio.

    El psoe puede expropiar a cualquiera, pero eso llevaría unos pleitos larguísimos y un desgaste mediatico enorme incluso a nivel internacional, sin contar la cantidad de votos que perdería, porque, aunque parezca mentira, hay un montón de católicos que votan al psoe. Con que una parte deje de hacerlo, ya es mucho daño.

    En política nada sucede por casualidad y todo sucede a cambio de algo. ¿Qué pretende el psoe de la jerarquía? Pues no lo sabemos. Tal vez ni siquiera pretenda nada y se trate de una maniobra de tensión social, como he dicho antes. Que gastemos enegías en defender algo que no tienen intención de atacar.

    Hoy por hoy meterse con la Iglesia cuesta caro, mañana no sabemos. No creo que ningún partido pueda asumir ese coste.

  7. Oscar84

    Sólo tengo que ponerle un pero al artículo de http://www.navarraconfidencial.com: la inscripción en el Registro de la Propiedad de «templos destinados al culto católico» estaba expresamente prohibida en el artículo 5 del Reglamento Hipotecario aprobado por Decreto de 14 de febrero de 1947. Dicha prohibición se mantuvo hasta la reforma de 1998.

    http://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1947-3843

  8. Alfonso

    Elentir, no me extraña la prohibición del culto mosaico en la sinagoga, el antisemitismo y el anticatólicismo suelen ir de la mano desde Voltaire, al fin y al cabo Jesús fue el judio más famoso de la historia.

  9. Pepe

    Como cordobés puedo comentar lo siguiente:
    1) Todo este asunto está perfectamente organizado. La inmatriculación fue un hecho conocido cuando se produjo, pero es ahora cuando los talibanes laicistas han decidido organizarse para perpetrar este robo.
    2) La organización no sólo abarca a los analfabetos/tontos útiles firmantes del manifiesto, sino que también están implicados partidos (el bipartito) y, al menos los dos diarios locales de la ciudad, que no han parado de sacar titulares incendiarios, sin contar con los anticlericales habituales (Gala, Tamayo, etc) y el sector laicista de la facultad de Derecho-LADE (bastante fuerte porque su sección de empresariales/LADE no le llega a la altura del zapato a la de ETEA, perteneciente a la Compañía de Jesús).
    3) Este ataque es uno más de los que se vienen produciendo periódicamenete para robar la catedral. Cuando yo era pequeño este monumento se conoció siempre como la catedral, hasta que los partidos integristas laicistas empezaron a llamarla primero mezquita catedral y luego mezquita. Y hoy en día, hasta el PP la llama mezquita (esta misma semana nuestro alcalde, sin ir más lejos). Luego empezaron con que debía dejarse a los musulmanes rezar allí, y posteriormente empezó a esparcirse mierda diciendo que el cabildo se forraba con la venta de entradas (como si el mantenimiento del monumento fuese gratuito). Y ahora directamente se ataca a la misma propiedad, como si al día siguiente de la toma de Córdoba, Fernando III no hubiese devuelto la antigua basílica de San Vicente Mártir a la diócesis de Córdoba.

  10. Luna

    Increíble el argumento de que “la mezquita (o catedral católica, según se mire) no tiene aportación de la Iglesia Católica”… No, ¡qué va! Parte de sus piedras provienen de templos católicos que desmontaron los moros -de ahí el arco de herradura de estilo visigótico, que da especial dinamismo a esta arquitectura ecléctica-. Tiene un campanario y una catedral barroca dentro, ¿Lo construyeron los moros? Pues claro que no.
    Ya me explicará la Junta de Andalucía cuál es el uso público de la sinagoga o de la catedral. Yo sólo he visto que en este plan se hicieran visitas turísticas, mediantibus cuartibus y tengo esto como reclamo turístico puro y duro.
    Entiendo que las sedes de los sindicatos tendrían un considerable uso público y habrían de explicarme por qué razón no se habla de DESAMORTIZARLES a ellos.

  11. yomismo

    “Porque o una de dos, los votantes de izquierda se sienten identificados con la dictadura del proletariado, con todo lo que significa y eso incluye las expropiaciones o no se enteran de nada y lo que tenemos es una colección de votantes tontos del final de la espalda. Y eso es mucho peor.”

    Pues viendo como el españolito de a pie se deja engañar una y otra vez por los mismos políticos (¿cuántas legislaturas hay que darle a un presidente antes de darnos cuenta de que no sabe/no quiere hacer lo que ha prometido en campaña electoral?) yo diría que es la 2ª opción (votantes tontos del final de la espalda), pero ¡ojo!, no sólo en la izquierda.

  12. palete

    Pues hay gente sobretodo en los pueblos que tienen en propiedad casas desde antes que se inventara el Registro de la Propiedad y que siguen sin estar registradas porque no es obligatorio, sólo consta que se pagan impuestos por ellas. Según la izquierdona, ahora resulta de que no son sus propietarios porque la propiedad pertenece al pueblo o al Estado.Que demuestren con documentos que el propietario es el Estado.¿y qué pasa con los okupas entonces?
    ¿Quién es el que paga la luz,el agua y la limpieza de la Catedral de Córdoba?, pues quien esté pagando, ese es el propietario.Y si no lo es, anda que no tiene que pagar la Junta todas esas facturas atrasadas.
    ¿Quién ha construído las bóvedas góticas de la Catedral de Córdoba y las decenas de capillas barrocas, renacentistas,mudéjares y neoclásicas?¿El Estado, o la Iglesia y sus feligreses?¿Quiere la Junta la Propiedad?Que pague lo que vale pero cuando el obispo lo ponga en venta.¿Y QUIÉN SE REALMENTE EL PROPIETARIO DEL PALACIO DE SAN TELMO? A mí me gustaría saberlo.Porque a mí me suena que es una cesión del Arzobispo de Sevilla¿pero de verdad ha habido compraventa del palacio de San Telmo?quiero saberlo.

  13. Oscar84

    He seguido investigando, y la inscripción de templos destinados al culto católico también estaba prohibida en el Reglamento provisional de 1915, artículo 12, vigente hasta la aprobación del Reglamento de 1947.

    http://www.boe.es/datos/pdfs/BOE/1915/226/R00449-00555.pdf

  14. Sería porque entonces su propiedad no estaba discutida por nadie con dos dedos de frente. Ahora vemos que sí, por gente sin ningún sentido común (o sin ninguna vergüenza, según como se mire).

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.